Andalucía

Mundoclasico.com » Criticas » Andalucía

Sucumbiendo ante Beethoven

Córdoba, 26/04/2012. Gran Teatro. Edward Grieg: Suite Holberg. André Jolivet: Concierto para flauta y orquesta. Ludwig van Beethoven: Sinfonía nº3 'Heróica'. Laura Llorca, flauta. Orquesta de Córdoba. Manuel Hernández Silva, director musical. Ocupación: 90%
imagen

Tal vez el presente título llame a engaño si con éste se presupone que la primera parte del programa comentado fue mero trámite. Nada más alejado de la realidad. De entrada, la preciosa y caleidoscópica Suite Hollberg ofrecida por Hernández Silva me pareció elegantísima, con una gran pureza estilística; no en vano, sus cinco movimientos fueron caracterizados musicalmente con nitidez. Especialmente conseguido el ‘andante religioso’ por su color sonoro, expresivo per se.

Laura Llorca destacó certeramente el lirismo del Concierto para flauta de Jolivet, en contraste con la energía que el maestro imprimió al conjunto (excelente la sección de cuerda de la orquesta cordobesa).

Y hablando de energía, si en el anterior concierto comentado en Mundoclasico.com [leer reseña] nos llamaba la atención la calidad del sonido orquestal, en esta ocasión Hernández Silva planteó la sinfonía beethoveniana con una intensidad, ímpetu y tensión musical de gran impacto. A partir de ahí, los distintos movimientos se sucedieron en base a una concepción compacta, sin fisuras. No obstante, destacaremos dos momentos apasionantes: la 'Marcha fúnebre' que, a partir de la sección fugada de la cuerda, devino en una profundidad casi visionaria. Y el 'Finale', poderoso al tiempo que sutil, dando lógica conclusión a toda la construcción sinfónica previa. Era inevitable acabar destrozado ante semejante experiencia musical, a poco que se hubiera seguido con un mínimo de atención.

¿Se podía pedir más?. Aunque no sea objeto de esta reseña, señalaremos que al día siguiente tuvo lugar otro concierto en el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco de Córdoba, en cuya segunda parte se incluía de nuevo la Sinfonía nº3 de Beethoven. Las ideas musicales del día anterior “cuajaron” en esta lectura con más coherencia y homogeneidad en el conjunto: la Orquesta de Córdoba ofreció una mayor pulcritud, lo cual indudablemente hizo aún más justicia esta interesantísima propuesta de Hernández Silva.



Este artículo fue publicado el 15/05/2012

Compartir


Bookmark and Share

Comentarios:


un amigo 16/06/2012 15:54:49
Todos lo que la Orquesta ha alcanzado no es el resultado de la labor de este señor y hay que decirlo de una vez.
El resultado artístico de la Orquesta depende de la entrega de todos sus componentes que cada día dejan los labios y las manos encima de sus instrumentos, aguantando tonterías de descubrimientos de libros raros y de verdades musicales que conoce sólo él.
Además sería interesante que este señor dijera públicamente cuanto se ha llevado calientito y luego que se abra el debate otra vez, a ver cuántos de lo que están aquí le exigirían algo más que 40 estrenos y más sobriedad a la hora de contractar a gente de su país y de su agencia.
Os puedo asegurar que en los últimos años, la Orquesta de Córdoba contribuyó a la subida del PIB de Venezuela


Luis M 20/05/2012 13:19:14
Señor Silva, me alegra verle en este foro. Yo, como el amigo de Córdoba, no pongo en duda la calidad de la orquesta, ni la suya, ni su buenhombría y sinceridad a la hora de programar. Solo quiero apuntar que yo también he echado mucho de menos que el público cordobés tenga la posibilidad de escuchar la buena música que el siglo XX, en su segunda mitad, nos ha dejado. Hay muchas estéticas y tendencias, pero, caray!, ni una se ha asomado por Córdoba. Programar a profesores de la ciudad, o a músicos de la orquesta al final es contraproducente; reafirma al público más conservador con obras retrógradas a más no poder, como las que hemos escuchado en estos años. Alguien le daba en este foro una lista de compositores a las que cabría añadir algunos más. Usted no lo ha negado, lo asume, y se va sin que los músicos y su público [no solo los abonados, no lo olvide, también todos los que desean estar cerca de la creación musical de hoy, los que casi no van a sus conciertos, jóvenes, estudiantes, artistas, etc.] siquiera hayan tenido esa visión de la actualidad, quedando en el pasado casi decimonónico. Y más hoy en día, cuando la institución orquesta está decayendo y nuevos espacios se dan cita para el arte, incluida la música. Es como reafirmar el pasado antes de que se extinga este público conservador que tenemos en Córdoba. Programe Mozart, pero señale el camino hacia hoy, tal como lo hacen tan maravillosamente Rattle, Zagrosek, Abbado, Salonen, Pons, Metzmacher, Rundel, Shimov, y tantos!!!!
Mucho éxito en su futuro.
Luis Martínez de Pisón


Alvaro Suarez Cuajin 19/05/2012 12:29:00
"Córdoba lejana y sola...". Leyendo algunos comentarios aquí expresados llego a la conclusión de siempre. Por una parte, el debate en sí mismo es interesante [quien lo diría hace un tiempo]. De otra, la incapacidad intrínseca de esta ciudad por valorar, especialmente a nivel cultural y no digamos en lo musical, el talento y lo realmente extraordinario, es ya alarmante. Tengo casi la completa seguridad de que esta ciudad y su orquesta hace tiempo que se le quedaron pequeñas al maestro Hernández Silva. Me alegra su marcha porque seguro que será un paso más en su carrera, pero me entristece mucho como cordobés [también en el exilio]. Seré de los que a partir de ahora vaya en ave o el avión para acudir a escuchar sus interpretaciones cuando pueda.
Debates "programáticos" aparte, para muestra un botón: quien esté habituado a escuchar otras orquestas españolas y quien supiera escuchar esta "Heróica" se daría cuenta perfectamente que una lectura así está muy por encima de lo que se ofrece actualmente en nuestro país. Bienvenido sea el maestro Ramos, pero el listón lo tiene altísimo: y ojito con hacer tonterías en las programaciones y volver a los treinta abonados de hace dos décadas con la que está cayendo a nivel de gasto público...


agradecida perez 18/05/2012 21:45:40
¡Qué elegancia, maestro! Vaya usted con Dios y sepa que cuenta con el aprecio de cientos de abonados y miles de espectadores.

M Hernandez Silva 18/05/2012 12:46:02
Hace unos minutos recibí la llamada de un amigo, donde llamaba mi atención a propósito del número de comentarios que había generado este artículo. En primer lugar agradezco a todos el interés que se han tomado al iniciar este debate. Creo que está todo dicho, en todas las direcciones posibles. Yo agregaré que es imposible programar a la carta. Marcho con la satisfacción de haber consolidado una familia de mil abonados, a quienes llevaré en mi corazón. A ellos y a una ciudad que me ha tratado con cariño, donde he recibido la visita de mis seres más queridos y donde, en definitiva, he sido feliz. No entraré, pues, a valorar si lo que dice este o aquel es cierto o no. Me basta con que se digan las cosas, las que sean, con respeto y rigor. Si ustedes, todos, sienten que lo que dicen es así, pues que así sea.

Yo asumo con la misma entrega mi trabajo de director con música de Herbert Willi, Helmut Lachenmann, Haydn o Mozart. Hay sitios donde se puede programar de esta manera o de Aquella, depende de infinitos factores, muchas veces de la plantilla con la que contamos para programar. En los más de veinte años que viví en Viena, puede estar cerca de toda la evolución de la música contemporánea, en torno a la figura del Maestro F. Cerha, en principio-con el cual tuve la oportunidad de trabajar en dos producciones siendo yo un estudiante-hasta el “Wien Modern”. O el “Klang Forum”. Digo esto porque el que conozca a Viena y a su público, entenderá a dónde quiero llegar. En definitiva, estimados amigos, es estupendo tener la oportunidad de expresarnos libremente, pero dependerá siempre de nosotros hacer valer ese derecho fundamental, si lo ejercemos con respeto. Es cierto que cuando somos jóvenes defendemos nuestras ideas con enorme vehemencia, y eso está bien; muy bien incluso, pues se puede ser vehemente sin faltar el respeto. Es derecho absoluto de la juventud equivocarse, pero es deber de los que somos algo más mayores hacerles ver, cuando lo consideramos oportuno, que se equivocan en sus planteamientos, no en sus creencias. La perspectiva consiste en tomar distancia para poder observar mejor. Yo intento hacerlo para mejorar aquello en lo que he errado. Háganlo ustedes también y verán como sus opiniones tendrán mucho más calado y serán tomadas en cuenta con más interés. Muchas gracias por sus comentarios, los he leído muy atentamente y sigan ustedes defendiendo a la “Kunst Musik” a la música “clásica”, desde la perspectiva y época que sea. Al menos que sea esto lo que nos ocupe a todos, con nuestras diferencias o nuestros puntos de encuentro.

Que les vaya muy bien.

Manuel Hernández-Silva.



Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner