Novedades discográficas

Mundoclasico.com » Discos » Novedades discográficas

Sin ningún exotismo

Yundi Li. Vienna Recital. Yundi Li, piano. Domenico Scarlatti, Sonata en mi mayor K. 380 y Sonata en sol mayor K. 13. Wolfgang Amadeus Mozart, Sonata para piano en do mayor K. 330 (300 h). Robert Schumann, Carnaval op. 9. Franz Liszt, Rhapsodie espagnole S 254. Un disco compacto DDD de 71' 30 de duración grabado en el Musikverein de Viena en junio de 2005. Christopher Alder, producción. Grabado y editado por Emil Berliner Studios. Producción de Deutsche Grammophon GmbH, Hamburgo, 2005. DG 00289 477 5571 GH
imagen

En estos últimos años han aparecido muchos pianistas jóvenes e interesantes de origen chino, y en menor medida coreanos, que para muchos son ya el futuro del piano. Algunos críticos, especialmente en los primeros años de esta 'invasión', veían en las interpretaciones de estos nuevos pianistas "falta de tradición", "exceso de técnica", "escasez de sentimiento", etc. acusaciones cada vez más difíciles de mantener, puesto que -a medida que van desarrollando sus carreras- cada vez es más evidente que no son simples técnicos del piano ni la consecuencia de una enseñanza musical rigurosa, sino unos artistas completos. Cada vez es más frecuente hablar de una escuela de piano china, cuya existencia algunos niegan alegando que se trata de pianistas formados finalmente en Europa y especialmente EEUU. Pero tampoco esto se puede mantener, toda vez que algunos, como es el caso de Yundi Li se han formado exclusivamente en China.

Es sin embargo chocante, y a mi por lo menos me hace reflexionar -sin llegar a ninguna conclusión-, el hecho de que a pesar de su formación en un país 'exótico' desde el punto de vista de la tradición del pianismo occidental, cuando se les oye son perfectamente convencionales. Nada en la interpretación de Yundi Li se aleja del canon, un canon que tiene más de estadounidense -con el fuerte componente ruso que hay siempre en la escuela norteamericana- que de alemán o inglés, pero que sobre todo se caracteriza porque es perfectamente aceptable para cualquier tipo de público. De hecho muchos críticos ya empiezan a considerar que han desaparecido las escuelas nacionales en la interpretación musical, no sólo en la pianística, sino en general.

Y supongo que este deseo de demostrar que domina el canon ha sido uno de los motivos para el programa elegido por Yundi Li en su recital vienés, que nuevamente se caracteriza por su convencionalismo: un poco de Scarlatti, Mozart por supuesto, Schumann -el Carnaval completo- como un toque personal que de excéntrico tampoco tiene nada y Liszt para terminar. Hace veinte años, también hubiera incluido algo de Bach, pero ahora ya no está tan de moda. Dirán ustedes que también falta Chopin, pero es que de los tres discos grabados ya por Yundi Li en Deutsche Grammophon, dos son exclusivamente de Chopin.

Se podría analizar también el programa como una declaración de intenciones. Y así incluye obras de los grandes técnicos del piano: un compositor de los de Horowitz, Scarlatti; una de la tarjetas de presentación en Occidente de Lazar Bermann, la Rhapsodie espagnole de Liszt, una obra bastante atípica; otra obra emblemática, en este caso de Michelangeli, el Carnaval de Schumann; mientras la Sonata de Mozart podría corresponder a pianistas muy diversos, y es difícil asociarla con uno concreto.

Si el deseo de presentarse como un técnico del piano es lo que pretende Yundi Li, con este recital realmente lo consigue. Incluso en las dos Sonatas de Scarlatti, lo más flojo, en mi opinión, del disco, llama la atención el control del sonido que tiene Yundi Li. Es sin duda un pianista de primera categoría, con una tecnica que le permite hacer cualquier cosa y en las veintiún piezas del Carnaval lo demuestra. Controla al milímetro el pedal, la dinámica, la pulsación, y es incluso coherente en la concepción de las obras, como demuestra en la Rhapsodie spagnole, una de esas obras de lucimiento de Liszt, que no es fácil tocar sin caer en tópicos, pero Yundi Li lo consigue.

Y sin embargo, la audición de este disco no me ha dejado encandilada, lo he escuchado varias veces para comentarlo y cada vez he tenido que volver a comenzar casi de cero, porque termina el disco y no me acuerdo apenas de lo que acabo de oir. Francamente, cada vez más me veo convertida en una nostálgica del pasado y fuera de mi tiempo. Los pianistas que me siguen atrayendo son gente ya de cierta edad y que incluso en su juventud se salían del canon, caso de Sokolov o incluso de Elisso Virsaladze, a quien he escuchado hoy mismo y nuevamente me ha encantado.



Este artículo fue publicado el 12/12/2005

Compartir


Bookmark and Share

Referencias:


Yundi Li


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner