Novedades DVD

Mundoclasico.com » DVD » Novedades DVD

La televisión que debería ser

'Musica Viva Festival Munich 2008', diez filmes de Peider A. Defilla sobre composiciones de Adriana Hölszky, Conlon Nancarrow, Michael Lentz, Hans Zender, Olivier Messiaen, Enno Poppe, Younghi Pagh-Paan, Iannis Xenakis, Beat Furrer y Gérard Pesson. B.O.A Videofilmkunst, Peider A. Defilla, producción ejecutiva. Roman Linke y Gabriel Streif, ingenieros de sonido. Bitta Boerger, montaje. Peider A. Defilla, director. Dos DVDs de 148 minutos de duración grabados en Munich (Alemania), del 26 de enero al 8 de febrero de 2008. NEOS 50909/10. Distribuidor en España: Diverdi.
imagen Miércoles. 19:15 horas. Te dispones a ver el DVD que reseñarás esta semana, un conjunto de películas a cargo de Peider A. Defilla que recogen parte de los conciertos del festival 'Musica Viva Munich 2008'; una serie de filmes que tienen como destino una televisión bávara: la prestigiosísima Bayerischen Rundfunks alpha... Te preguntas: ¿qué estarán programando en este momento los canales de esa escombrera en la que se ha convertido la televisión digital terrestre en España, otra de las numerosas oportunidades perdidas para establecer una televisión de calidad en nuestro estado, y no la suma de vulgaridad, amarillismo y espurios intereses comerciales que la dominan...? Veamos:

Canal 1 (has entrado en este cúmulo de despropósitos al azar, y eso que recuerdas haber borrado ya unos cuantos canales): Teleserie norteamericana.

Canal 2: Publicidad.

Canal 3: Cocina.

Canal 4: Dibujos animados japoneses.

Canal 5: Noticias.

Canal 6: Reality show de baile juvenil.

Canal 7: Programa de variedades y cotilleos.

Canal 8: Programa de variedades y cotilleos.

Canal 9: Programa de variedades y cotilleos.

Canal 10: Teleserie norteamericana.

Canal 11: Teleserie norteamericana.

Canal 12: Teleserie sudamericana.

Canal 13: Fútbol.

Canal 14: Teleserie española.

Canal 15: Publicidad.

Canal 16: Bricolaje.

Canal 17: Publicidad.

Canal 18: Publicidad.

Canal 19: Publicidad.

Canal 20: Noticias 24 horas (canal de sobresaliente calidad; por cierto abocado a un inminente cierre: nuevo producto de las fusiones y de su endémica repercusión negativa en la excelencia televisiva; otro mazazo a la pluralidad informativa, y van...)

Canal 21: Cine clásico norteamericano.

Canal 22: Teleserie norteamericana.

Canal 23: Programa de variedades.

Canal 24: Documental de cultura (...cual aguja en un pajar infecto).

Canal 25: Noticias 24 horas.

Canal 26: Dibujos animados.

Canal 27: Baloncesto.

Canal 28: Cine norteamericano.

Canal 29: Dibujos animados.

...¿qué fuerza puede tener la palabra de uno contra semejante aparato de alienación, por más que cantes las mayores obviedades?... En fin, el tema es por todos conocido, pero dado el posicionamiento de ataque abierto que las fuerzas económicas que sostienen estos medios han lanzado contra la sociedad del bienestar y la cultura, uno presiente los más oscuros horizontes en lontananza...

Ejemplo de todo lo contrario son estas diez películas, que nos permiten conocer en profundidad una serie de obras programadas en otra de esas islas de buen hacer que parecen flotar a la deriva por el archipiélago (cada día más perdido y naufragante) europeo: el festival 'Musica Viva' de Munich. El pasado mes de mayo, reseñamos en Mundoclasico.com el cofre de 6 SACDs que el sello alemán NEOS (10926) editó con grabaciones provenientes de este mismo festival, algunas de cuyas obras se someten aquí a análisis por parte de sus creadores e intérpretes.

La primera compositora en acercarnos a su creación es la rumana Adriana Hölszky (Bucarest, 1953), de la cual escuchamos Countdown (2007), para contratenor y veinte instrumentistas, compuesta a partir del texto Odyssee durch Obdachlosenwohnheime, de Ver du Bois. La relación entre texto y música, así como la construcción del sonido en el espacio, son los aspectos a los que Hölszky dedica más atención, en una pieza que adquiere un nuevo sentido al observar las relaciones físicas de los músicos en escena.

Otra propuesta eminentemente visual, en el terreno de la performance, es la que nos ofrece Michael Lentz (Düren, 1964) con su Boxgesang über 12 Runden (2006-07), en la que une deporte y música a través del boxeo y el carácter percutivo de los golpeos en esta lucha. La liturgia y el sentido coreográfico del boxeo concitan una música de fusión entre lo teatral, el jazz, el rock, la cultura urbana, la nueva música, etc. Sin embargo, se trata de una obra completamente determinada, sin espacio para la improvisación, en la que se busca un equilibrio entre todas estas componentes, sin que ninguna interpretación estilística del boxeo prime sobre el resto. El resultado general no es muy halagüeño en términos musicales, pero da cabida en un entorno habitualmente extraño a las nuevas formas de lo que se denomina 'cultura urbana'... Quizás por ahí vaya parte del futuro musical, aunque espero se desarrolle con mayor excelencia artística.

Casi en los antípodas se sitúa Hans Zender (Wiesbaden, 1936) con su work in progress Logos-Fragmente (2007). Fragmentos de lo que denomina una totalidad aún desconocida, que se conforma como una suma de partes ejecutables individualmente, así como en diversas combinaciones, esta pieza(s) se basa en textos gnósticos que coro y orquesta tratan entre el tutti y un divisi de solistas que permite a Zender pasar de los aspectos macroscópicos a los microscópicos de su música. El compositor alemán, que desde hace décadas se interesa en profundidad por la filosofía, la literatura y las corrientes místicas, así como por el análisis de la sociedad que le ha tocado vivir, nos deja en su película una reflexión que creo es digna de ser recogida: «En la actualidad debería haber, al menos, un grupo de autores dispuestos a transmitir esta tradición musical que exige mucho del oyente; músicos que cuenten, digámoslo así, con algún conocimiento sobre cosas que ya no parecen interesar. La música se ha ido convirtiendo en una forma de divertimento inteligente; pero también existe otro aspecto: el del recogimiento, el de la música que ayuda al oyente a concentrarse, a encontrarse a sí mismo».

El alemán Enno Poppe (Hemer, 1969) analiza su pieza orquestal Keilschrift (2006-07), desarrollada a partir de un trabajo extensivo e intensivo sobre una célula musical base que se expande en múltiples direcciones. Keilschrift es un puente con la música árabe, cuya ornamentación y riqueza de detalles fascina a Poppe, un compositor que elude las citas explícitas o los recursos muy específicos del entorno árabe, pero que trabaja inspirado por el intervalo de segunda media, para él una de las más bellas herramientas de dicha música. Tomando ésta y otras influencias, y con un trabajo de la percusión especialmente notable, Poppe convierte su orquesta en un gamelán virtual repleto de aromas y ecos de otros mundos, de otros sonidos e inspiraciones.

La surcoreana Younghi Pagh-Paan (Cheondu, 1945), alumna de compositores como Klaus Huber o Brian Ferneyhough, nos presenta In luce ambulemus (2007), obra a partir de textos de Yang-Eop Choe (1821-1861). A Pagh-Paan le ha motivado especialmente de estos textos la humildad que encuentra en ellos, algo que quiere llevar a la música, encarnada en un tenor que pretende espontáneo y situado como un islote dentro de una orquesta ligera, camerística y alejada de todo expresionismo patético. Tanto voz como instrumentistas deben producir su sonido al modo de una lectura, con su prosodia, ritmo y recogimiento. Delicada poética, sin duda, la de la coreana; pena que de su península natal nos lleguen últimamente unos vientos no precisamente cargados de lirismo.

Hasta aquí el capítulo de compositores refiriéndose a sus propias obras, una aportación que de por sí sola convierte a estas películas en verdaderos documentos históricos. En el apartado de intérpretes analizando las obras de algunos de los nombres clave de la contemporaneidad tenemos, para empezar, a Wolfgang Heising y Rex Lawson desgranando los numerosos intríngulis del Study Nº41 (1981) del norteamericano Conlon Nancarrow (Texarkana, 1912 - México D. F., 1997). Escrito para dos fonolas, éstas conjugan una parte estrictamente mecánica, especificada en los rollos pregrabados, con una parte que ejecuta el intérprete en vivo, consistente en la regulación de las dinámicas -con las manos- y la velocidad de ejecución -con los pies-. Junto a una interesantísima disertación sobre estos instrumentos y sus distintos tipos, Heising y Lawson analizan el Study Nº41, que para Lawson une un mundo de pesadilla en una fonola con otro que representa lo cotidiano en la otra (que como hemos visto en nuestra 'entradilla televisiva' puede ser otra pesadilla si se escudriña detrás de sus brillos catódicos). Ello crea una cierta complejidad, abrumadora en lo rítmico por momentos, que creen precisa de cierta flexibilidad al ser interpretada por el elemento humano, huyendo de cualquier rigidez (tan asociada a estos instrumentos). Ambos músicos coinciden en que es posible llegar al corazón de Nancarrow bien desde su carácter matemático, calculado y lógico, o desde su aspecto más intuitivo y directo. En todo caso, el elemento emocional debe estar siempre presente para no ahogar esta música en lo más puramente mecánico. Impactante su versión, sin duda alguna.

Figura crucial y eje vertebrador del siglo XX, de Olivier Messiaen (Avignon, 1908 - París, 1992) escuchamos su homenaje a Mozart Un Sourire (1989). Intérprete de referencia en este repertorio y discípulo del propio Messiaen -como pudimos comprobar en la entrevista que con él mantuvimos para Mundoclasico.com-, Sylvain Cambreling se adentra en una Un Sourire que interpreta con su orquesta, la SWR Sinfonieorchester Baden-Baden und Freiburg. De esta pieza dice que es «una obra muy densa, que dura diez minutos, pero que supone, sin embargo, una especie de resumen del estilo de Messiaen», con sus complejas armonías y melodías repletas de cromatismos, presencias naturales de los pájaros y el eco de la liviana sonrisa de Mozart.

Del greco-francés Iannis Xenakis (Braïla, 1922 - París, 2001) escuchamos su ballet Antikhthon (1971), un trabajo de inspiración pitagórica y articulación estocástica interpretado por la WDR Sinfonieorchester Köln a las órdenes del norteamericano Brad Lubman. Es precisamente un muy didáctico y accesible Lubman el que se adentra en un compositor que califica como una de las voces más originales del pasado siglo, pues «sus obras parecen verdaderamente proceder de otro planeta. Su lenguaje es una sonoridad particular, extraña y singular». Como es habitual, destaca de Xenakis la capacidad para unir lo matemático y lo primigenio, lo más racional y lo más instintivamente natural, la ciencia y el atavismo, en una obra de enorme dificultad por sus articulaciones individualizadas y el uso extensivo del divisi en la plantilla orquestal. Sin embargo, para Lubman el hecho de que Xenakis utilice unos planos contrapuntísticos y unas tesituras tan extremas, no es parte de un mensaje violento o revolucionario, sino una 'sonda' que lanza al oyente para que éste se cuestione su percepción musical, la música misma como hecho en sí.

Del suizo Beat Furrer (Schaffhausen, 1954) es el pianista Nicolas Hodges quien analiza su Concierto para piano y orquesta (2007), una obra que interpreta junto a la WDR Köln dirigida por Brad Lubman. Para el músico británico, se trata de un concierto muy físico, recorrido por una expresividad muy sombría. Destaca en él la gramática armónica típica de Furrer, en esta ocasión muy depurada, concreta y firme. Asimismo, se alaba el uso que Furrer realiza del piano solista, básicamente tocado en su teclado, y de un segundo piano insertado en la orquesta, activado a través de técnicas extendidas, cuyo resultado es una suerte de sombra musical con respecto al discurso del solista. Igualmente, y completando este planteamiento, la orquesta viene a ejercer de gran pedal pianístico, enfatizando los ecos, la expansión de las reverberaciones y el apoyo para el piano principal. Es precisamente ese 'pedal orquestal' el último eco sonoro tras todo un proceso de paralización, estatismo y muerte musical que nace del solista y va recorriendo su piano-eco hasta llegar al contingente instrumental.

Por último, del compositor francés Gérard Pesson (Torteron, 1958) escuchamos su pieza orquestal Aggravations et final (2002), también a cargo de la WDR Köln y un Brad Lubman que, como buen lachenmanniano que es, desgrana la estética de Pesson desde la innegable influencia del genio de Stuttgart, cuyo estilo y técnicas extendidas de música concreta instrumental son un recurso constante en la obra del francés. En Pesson destaca Lubman cómo éste es capaz, con la misma orquesta convencional que Xenakis, de obtener una poética sonora completamente distinta, apenas audible y de un refinamiento extremo. Al igual que en Lachenmann, hay en Pesson -un verdadero intelectual de la música- una fortísima relación con la tradición. EnAggravations et final son audibles relaciones con el 'Adagietto' de la Quinta sinfonía de Gustav Mahler, así como con el 'Scherzo' de la Novena de Bruckner. Ambas joyas sinfónicas nunca son citadas de forma explícita, sino evocadas como intuiciones oníricas. Música muy inteligente, sutil y al límite, es la de Pesson para Lubman, cuya complejidad se manifiesta en unas partituras que dice demandan mucho a unos intérpretes que cuando vencen sus prejuicios iniciales suelen terminar cautivados por estas epifanías sonoras tan insospechadas a partir de una orquesta sinfónica. Extrema atención es lo que pide este entramado sonoro en el que afloran 'pequeñas cajas mecánicas de música', módulos que portan ecos y parte de nuestra memoria musical colectiva; como las que estas películas de Defilla serán en el futuro.

Con todo, y aun siendo una edición de sumo interés, un ejemplo de la televisión que nos gustaría disfrutar, no puedo dejar de ponerle una seria pega a este lanzamiento de NEOS: el hecho de que se presenten dos DVDs no quiere decir que estos se hayan aprovechado del modo más inteligente, pues contienen exactamente lo mismo, los filmes antes detallados, con un DVD en formato PAL y otro en formato NTSC. Comprendo que habrá refinados espectadores que quieran optimizar la calidad de imagen en sus reproductores, ya sean europeos o norteamericanos, pero hubiese sido mucho más interesante para el público en general haber dedicado un DVD a las películas de Defilla y otro a recoger las interpretaciones íntegras de las obras con su correspondiente imagen, algo de lo que aquí se nos priva. El audio de algunas de estas obras aparece completo en los SACDs antes mencionados, pero de otras ni tan siquiera se han publicado estas tomas, lo cual es una oportunidad perdida. Además, este tipo de música, con sus numerosas técnicas extendidas y sus planteamientos espaciales, siempre es agradecido verla y no sólo escucharla; incluso escucharla a través de la vista..

Estos DVDs han sido enviados para su recensión por Diverdi.



Este artículo fue publicado el 27/12/2010

Más información


dvd/dvd/dvd/

Compartir


Bookmark and Share

Comentarios:


Indeleble 15/03/2011 9:44:53
Bravo nuevamente Yáñez por tan enérgica denuncia. Aunque me ha dado una mala noticia, no sabía que iba a desaparecer el único canal salvable del engendro de la TDT.

Desprez 01/01/2011 18:19:09
Supongo que coincidiría con Vd. en el interés de los DVD que Vd. comenta. Siento no compartir su entusiasmo por el canal de calidad excelsa al que se refiere y, permítame que me ría, disiento especialmente de que haya disminución de pluralidad por el hecho de que desaparezca porque ese canal [mejor hecho, sin duda] decía lo mismo que el 1, el 2, el 3... salvo muy pocas excepciones que dependen del lugar de residencia. Haga como yo, no tengo televisión aunque desgraciadamente tengo que pagarla porque a alguien se le ocurrió legislar que es un servicio público esencial. ¿Se ha preguntado si podría haber surgido otra televisión más de su gusto en un mercado menos intervenido? ¿Conoce otras alternativas? ¿Si yo no quiero pagar los derechos del fútbol y demás zarandajas, no tiene sentido que nadie tenga que pagarme a mí las óperas y otras extravagancias? ¿Se bajará Vd. alguna vez de la burra?


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner