Castilla-La Mancha

Mundoclasico.com » Criticas » Castilla-La Mancha

Una falta de respeto al público

Cuenca, 04/04/2012. Iglesia de la Santa Cruz. Trío Kandinsky (Corrado Bolsi, violín: Amparo Lacruz, violonchelo; y Emili Brugalla, piano). Ramón Humet, Pètals. Josep Maria Guix, Slowly ... in the Mist (estreno absoluto. Dedicado al Trío Kandinsky). Franz Schubert, Trío nº 2 en mi bemol mayor op. 100. 51 Semana de Música Religiosa de Cuenca. Concierto nº 7
imagen

Debido a la restricciones económicas, la cuota correspondiente a la música de cámara dentro de la 51 Semana de Música Religiosa de Cuenca se ha visto reducida a un único concierto en el que se ha mantenido la tradición de ofrecer un programa de klaviertrio con el que ha debutado en este festival el Trío Kandinsky, formado por profesores del Conservatorio Superior del Liceu de Barcelona y fundado en 1998 por el pianista Emili Brugalla, profesor de Música de Cámara de dicho conservatorio.

Era la primera vez que escuchaba al Trío Kandinsky, del que tenía referencias muy vagas. Me sorprendió enormemente que en el programa no se incluyera un curriculum del trío como tal, sino sólo de sus tres componentes por separado, y que sólo Emili Brugalla mencione en su propio curriculum vitae su pertenencia al Trío Kandinsky, por lo que llegué a dudar incluso de que se tratara de una agrupación estable. Pero los propios músicos me confirmaron que llevan casi quince años actuando juntos.

Costaba creerlo escuchando su desaliñada versión del Trío nº 2 en mi bemol mayor op. 100 de Schubert, en la cual estaba totalmente ausente cualquier atisbo de sensibilidad biedermeier y de equilibrio musical. El Trío estaba mal estudiado, mal ensayado y mal conjuntado, amén de carente de una planificación general y de una concepción interpretativa. Incluso hubo importantes errores de ejecución -fluctuaciones de afinación en el violín, imprecisiones rítmicas en el piano, e indecisiones de dinámica y de entradas en el violonchelo- incompatibles con la participación en un festival de la relevancia de la SMR de Cuenca.

Algunos de estos defectos ya los había detectado en la ejecución de Pètals (Nagoya: 2009) de Ramón Humet (Barcelona, 1968), obra que me pareció prolija y algo descuidada, aspecto este que no me atrevo a juzgar dada la calidad de los ejecutantes. Sí opino que no casa bien la desmesura del discurso musical de Pètals para glosar algo tan delicado como unos haikus, especialmente cuando estos tratan del éxtasis místico del poeta Bankoku en el momento de su muerte.

También dedicada al Trío Kandinsky, al igual que Pètals, y estreno absoluto, Slowly ... in the Mist (Tres haikus para trío con piano) sí es una obra equilibrada y proporcionada con los poemas de Issa Kobayashi (1763-1828), con los cuales en modo alguno intenta competir, pero sí que acierta a compartir instantes de evocación, refinamiento, ... y aporta algunos elementos que la poesía no define o no puede crear, al menos la poesía de la época y el lugar de Kobayashi, como son las onomatopeyas, el timbre o los armónicos. Sin conocer la partitura de Slowly ... in the Mist me pareció que el Trío Kandinsky estuvo notablemente más aplicado en ella que en el resto del concierto, al grado de que pudimos escuchar, si no una interpretación, al menos una intención interpretativa sincera. Al público le encantó la obra y premió generosamente con aplausos al maestro Guix cuando salió a saludar varias veces tras el fin de su obra.

Tras el concierto, el Trío Kandinsky masacró el hermosísimo Mozart-Adagio for violin, cello and piano (1992/1997), de Arvo Pärt tocándolo sin ninguno de los armónicos que requiere y deformándolo hasta hacerlo irreconocible.



Este artículo fue publicado el 11/04/2012

Compartir


Bookmark and Share