Argentina

Mundoclasico.com » Criticas » Argentina

'La Carrera del Libertino' en el Teatro Colón de Buenos Aires

Buenos Aires, 22/07/2001. Teatro Colón. Igor Stravinski: La Carrera del Libertino, Ópera en 3 actos. Con Ricardo Yost, Deborah York, Paul Groves, Samuel Ramey, Alejandra Malvino, Victoria Livengood, Eduardo Ayas y Carlos Esquivel. Régie de Alfredo Arias. Escenografía y vestuario de Graciela Galán. Iluminación: Jacques Rouveyrollis. Coreografía: Alejandro Cervera. Orquesta y Coro Estables del Teatro Colón. Director del Coro: Vittorio Sicuri. Director de Orquesta: Stefan Lano.
imagen "La carrera del libertino es enfáticamente una ópera, una ópera con arias, recitativos, coros y concertantes. Su estructura musical, la concepcion del empleo de las formas mencionadas e inclusive, la relación de tonalidades se encuentra en la línea de la tradición clásica".Con estas palabras, Stravinski define claramente su posición con respecto a esta obra que refleja sin duda un punto culminante en su impresionante carrera como compositor.Estrenada en 1951 en el teatro La Fenice de Venecia, por solistas coro y orquesta de la Scala de Milan con la dirección del propio compositor se presenta en Buenos Aires, en el Teatro Colon en 1959 (versión realizada en italiano) con Marcos Cubas, Angel Mattiello, María Altamura, Victor de Narké, Ruzena Horakova, Luisa Bartoletti y Carlos Cossutta. Luego se repone en 1977 en ingles con Gary Glaze, Renato Cesari, Ana María Gonzales, Mario Solomonoff, Sofía Schultz, Tatiana Saltar y Guido De Kehrig.Este año se presenta con un elenco de excepción integrado por Ricardo Yost (Trulove) Deborah York (Anne), Paul Groves (Tom Rakewell), Samuel Ramey (Nick Shadow), Alejandra Malvino (Mother Gosse) Victoria Livengood (Baba la turca) Eduardo Ayas (Sellem) y Carlos Esquivel (El guardian) con Régie de Alfredo Arias y Dirección de Stefan Lano.Con un nivel vocal destacable y un coro excelentemente preparado por Vittorio Sicuri tuvo como elementos sobresalientes a Samuel Ramey que compuso un pesonaje muy logrado y equiparado solo por Eduardo Ayas quien logro un Sellem notable en lo vocal y en lo interpretativo. El resto del elenco cumplió con solvencia sus roles, tanto Paul Groves como Alejandra Malvino, demostraron su alto nivel profesional.La puesta en escena estuvo a cargo de Alfredo Arias y elevo su calidad a partir del momento que elimina la duplicación innecesaria y molesta (genera una distracción permanente) de escenas en el fondo, que además no cumplió con el objetivo explicado en el programa "...una representa el pasado sublimado y el otro, el presente en el hospital psiquiatrico donde Tom va reconstruyendo fantasmagóricamente su memoria..." partiendo de otro concepto bastante cuestinable "....desdoblar los personajes me permitió ademas rescatar matices de actuación que tal vez los cantantes, concentrados y proyectados en la parte musical, no podrían haber representado plenamente."Criterio muy particular dado que los que representaban esta doble acción eran también cantantes (Marcelo Lombardero, Carlos Duarte, María Bugallo, etc. que no estaban mencionados en el programa) y que implica asumir manifiestamente un tema que esta permanentemente en discusión: las cualidades actorales de los cantantes (Vale la pena decir que a este elenco esas cualidades le sobraban).En definitiva, funciones que vale la pena ver y una obra para ser disfrutada por su contenido musical y el alto nivel con que esta presentada.

Este artículo fue publicado el 03/08/2001

Compartir


Bookmark and Share

Referencias:


NOKEYWORDS


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner