Entrevistas

Mundoclasico.com » Artículos » Entrevistas

Una referencia para futuros conciertos para violín

imagen

En esta tarde del 22 de marzo, a las 20:00 horas en el Teatro Monumental de Madrid (España), la Orquesta y Coro de Radio Televisión Española y el violinista Miguel Borrego Martín estrenarán la última creación del compositor zaragozano Jesús Torres, su Concierto para violín y orquesta, de unos 20 minutos de duración. El Concierto para violín, que se repetirá el viernes a la misma hora y lugar, irá acompañado de la Sinfonía nº 95 en Do menor de Franz Joseph Haydn y la Sinfonía nº5 en Si bemol mayor, Op.55 de Alexander Glazunov, todo ello dirigido por Kees Bakels.

Tras uno de los últimos ensayos en el Monumental, Mundoclasico.com sostuvo una breve conversación en torno al Concierto para violín de Jesús Torres con su intérprete, Miguel Borrego, cuyas palabras reproducimos a continuación.

Pregunta. ¿Cómo nació el encargo de este Concierto para violín de Jesús Torres y qué papel jugó usted en él?

Respuesta. A Jesús le conozco hace más de quince años y siempre hemos tenido una relación muy estrecha, profesionalmente y también de amistad. Con el Trío Arbós hemos tocado mucha música suya, y su Trío, concretamente, creo que es la obra que más a menudo hemos interpretado en nuestros conciertos, incluso la hemos grabado tres o cuatro veces. Como con la orquesta -Borrego es concertino de la Orquesta de RTVE- tenemos la posibilidad de tocar conciertos regularmente, a mí me apetecía que fuera un estreno y enseguida pensé en Jesús Torres como la persona indicada para ello. Porque además, aunque tiene mucha música de cámara con violín, es la primera vez que aborda un concierto para violín y orquesta.

P. ¿Cómo se podría definir el contenido de este Concierto y la escritura violinística que en él se desarrolla?

R. El Concierto es, de principio a fin, un canto con muchas luces, destellos y relámpagos, pero también con sombras. En cierto modo hace referencia a la tradición de la literatura para violín y orquesta: está llena de una escritura muy convencional, de arpegios y pasajes virtuosísticos puramente violinísticos. También en la relación entre solista y orquesta que, aunque presenta bastantes momentos camerísticos, es bastante tradicional. Pero eso sí, aunque establezca una relación con el repertorio clásico, es una obra totalmente de ahora, del XXI.

P. ¿Es un Concierto difícil para el solista?

R. Estoy bastante familiarizado con la escritura de Torres, y aunque eso no significa que me resulte más fácil superar la dificultad de este Concierto, sí que se nota que Torres estudió violín durante ocho años y que sabe lo que se trae entre manos. Esta obra requiere un estudio muy minucioso, porque maneja unas armonías que no siempre son las más cómodas para la mano, pero su escritura es siempre muy correcta e idiomática.

P. ¿Qué novedades cree que aporta esta obra de Torres a la literatura para violín y orquesta?

R. Aporta un grandísimo concierto de un autor español, algo de lo que estamos un tanto escasos en nuestro repertorio. Yo mismo tuve la oportunidad de tocar el Concierto para violín de Gerhard, otro gran obra, pero si echas la vista atrás y miras los conciertos para violín que se han escrito entre el de Gerhard y el de Torres, apenas hay aportaciones al género por parte de los compositores españoles. Por eso el de Torres es una gran aportación y, esperamos, también un precedente y un comienzo para que lleguen nuevos conciertos. Este concierto será referencia y sentará cátedra para futuros acercamientos.

P. Parece que este estreno ha levantado una cierta expectación entre los medios de comunicación.

R. Ayuda el que haya tenido la fortuna de poder publicitarlo bien, algo que, también para la música contemporánea, es indispensable. Y, por supuesto, el que Jesús Torres sea un artista con mucha trayerctoria y prestigio. La propia OCRTVE le encargó una sinfonía con motivo de su 40 aniversario. Ese bagaje profesional ha ayudado a lograr la repercusión mediática y la expectación que estamos teniendo.



Este artículo fue publicado el 22/03/2012

Compartir


Bookmark and Share

Comentarios:
Estás viendo sólo los mensajes seleccionados. Hay otros 6 mensajes ocultos


Miguel Borrego 25/03/2012 23:35:38
Tengo el placer de conocer bastante bien la música de mis colegas y amigos compositores que habéis mencionado, pues la he interpretado con el Trío Arbós, con la orquesta de RTVE, en recital violín y piano o violín solo. Asimismo he grabado y estrenado obras de casi todos ellos, el último CD hace unos pocos meses.
Están los conciertos de todos los compositores mencionados y otros más de igual renombre, pero en tan largo espacio de tiempo se me hace corta la lista de obras para violín y orquesta.
Creo que la composicón española goza de una muy buena salud y siempre es gratificante el estreno de una nueva obra.


Fer 25/03/2012 15:18:06
Pues esa familia es parte de la gran familia de la Composición española. Un lujo para muchos de los que la amamos. Y nombres que están reconocidos no solo en esta triste España sin ventura ni Cultura, sino en los lugares en los que la mejor música está presente. Siga usted insultando. Qué pestiño de tío.

Basta ya 25/03/2012 11:57:56
Verdú es mejor, Torres es una bazofia.

Torres es lo más, Verdú es una porquería.

Sois iguales. Callaos, so tostones.


GGGpunt 25/03/2012 11:39:25
A mi me encanta la obra de Verdú, y la de López, y la de Posadas y la de Sotelo. Son los grandes. Torres es un buen compositor, pero no está a la misma altura.
Y tú también pagas con tus impuestos todo, a las orquestas, a Torres o a López, si reciben un encargo de aquéllas. Eres un verdadero friki, confundes tus aversiones y odios particulares con la morcilla. Oye lo que te de la gana. Pero no ataques al que disfruta y paga por ver o por comprar un CD por ejemplo de Sotelo.


GGGCunt 25/03/2012 10:33:40
Lo bueno, si brevo, dos veces bueno.

El mayor pecado de Torres es componer algo que parece música. Esto no lo pueden tolerar los exquisitos que necesitan algo para distinguirse de las masas. De ahí que enarbolen los ruidos perpetrados por Alí Verdú y demás ralea como bandera de su supuesta modernidad, superficial y falsa como el interés de los sindicatos por los trabajadores y parados.

Gente de esta clase, insegura de sus propias cualidades y valía, presa de un devastador complejo de inferioridad, siempre la hubo y siempre la habrá. Cualquier motivo, real o imaginario, es bueno para izarse en sus confundidas mentes sobre sus conciudadanos.

Me gusta "Aura", se dicen, y ello me hace más inteligente, más moderno, más "cool". Sobre todo me distingue de la portera, el peluquero y el taxista que oye la COPE. Tener que compartir este mundo con tal gente, ¡qué suplicio! Pero seamos prácticos, alguien tiene que pagar los impuestos con los que se nutren los compositores que utilizamos como mojones que delimitan la élite. Perdonémosles la vida por ello.



Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner