Publicado en Mundoclasico.com (ISSN 1886-0605) el 28/02/2012

Estreno de un requiem de Auerbach en Dresde

Por Redacción

El pasado 11 de febrero, bajo la dirección de Vladimir Jurowski, se estrenó en la Frauenkirche de Dresde un Requiem de Lera Auerbach titulado Dresden: Ode to Peace, para conmemorar el bombardeo que sufrió la ciudad de Dresde el 13 de febrero de 1945 y que destruyó gran parte de la ciudad, incluyendo gran cantidad de edificios barrocos, obras de arte, libros antiguos, documentos, y otros tesoros artísticos.

Rudolf Kempe estableció ya en 1951 la tradición de conmemorar este bombardeo con un concierto. Este año, en vez de recurrir a alguno de los grandes requiems de la música clásica, se optó por encargarle a Auerbach, que este año es la compositora en residencia de la Dresden Staatskapelle, que escribiera una obra nueva para la ocasión.

A juzgar por el Russian Requiem de Auerbach que se estrenó en 2008 en la Semana de Música Religiosa de Cuenca, creo que este Dresden: Ode to Peace puede ser uno de los grandes estrenos de este año 2012. Auerbach es una espléndida compositora y una destacada poeta que ha recibido también premios interesantes en esta faceta, y está especialmente dotada para la composición de una música que busca llegar al interior espiritual -independientemente de cuestiones religiosas- de cada persona. Auerbach ha declarado en alguna ocasión que el tema de la muerte le interesa desde su infancia y que en concreto "el Requiem es la más honesta de las formas musicales, cuando el artista se enfrenta con el abismo"

En concreto este Dresden: Ode to Peace está dedicado a todas las víctimas de los movimientos nacionalistas en todo el mundo. Así por ejemplo el Kyrie de la obra mezcla catorce idiomas distintos y el Amen final incorpora textos del budismo, islamismo, hinduismo, judaísmo y cristianismo "buscando un camino para que estas cinco religiones coexistan armoniosamente".