Novedades DVD

Mundoclasico.com » DVD » Novedades DVD

Versiones del Lago de los cisnes (1) Bart, ni chicha ni limoná

El lago de los cisnes, ballet en dos actos de Patrice Bart sobre la coreografía y escenografía originales de Marius Petipa y Lev Ivanov. Música de Piotr Ilich Chaicovsqui. Luisa Spinatelli, escenografía y figurines. Maurizio Montobbio, luces. Elenco: Steffi Scherzer, 'Odette/Odile'; Oliver Matz, 'Príncipe Siegfried'; Bettina Thiel, 'Reina'; Torsten Händler, 'Rotbart'; Jens Weber, 'Benno von Sommerstein'. Ballet de la Deutsche Staatsoper de Berlin. Orquesta de la Staatskapelle de Berlin. Daniel Barenboim, director musical. Alexandre Tarta, dirección de vídeo. François Duplat, productor. Coproducción de la Bel Air Media, VTHR, Muzzik y ANF München, 1998, con el mecenazgo del 'Centre National du Cinéma plan d'action 16/9 de l'Union Européenne'. Distribución mundial de Euroarts. Formato de imagen, 16:9. Formato de sonido, PCM estéreo, Dolby Digital 5.1. Códigos regionales, 0. Duración, 150 minutos. ArtHaus DVD PAL KAT. -NR. 100 001
imagen 'Ni chicha ni limonada' es quizá el mejor calificativo para esta versión de El lago de los cisnes, muy correcta técnicamente, bien filmada -algo que siempre se agradece- pero poco interesante. Patrice Bart (París, 1945) se plantea una actualización de la versión clásica de Petipa-Ivanov que aporta muy poco, sobre todo muy poco interesante, al original. Unos pocos detalles originales, la ambientación de las escenas de baile en los años veinte, no bastan para actualizar un clásico, y el riesgo de estropearlo es grande. En este caso ni siquiera pasa eso, simplemente el resultado es un 'ni chicha ni limonada'. Se mantienen los grandes valores del ballet pero sin llegar a fascinar a un público que mayoritariamente conoce muy bien la obra.Este montaje en dos actos y seis escenas, que es prácticamente el de cuatro actos con unos cortes mínimos, es el que se ha representado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid hace poco más de un mes, aunque con otros bailarines (curiosamente Bettina Thiel, que hizo de 'Odette/Odile' en Madrid, es en este DVD la 'Reina'), y sobre todo con otra orquesta.La Staatskapelle de Berlin, aunque no es una orquesta muy dedicada al ballet, hace una versión muy buena de la partitura, y Daniel Barenboim, el director musical, se muestra como un director que en ocasiones acompaña, pero otras muchas se limita a no molestar lo que está pasando en el escenario. No existe el mimo hacia los bailarines que distingue a un gran director de ballet, que no quiere decir necesariamente un gran director, de aquellos que simplemente cumplen, o aun peor estropean un ballet con un tempo que impide a los bailarines su trabajo.Los bailarines protagonistas están en su mayoría formados en Berlín, y casi todos ingresaron en la Deutsche Staatsoper antes de 1981, lo que es su mayor ventaja e inconveniente: tienen una gran experiencia y se integran muy bien, pero al mismo tiempo han bailado ya otros montajes de El lago de los cisnes y tienen menos frescura de la que se podría obtener con unos bailarines más jóvenes. La posición de brazos es a menudo mejorable, en cambio se mueven bien y mantienen perfectamente el equilibrio y la armonía incluso en los pasos más complejos.La escenografía es bastante pobre, sobre todo en las escenas del lago, que no tienen nada más que una iluminación. El director del vídeo, Alexandre Tarta, ha dirigido en los últimos años diversas grabaciones de ballets, entre ellos el Romeo y Julieta de la Opera de Lyon, ya comentado por Mundoclasico.com, y en este caso consigue una versión muy clara donde se combinan bien los planos de modo que se pueda apreciar tanto la visión general como los detalles.El balletLebedinoe osiera es un ballet en cuatro actos sobre un libreto de Vladimir Petrovich Begitchev (1828-1891), principal director artístico del Bolshoi y posiblemente responsable del encargo a Chaicovsqui, y Vasili Fedorovich Geltser (1841-1909), uno de los más famosos bailarines moscovitas, o por lo menos a ellos se lo atribuye Modest Chaicovsqui, porque en realidad el libreto fue publicado anónimamente y ningún documento dice nada al respecto. Algunos sobrinos de Chaicovsqui recuerdan un ballet infantil, corto, que Piotr Ilich compuso para una representación casera, sobre el mismo tema de 'El lago de los cisnes'. Eso indicaría que el libreto es en buena medida del propio Chaicovsqui. En cualquier caso las fuentes literarias y balletísticas de El lago son evidentes: mitología alemana en parte tamizada por Wagner, Giselle, que según Kashkin fue el principal modelo para el ballet, La Fille du Danube de Taglioni y la ópera Le Lac des fées de Auber.La primera producción, estrenada el 4 de marzo de 1877 en el teatro Bolshoi de Moscú, estaba coreografiada por Julius Wenzel Reisinger (Praga 1828-Berlín, 1892; maestro de ballet del Bolshoi entre 1873 y 1878), con decorados de H. Shangin, Karl Valts y H. Gropius, y vestuario de H. Simone y Vormenko. El estreno tuvo lugar en una 'función de beneficio' de Pelagia Mijailovna Karpakova (1845-1920), que bailó el papel de Odette sin recibir unas críticas demasiado favorables, mientras Siegfried fue Victor Stanislav Feliksovich Gillert (1851-1907), quien en 1895 haría en el montaje de San Petersburgo el papel de Wolfgang. En general el ballet pasó sin pena ni gloria, incluso cuando para la cuarta representación del 26 de abril de 1877 se hicieron cambios en la música y la coreografía.La segunda coreografía, que era más bien revisión de la de Reisinger, fue la de Joseph Hansen, que se estrenó el 13 de enero de 1880, nuevamente en una función de 'beneficio', y se revisó a partir de la representación del 28 de octubre de 1882. En esta ocasión la obra tuvo algo más de éxito y se alcanzaron las cuarenta representaciones en el Bolshoi, incluso cuando ya en San Petersburgo se había estrenado la de Petipa e Ivanov.Pero la coreografía definitiva de El lago de los cisnes es la de Lev Ivanov (Moscú 1834; San Petersburgo, 1901), quien en 1894, cuando era el segundo maestro de ballet del teatro Mariinski de San Petersburgo, coreografió el segundo acto para ser interpretado en una matinée de homenaje a Chaicovsqui. Dado el éxito de esta versión Marius Petipa (Marsella, 1818; Crimea, 1910) decidió representar el ballet entero y le encargó a Ivanov los actos 2 y 4, los que transcurren en el lago, mientras Marius Petipa hizo personalmente los actos 1 y 3. Esta versión se estrenó el 27 de enero de 1895, con diseños de M. I. Bocharov y H. Levogt. Pierina Legnani (Milán 1868-1930, prima ballerina del Mariinski entre 1893 y 1901) bailó el papel doble de Odile-Odette, mientras Pavel Gerdt (Volinkino, San Petersburgo, 1844: Finlandia, 1917), a pesar de sus cincuenta años, hizo el de Siegfried.A partir de entonces El lago nunca ha dejado de ser uno de los ballets más representados en todos los teatros del mundo. Los motivos son muy variables, algunos lo atribuyen al romanticismo del argumento, otros a la variedad estilística que significa el doble papel de Odette, romántica y pura, y Odile, seductora y virtuosa, convirtiéndose así en uno de los roles más atrayentes para una bailarina, o acaso a la partitura de Chaicovsqui, una de las más bellas nunca escritas para un ballet.Entre los montajes posteriores, muy abundantes, se puede citar el Gorski en 1901, que fue la base para el que la compañía de Diaghilev llevó en gira en 1911, con decorados y revisión de Fokine, y en una versión en dos actos que sirvió para popularizar el ballet en toda Europa, aunque ya se había estrenado en varios países europeos anteriormente. En 1933, y tras unos quince años sin representarse en San Petersburgo, Vaganova la montó nuevamente en el Kirov. En 1934 el Vic-Wells Ballet hizo la primera representación completa en Europa Occidental con Alicia Markova como 'Odette', en la reposición de 1935 tuvo lugar el debut de Margot Fonteyn en el papel. En 1951 Balanchine hizo una adaptación para el New York City Ballet. En 1953 Bourmeister hizo otra versión para el Kirov restaurando el orden original de la música de Chaicovsqui.Y multitud de montajes más: Cranko, Ashton, Nureyev, Grigorovich, Dowell, Tomasson, Schaufuss, etc. todos ellos manteniendo la coreografía básica de Ivanov-Petipa pero introduciendo cambios, números nuevos, etc. Coreografías realmente novedosas son las de Neumeier, Illusions-Like Swan Lake (Ballet de Hamburgo, 1976) donde Siegfried se convierte en el rey Luis II de Baviera, Eks (Cullberg Ballet, 1987) centrada en la relación edípica del príncipe con su madre, y la de Bourne (Adventures in Motion Pictures, 1995) que se comentará mañana en Mundoclasico.com.

Este artículo fue publicado el 15/04/2002

Más información


dvd/

Compartir


Bookmark and Share