Publicado en Mundoclasico.com (ISSN 1886-0605) el 16/02/2012

Luisa Fernanda 'High-Tech'

Por Pedro Coco
Sevilla, 07/02/2012. Teatro de la Maestranza. Federico Moreno Torroba: Luisa Fernada. Comedia lírica en tres actos con libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde. Luis OImos, dirección escénica. Juan Pedro de Gaspar, escenografía. Pedro Moreno, vestuario. Fernando Ayuste, iluminación. Producción del Teatro de la Zarzuela. Elenco: Ana Ibarra (Luisa Fernanda), Juan Jesús Rodríguez (Vidal Hernando), José Bros (Javier Moreno), Maria Rey-Joly (Duquesa Carolina), Amelia Font (Mariana), Lucía Escribano (Rosita), Julián Ortega (Aníbal), Xavier Ribera-Vall (Luis Nogales), Jesús Aladrén (Don Florito), Ismael Fritschi (Bizco Porras). Coro de la A. A. del Teatro de la Maestranza. Orquesta Sinfónica de Sevilla. Director: Cristóbal Soler.

De nuevo, y como es ya tradición desde el Teatro de la Zarzuela, llega cada año una muestra de nuestro género lírico al Maestranza, esta vez con uno de los títulos más famosos y apreciados por el público: Luisa Fernanda. Si mal no recuerda quien esto firma, en los ya veinte años de historia de este teatro no se había escuchado completa esta partitura, aunque sí hayamos disfrutado frecuentemente de algunos de sus números en recitales o conciertos, por lo que era de esperar que la taquilla sufriera una enorme demanda, y todos los días se esperara el lleno absoluto.

La producción del coliseo madrileño resultaba atractiva sobre el papel, pues intenta actualizar el concepto de sucesión de telones pintados, convirtiéndolos esta vez en paneles multimedia de última tecnología. Sin embargo, la materialización de la idea no convenció demasiado, pues con querer retomar bocetos, pensamos, de la época del estreno, se desaprovechó el rendimiento que estos paneles podrían ofrecer desde el punto de vista de la originalidad o espectacularidad. Tampoco fue muy sugerente el movimiento de actores, y así fue el vestuario, cuidado y vistoso, lo mejor de la puesta en escena.

© 2012 by Teatro de la Maestranza

Cantantes que en su mayoría conocían el montaje por haberlo interpretado en su estreno madrileño, llegaron a Sevilla con un rodaje que favoreció mucho la función. Ana Ibarra, que encarnaba a la protagonista, conserva algunos destellos de aquel instrumento sensual y cálido de los primeros años de este siglo, pero la técnica no del todo pulida le ha acarreado problemas en los extremos, perdiendo éstos homogeneidad y belleza. Mucho mejor en la parte actoral, declamando con autoridad y moviéndose segura por las tablas. A su lado, un José Bros en espléndida forma, demostrando que conoce bien el papel de Javier Moreno y llenándolo de matices. Con su elegancia de costumbre convenció por arrojo en la romanza de entrada, plegando su voz deliciosamente en el dúo del último acto. Juan Jesús Rodríguez, imponente barítono conocido también en este teatro desde los inicios de su carrera, se enfrentaba de nuevo con Vidal Hernando. Recibió merecidamente la mayor ovación al final de la velada, pues con honestidad y unos medios que van mejorando cada temporada, se entregó desde el comienzo. Mucho menos interesante resultó la Duquesa Carolina de Maria Rey-Joly, sustituyendo en el primer reparto a la esperada Yolanda Auyanet. La voz es atractiva para estos cometidos, y tiene presencia en escena, pero los problemas de proyección le impidieron atravesar el foso.

© 2012 by Teatro de la Maestranza

Por último, Cristóbal Soler no sacó quizás todo el partido que hubiésemos deseado de la Orquesta Sinfónica de Sevilla, que sin embargo se implicó como de costumbre, al igual que un coro que explotó con creces sus momentos de lucimiento.

Para próximas temporadas se estudia quizás la producción propia en este campo desde la dirección artística del Teatro de la Maestranza, lo que, si los números salen, podría resultar interesante.