Andalucía

Mundoclasico.com » Criticas » Andalucía

El arte de la musicalidad

Sevilla, 18/05/2012. Teatro de la Maestranza. Henri Tomasi: Fanfarrias litúrgicas. Arthur Honegger: Sinfonía nº2. Maurice Ravel: Pavana para una infanta difunta, Le tombeau de Couperin, y Bolero. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Marc Soustrot, director musical. Ocupación: 90%
imagen

Un jugoso y consistente programa deparaba el nuevo encuentro entre el maestro Marc Soustrot y la Sinfónica de Sevilla, que han mantenido una feliz relación artística desde hace años. Aún recuerdo claramente, por ejemplo, el impacto de aquella Walkyria wagneriana del 2002, principalmente por la calidad tímbrica que el maestro francés logró extraer al conjunto hispalense.

Precisamente el pastoso sonido y espectacular acople de su sección de viento hicieron justicia aquí a las interesantes Fanfarrias litúrgicas de Tomasi, en absoluto una pieza menor de entrada. La obra de Honneger, por momentos tan extrema en lo expresivo, acusó en ese sentido cierta irregularidad, no obstante la tensión casi agresiva que Soustrot logró imprimir a la cuerda.

El maestro apareció para acometer, ya sin atril, una segunda parte “especialidad de la casa”: Ravel. Ya el color, esa sutilísima y sedosa textura en la cuerda, de la Pavana para una infanta difunta o la musicalidad de Le tombeau de Couperin, impusieron la sensación de que, con semejantes ingredientes, el concierto era ya un éxito de facto. Pero faltaba el siempre esperado Bolero. En un principio parecía que con el tempo elegido, algo más vivo de lo usual, sería difícil lograr la intensidad gradual hasta el final. Nada más alejado de la realidad. La expresión del rostro de Soustrot, a medio camino entre relajación, disfrute y control absoluto, lo decía todo: su -de nuevo- musicalidad, la evidente química con los músicos así como el virtuosismo de los mismos, pusieron la guinda a una velada musical de gran enjundia. No en vano, el público entusiasmado aclamó al maestro y a sus músicos con merecida y lógica vehemencia.



Este artículo fue publicado el 28/05/2012

Compartir


Bookmark and Share