Entrevistas

Mundoclasico.com » Artículos » Entrevistas

Como cultivar un jardín inglés

imagen

El futuro a largo plazo de una magnífica orquesta como la Filarmónica de Berlín, la mejor o una de las dos mejores del mundo en estos momentos, exige una gran visión de sus miembros para mantener el sobresaliente nivel alcanzado desde que fuera fundada hace 130 años y atravesar los vertiginosos cambios tecnológicos y sociales de nuestra era.

"Este es un momento sumamente extraordinario para las orquestas, por supuesto. Pero tenemos que separar las nuevas posibilidades de comunicación de lo que hacemos, si bien es maravilloso alcanzar a más público", reflexiona Sir Simon Denis Rattle, de 57 años, director principal de este conjunto musical en una breve entrevista con Mundo Clásico al margen de la conferencia de prensa convocada el pasado lunes 14 de mayo para presentar el programa de la próxima temporada 2012/2013.

"En los tiempos que corren esto es cada vez más importante. La gente busca comunicarse con la simple pulsación de la tecla de una computadora. Quedo atónito cuando pienso que han pasado solamente dos o tres años desde que ví una simple fotografía de la mayor reserva indígena de Minnesota proyectada sobre una pared mostrando a unas 40 personas que presenciaban la Sinfonía Nro. 2 de Mahler bajo este sencillo mensaje: usted nunca sabe quién escucha", evoca Sir Simon al referirse a la experiencia vivida durante una gira por Estados Unidos de la Orquesta Filarmónica de Berlín, cuya titularidad ejerce desde el 7 de septiembre de 2002; es decir, cumplirá una década al frente de este colectivo en la temporada venidera.

"Esto está cambiando muy rápidamente. Las orquestas cambian como los continentes, como el movimiento de las placas tectónicas. La labor de una orquesta, la labor de edificar el sonido de una orquesta es comparable al trabajo en los jardines ingleses: usted tiene que abonarlos, regarlos, podarlos, cortarlos, tiene que prepararlos para el largo plazo. Veo grandes cosas que se mueven aqui, también grupos de personas con mayores posibilidades para hacer más cosas diferentes. Mucha gente está muy abierta. Pero uno no puede quedarse, las cosas se pueden dar vuelta de la noche a la mañana, particularmente para una gran orquesta. Siempre hay un proceso de construcción desde abajo", advierte este músico nacido en Liverpool el 19 de enero de 1955.

¿Cuáles pueden ser los peligros, los desafíos en el porvenir? "Pienso que la enorme disponibilidad de todo lo que hay hoy en día puede ser realmente peligrosa. Usted tiene que asegurarse de que lo que quiere comunicar atrape al público. Hay un enorme peligro de que la atención de la gente decrezca más y más con tantas posibilidades a disposición. Tenemos que comprender que muchas cosas buenas toman su tiempo para ser realizadas, y tenemos que tomarnos mucho tiempo para persuadir al público de que se tome su tiempo...", sentencia Sir Simon Rattle, quien alcanzó por primera vez preeminencia internacional al dirigir la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Birmingham entre 1980 y 1998.

Educar para el futuro

Para el director gerente de la Orquesta Filarmónica de Berlín, Martin Hoffmann, "en la situación de la Filarmónica de Berlín, el tener una posición tan destacada, nos lleva a pensar cómo mantenemos esto, cómo nos aseguramos de esto...y allí está nuestra labor central: cómo conducimos hacia nuestra música a la generación que se está criando en estos momentos y que crece con un consumo de los medios totalmente diferente, en el que somos una oferta más entre muchas. Y esa es la tarea que nos planteamos: qué pasa con los niños de 10 años, con los adolescentes de 15 y los jóvenes de 20 años de hoy, cómo los unimos a nuestra casa."

Sin embargo, esto debe ocurrir "sin concesiones desde el punto de vista de la calidad de nuestro repertorio (incluyendo nuevas composiciones) que es altamente complejo", señala por su parte el músico Stefan Dohr (trompa) miembro del directorio de la orquesta. "No podemos ir al gran público, no podemos incursionar en el pop o en el rap, como algunos pretenden, para hacer las cosas más atractivas para los niños y jóvenes, porque se corre el peligro de que se lleve a una orquesta altamente especializada a una dirección completamente equivocada. Por supuesto, tiene que haber cierto atractivo y hay que encontrar una buena mezcla", señala.

"Otro de los acentos que debemos poner es el de llevar a la orquesta a ciudades que no se pueden permitir financiar conciertos de este tipo. Para ello tenemos que buscar la cooperación de entidades culturales que promuevan estos espectáculos, como es el caso de la Fundación Gubelkian en Portugal, a fin de que las familias puedan asistir con sus niños gratuitamente a ellos, sin perder la tradición a la que nos debemos como conjunto musical especializado", comenta Dohr.

Los nuevos medios

"En cuanto a las nuevas tecnologías, estamos trabajando intensamente para consolidar nuestro sitio de internet www.digitalconcerthall.com (sala de conciertos digital), facilitar y simplificar más aún su acceso, con la computadora, con la televisión, con la conexión al sistema estereofónico también para nuestro público mayoritario que no es el de 15 a 25 años (que domina estas técnicas)", agrega el músico.

La Orquesta Filarmónica de Berlín "incorporará próximamente una aplicación que permitirá acceder a este sitio a través de teléfonos inteligentes y tabletas", afirma por su lado el músico Stanley Dodds (segundo violinista) integrante también del directorio y encargado de asuntos relacionados con los nuevos medios.

"Por medio de la aplicación, los usuarios tendrán acceso móvil a la sala de conciertos digital, en la que se cuelgan 30 conciertos en vivo por temporada, así como al archivo digital. Esta oferta ya cuenta con 10.000 abonados, el doble que el año pasado", subraya Dodds.

Compositores en residencia

"Otra de nuestras aspiraciones es tener en el futuro un compositor residente (composer in residence) en Berlín, así como tenemos ahora anualmente a un artista residente, para trabajar junto con él en obras de cámara y de orquesta", indica Stefan Dohr. "Teníamos antes una gran cooperación con el Wissenschaftskolleg de Berlín, en estos momentos se encuentra allí el compositor español Mauricio Sotelo (Madrid, 1961), con quien estoy personalmente en contacto, y deberíamos ver qué podemos hacer, qué combinación podríamos concretar para aprovechar esta estadía", añade.

"También podríamos viajar a diferentes países para buscar compositores interesantes, todo esto está en fase de planificación y lo estamos analizando con miras al porvenir", acota. "Los artistas en residencia son músicos que ya han tocado con nosotros reiteradas veces, que conocemos bien, que tienen interés en tocar con la orquesta o con nuestros grupos de cámara o con nuestra academia. El número es muy limitado, una persona por año. Hasta ahora eran siempre pianistas, pero ahora hemos extendido este programa a otros instrumentos. En la próxima temporada estará el violinista griego Leonidas Kavakos (Atenas, 1967). Los solistas están muy satisfechos con este programa, porque les permite y nos permite a todos cooperar, trabajar, convivir juntos... y no sólo venir, tocar 20 minutos y marcharse a casa", concluye el músico e integrante del directorio de la Orquesta Filarmónica de Berlín.



Este artículo fue publicado el 28/05/2012

Compartir


Bookmark and Share