Noticias

Mundoclasico.com » Noticias » Noticias

El Pérez Galdós confía su seguridad a una empresa cuyo dueño es investigado por apropiación indebida

Redacción | Las Palmas de Gran Canaria
imagen El teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria (España), dirigida por Rafael Nebot, ha decidido poner su seguridad en manos de una empresa cuyo propietario, el empresario Miguel Ángel Ramírez, está imputado por apropiación indebida.

Ramírez, que es administrador único de la empresa Seguridad Integral Canaria y actual presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, está imputado por ese delito en el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas (España), cuyo titular, Juan Carlos Velasco, instruye la causa, según publicó en su edición del jueves 29 de marzo el periódico 'La Provincia'.

Según La Provincia, "el empresario está acusado de apropiarse de la práctica totalidad de Seguridad Integral Canaria aprovechándose de la situación de debilidad en que se encontraba su inicial socio en la empresa, Isaac Barroso, que con un cáncer terminal falleció en 2001".

La información de La Provincia añade que "sitúan el inicio de la causa judicial en julio de 2002, al percatarse la viuda y los hijos de Barroso de que Ramírez se había hecho con el control de la sociedad, por lo que presentaron una querella inicialmente por un delito societario que ha derivado hasta la apropiación indebida actual por la que se encuentra imputado el empresario grancanario".


Nebot firma el convenio con la alcaldesa y Miguel Ángel Ramírez (Foto: Canarias7)

La información explica que "el fallecido Isaac Barroso tenía el 66% de Seguridad Integral Canaria antes de su muerte, siendo el 33% restante propiedad de Ramírez. Sin embargo, cuando su socio y fundador original de la empresa estaba moribundo a causa de un cáncer terminal, Ramírez ejecutó sin informar a la familia una ampliación de capital mediante la cual tomó el control de la empresa. Esta operación, que según los demandantes se llevó a cabo valiéndose de la situación de debilidad de un moribundo, permitió a Ramírez dar la vuelta al accionariado de Seguridad Integral Canaria y dejar a Barroso en situación de minoría. Sin embargo, Ramírez no inscribió la ampliación de capital en el Registro Mercantil hasta tres meses después de que falleciera su socio Isaac Barroso, según señalaron fuentes próximas a los demandantes".

En la edición del viernes 30 de marzo, La Provincia informa de que el administrador único de Seguridad Integral Canaria, Miguel Ángel Ramírez, "confía en el archivo de la querella por delitos societarios que presentó contra él la viuda de su socio Isaac Barroso tras lograr en la vía civil dos sentencias consecutivas en las que consiguió la anulación de un paquete de acciones de la familia demandante".


Este artículo fue publicado el 02/04/2007

Compartir


Bookmark and Share