Novedades discográficas

Mundoclasico.com » Discos » Novedades discográficas

Continente Varèse

Edgar Varèse: Ionisation; Offrandes; Hyperprism; Intégrales; Ecuatorial; Amériques. Julie Moffat, soprano. Otto Katzameier, bajo. Jacques Tchamkerten y Thomas Bloch, ondas Martenot. The Percussive Planet Ensemble. Ensemble Modern Orchestra. ORF Radio-Symphonieorchester Wien. Bertrand de Billy, Martin Grubinger y François-Xavier Roth, directores. Mike Breneis, Andreas Schett y Stefanie Schurich, productores. ORF, ingeniería de sonido. Un CD DDD de 71:09 minutos de duración grabado en la Felsenreitschule y en la Kollegienkirche de Salzburgo (Austria), los días 5, 11, 12 y 15 de agosto de 2009. col legno WWE 1CD 20295
imagen Pasan los años, las décadas, y uno sigue teniendo la triste sensación de que la discografía dedicada a Edgar Varèse (París, 1926 - Nueva York, 1965) no se corresponde en prodigalidad con la altura de este verdadero genio del siglo XX, al tiempo que pilar indiscutible de nuestra contemporaneidad. Afortunadamente, presentamos hoy en nuestra sección discográfica una nueva contribución a la causa vareseana, con una serie de interpretaciones que alcanzan cotas muy destacables.

Hasta el momento, la discografía disponible del parisino estaba (y está) presidida por ese monumento de la música grabada que es la integral de Riccardo Chailly con Asko Ensemble y Concertgebouworkest para la Decca (460 208-2), con prácticamente la obra completa de Edgar Varèse en versiones antológicas. Destacables son también las aportaciones de Pierre Boulez con Ensemble Intercontemporain, New York Philharmonic y Chicago Symphony Orchestra, tanto para la Sony (SMK 45884 y SMK 68334), como para la Deutsche Grammophon (471 137-2); así como la propuesta de Kent Nagano con la Orchestre National de France para Erato (Apex 2564 62087 2).

A estas lecturas, que conformarían una discografía esencial de Varèse, suma ahora col legno una propuesta que recoge parte de los ocho conciertos que el Festival de Salzburgo 2009 dedicó al compositor franco-americano, bajo la denominación Kontinent Varèse. Constituyó este ciclo austriaco un nuevo triunfo de la música de Varèse en una Europa que tantas veces le dio la espalda y tras cuyo abandono, en 1915, camino de Nueva York, emprendió un renacer musical que tendría su primer fruto -su autodefinido opus 1- en la magna Amériques (1918-21), que escuchamos aquí en su revisión-reducción de 1927. Amériques es un perfecto ejemplo de los continentes sin fronteras musicales que se abren en la etapa americana de Varèse, así como de sus tectónicas internas, de las poderosísimas fuerzas que se despliegan en sus abigarradas polifonías, en su desbordante tímbrica, en su sabia fusión de vanguardismo insobornable y aromas primigenios (algo que también acometía la pintura de la época, con su fusión de presencias tribales y lenguajes futuristas). La versión que nos ofrece la ORF Radio-Symphonieorchester Wien, con Bertrand de Billy como director, es muy notable, sólida y moderna en planteamientos sonoros, pero en mi opinión no llega al excelso nivel de las lecturas de Riccardo Chailly (en la versión original) y Pierre Boulez (en la revisada).

Más convincentes resultan las versiones de la Ensemble Modern Orchestra a las órdenes de François-Xavier Roth. Habida cuenta la cultura sonora de los de Frankfurt, Varèse se antoja un compositor idóneo para su exquisita técnica, abrumadora definición tímbrica y potente mecanismo rítmico. Todo aquello que se podría esperar de la orquesta alemana se ve refrendado por estas lecturas en vivo, que en lo referido al género camerístico considero a la altura de las mejores, quizás con las dirigidas por Riccardo Chailly (estas en estudio). La selección de obras incluye Offrandes (1921), Hyperprism (1922-23), Intégrales (1924-25), Ionisation (1929-31) y Ecuatorial (1932-34); es decir, los capítulos que, tras Amériques, fueron estructurando un catálogo en el que diversos temas, sonidos organizados (como a Varèse le gustaba llamar a sus propuestas musicales, en muchos casos cercanas al ‘ruidismo’ como trasunto musical de la cosmopolita metrópolis neoyorquina) y planteamientos de espacialización sonora conformaron un estilo inconfundible, al tiempo sofisticado y ancestral. Se trata de una fusión, de una pulsación a camino de muchos tiempos históricos, que comparte con otros autores como Scelsi, en el que igualmente el peso de cada sonido es explorado en toda su expansión y laberintos internos. Varèse, como el italiano, también se abisma en las culturas precolombinas, especialmente en Ecuatorial, con texto del Popol Vuh maya. Escuchamos en este caso la versión para voz de bajo solo, la más extendida (Boulez grabó para CBS la versión coral, menos convincente), en una notabilísima lectura de Otto Katzameier, quizás quien se haya acercado más a la contundencia y dicción en castellano del genial Nicholas Isherwood (con Nagano). En lo instrumental, sin embargo, esta interpretación comandada por Roth me parece superior, con gran trabajo de las ondas Martenot y un estilo de notable modernidad. Las restantes lecturas son igualmente magníficas en presencia, sentido y expresividad, contando con solistas muy inspirados, como la soprano Julie Moffat en Offrandes, aquí en una interpretación más expresionista que la más refinada y afrancesada versión de Chailly, igualmente excelsa.

Capítulo especial merece esa joya y piedra angular en el catálogo no sólo de Varèse, sino en la historia de la música, que es Ionisation, pieza que col legno nos ofrece en este compacto en dos interesantísimas lecturas a cargo de The Percussive Planet Ensemble y de la Ensemble Modern Orchestra, ambas en la versión para trece percusionistas (existe igualmente la posibilidad de ejecutar la partitura con seis músicos). La relación del Ensemble Modern con esta obra tuvo un capítulo esencial en la que fue última producción musical de Frank Zappa, unos meses antes de su muerte, que se llevó al conjunto de Frankfurt a Los Angeles, donde bajo el asesoramiento del director del estreno, Nicolas Slonimsky, Péter Eötvös dirigió una versión de Ionisation ya mítica pero que, desgraciadamente, a día de hoy resulta inencontrable (breves fragmentos de la grabación se pueden ver en el DVD Ideale Audience DVD9DS16). Cada lectura de esta partitura es un continente y universo nuevo, una floración tímbrica y rítmica que hacen de esta obra una música de enormes posibilidades interpretativas. Así lo demuestran las lecturas recogidas en este compacto, con una Ensemble Modern Orchestra más firme y sutil, de un refinamiento en texturas y recovecos sonoros ejemplar, y un Percussive Planet Ensemble más libre e imaginativo. Son dos versiones que complementan un panorama en el que sobresale la grabada en 1997 por Chailly, más rápida e incisiva que estas lecturas salzburguesas. También digna de mención es la de Kent Nagano, especialmente por el dramatismo de sus sirenas, casi llantos humanos.

Las tomas sonoras son, en general, notables, sin grandes alardes, de especial realismo y sin artificios sonoros. El libreto, firmado por el experto vareseano Dieter Nanz, es muy informativo, todo lo cual se suma a una propuesta digna de tener en cuenta.
 
Este disco ha sido enviado para su recensión por el Ensemble Modern


Este artículo fue publicado el 12/08/2011

Compartir


Bookmark and Share


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner