Argentina

Mundoclasico.com » Criticas » Argentina

Sólo una Margarita luminosa

Buenos Aires, 17/04/2007. Teatro Coliseo. Arrigo Boito: Mefistofele. Ópera en un prólogo, tres actos y epílogo. Libreto de Arrigo Boito, basado en Faust de Johann Wolfgang von Goethe. Mikhail Kit (Mefistofele), Francisco Casanova (Fausto), Virginia Tola (Margarita), Elisabeth Canis (Marta) Rubén Martínez (Wagner). Orquesta, Coro de Niños y Coro Estables del Teatro Colón. Director del Coro de Niños: Valdo Sciammarella. Director del Coro: Salvatore Caputo. Dirección musical: Mario Perusso. Espectáculo presentado y producido por el Teatro Colón de Buenos Aires. Versión de concierto
imagen La versión definitiva de ‘Mefistofele’ de Arrigo Boito se estrenó el 4 de octubre de 1875 en el Comunale de Bolonia y llegó a la Argentina, al viejo Teatro Colón, el 22 de julio de 1881 con la dirección de Nicola Bassi y la intervención de Armand Castelmary (Mefistofele), Erminia Borghi-Mamo (Margarita/Elena) y Francesco Tamagno (Fausto). Su popularidad fue inmediata en el público bonaerense y en el antiguo Colón se cantó en todas las temporadas desde su estreno hasta su cierre en 1888. También figuró casi anualmente en los teatros de la Ópera, Politeama Argentino, San Martín, Coliseo y Marconi hasta la década de 1930. Pudiéndose destacar que en 1908 la interpretaron en Buenos Aires Feodor Chaliapin en el Colón y Adam Didur en el Teatro de la Ópera.

En las Temporadas del actual Teatro Colón figuró en trece temporadas durante su primer medio siglo de vida y sólo en dos (1983 y 1999) en sus temporadas 51 a 99. Vuelve en este caso en versión de concierto y sin el cuadro segundo del tercer acto (en la Grecia clásica) en la Temporada número 100 del Teatro Colón, con el recuerdo cercano de sus dos últimos intérpretes: Nicolai Ghiuseley y Samuel Ramey.

No es la Temporada 2007 del Teatro Colón una cartelera lírica normal, pues las obras de remodelación de la sala hacen que esté cerrado desde noviembre de 2006 hasta su reapertura, que en principio debe realizarse en mayo de 2008, pero como dice el adagio "en los teatros se sabe cuando se cierra pero nunca cuando se reabre"; y es por ello que recurrir a una versión de concierto es una forma de paliar los problemas de una temporada fuera de sede.

Naturalmente hay obras más aptas para la versión de concierto y otras que definitivamente no lo son. Algunos propugnan este tipo de versiones ante las licencias y desaguisados de los directores escénicos, pero la ópera implica necesariamente el teatro y nunca será un espectáculo completo si falta este elemento.

En el caso de Mefistofele la presencia escénica es fundamental para salvar una obra con momentos grandilocuentes y vacíos, algunos de profundo lirismo y otros soberanamente anodinos. Por ello no ha sido la mejor opción esta obra para ser presentada en forma de concierto.

La mutilación de todo el cuadro segundo del tercer acto (en la Grecia clásica) y cortes en parte del segundo no parecen tener justificación alguna y la decisión de la dirección artística del Teatro, además de ser a contramano de las corrientes actuales que abren todos los cortes tradicionales, no se condice con una teatro de pretendida jerarquía internacional.



Coro estable, Coro de niños y solistas. ©2007 by Arnaldo Colombaroli

La versión:


En principio la versión ofrecida careció de brillo -salvo por la presencia de Virginia Tola- y tendió al trazo grueso. Si tenemos en cuenta que entre la última función del espectáculo anterior del Colón y el día del estreno de éste, sólo mediaron doce días de los cuales tres fueron feriados y dos domingos, o sea sólo siete fueron hábiles, la prestación resultó más que digna. La falta evidente de ensayos es una cuestión que debe cargarse a la cuenta de los responsables artísticos y no a los artistas involucrados.

Mario Perusso con un profundo conocimiento del estilo y de la parte no logró plasmar más que una versión correcta y con tendencia al desborde, seguramente por los problemas apuntados.

Mikhail Kit evidenció con su ‘Mefistofele’ ser un artista interesante de buena línea de canto, adecuada expresividad y buen conocimiento de la parte. Quizás en algunos momentos faltó algo de grandeza en su caracterización, pero la versión de concierto no ayuda.

El tenor Francisco Casanova como ‘Fausto’ alternó momentos de seguridad vocal con otros de una inseguridad digna de un principiante. Es evidente que no domina la parte y sus manos permanentemente aferradas a la partitura parecían confirmarlo. Su canto no tiene gran refinamiento y cuando lo intenta pierde la afinación, por lo que casi permanentemente recurrió al forte. A su favor podemos decir que aparentemente una fuerte alergia resintió su prestación vocal. Su presencia en importantes escenarios internacionales no se condice con los resultados artísticos en este concierto. Esperemos que sólo sean causa de su enfermedad y desconocimiento de la partitura y no a una falsa fama.



Casanova, Tola y Kit. ©2007 by Arnaldo Colombaroli

La presencia de Virginia Tola como ‘Margarita’ justificó plenamente la asistencia a la representación. De impactante presencia escénica fue la única que prescindió de la partitura y que dio expresividad a sus gestos y movimientos. Técnicamente sólida, su afinación fue perfecta, su volumen más que apreciable y su registro homogéneo. Redondeó una actuación memorable y luminosa en una versión opaca. Es una joven y gran artista que avanza sólidamente en su carrera internacional. Sin dudas lo mejor de la noche.

El Coro Estable, que dirige Salvatore Caputo, puso el mayor empeño en lograr un cometido feliz. En líneas generales lo logró tanto en los momentos de mayor fuerza como en los de sutileza. Algún desbalance puede atribuirse a la disposición en el escenario, a las falta de ensayos de conjunto y a la acústica de la sala.

Sin fisuras la actuación del Coro de Niños que prepara Valdo Sciammarella, correcta Elisabeth Canis (Marta) e irregular Rubén Martínez (Wagner).

En suma: una tarea de conjunto e individual desbalanceada que sólo permitió apreciar una luminosa 'Margarita'.


Este artículo fue publicado el 25/04/2007

Más información


Fotografías ©2007 by Arnaldo Colombaroli. Gentileza del Teatro Colón de Buenos Aires.

Compartir


Bookmark and Share