Italia

Mundoclasico.com » Criticas » Italia

Devia deslumbra en una Bolena sin orquesta

Florencia, 18/03/2012. Teatro del Maggio Musicale Fiorentino. Anna Bolena, tragedia lírica en dos actos con música de Gaetano Donizetti y libreto en italiano de Felice Romani, basado en Enrico VIII ossia Anna Bolena de Ippolito Pindemonte y Anna Bolena de Alessandro Pepoli. Estrenada en el Teatro Carcano de Milán el 26 de diciembre de 1830. Producción de la Arena de Verona y el Teatro Verdi de Trieste. Graham Vick, director de escena; Paul Brown, escenas y vestuario; Giuseppe Di Iorio, iluminación. Reparto: Roberto Scandiuzzi (Enrico VIII), Mariella Devia (Anna Bolena), Sonia Ganassi (Giovanna Seymour), Konstantin Gorny (Lord Rochefort), Shalva Mukeria (Lord Riccardo Percy), José Maria Lo Monaco (Smeton) y Luca Casalin (Sir Hervey). Coro del Maggio Musicale Fiorentino. Andrea Severi, pianista acompañante (Orquesta del Maggio Musicale Florentino en huelga). Antonino Fogliani, director musical. Temporada 2011-2012. Ocupación: 100%
imagen

Como esto es Italia y en Italia todo vale, no es extraño que un día llegues a un teatro y te digan que la orquesta está de huelga y que tocará un piano en su lugar. Y es que, si hay críticas que son difíciles de hacer, esta me ha costado tres veces más, mezcla de desconcierto y admiración.

Al principio estuve muy escéptico y desilusionado con el nuevo formato que había adoptado la Bolena. Aparte, se trataba, con toda probabilidad, de una de las últimas veces en que Mariella Devia abordaría el rol. Sin embargo, contra todo pronóstico, lo que pudo verse en la capital toscana fue un espectáculo intenso y apasionante, en que los cantantes dieron una ejemplar muestra de profesionalidad y entrega al público, humanizándose y logrando un resultado exultante.

Para empezar debo quitarme el sombrero ante el pianista Andrea Severi, quien defendió la partitura de principio a fin con gran habilidad salvando lo que podría haber sido un desastre. Lo mismo hay que decir del maestro Antonino Fogliani, que supo reconducir a un coro eventualmente perdido con el vacío de la orquesta firmando una página legendaria dentro de la historia de la ópera.

Pero para legendaria Mariella Devia, sin duda la mejor Bolena de nuestro tiempo. Su lectura del personaje es una elegía al puro estilo belcantístico que absorbe y transmite el rol de una forma precisa y expresiva. No deja de sorprender la apabullante destreza de la que sigue haciendo gala, a los 64 años, la cantante de Chiusavecchia, que cuida al máximo su impoluta coloratura y sigue gozando de un inalterado fiato. De digna mención es el pasaje final de la ópera, en el que abordó espectacularmente un 'Al dolce guidami' que, por exigencias escénicas, tuvo que cantar tumbada al suelo bocabajo, y el célebre Coppia iniqua, que finalizó con uno de sus plenos agudos marca de la casa. Sin duda, uno de los mejores directos de Devia que he podido contemplar.

No menos grande estuvo Sonia Ganassi, una de las principales rossinianas en activo, que ha mejorado su Giovanna Seymour hasta el punto de tornarla completamente solvente, deliciosa y rica en matices. Aparte, su timbre y color casan estupendamente con la voz de Mariella Devia, junto a la que forma una robusta pareja musical de incalculable valor, tal y como vimos en pasajes como el dueto 'Va, infelice'.

© 2012 by Francesca Zardini. Teatro del Maggio Musicale Fiorentino

También debemos nombrar al célebre Roberto Scandiuzzi que, al contrario que sus compañeras, ofreció un Enrico VIII seco y frontal, si bien se puso a la altura de sus colegas. Por su parte, el tenor ligero Shalva Mukeria, que cantó el rol de Riccardo Percy, estuvo balanceándose en un papel que todavía no ha sabido conquistar pero demostró gran control sobre los constantes y fácilmente quebrantables agudos que muestra la partitura.

Lord Rochefort, cantado por Konstantin Gorny, y el Smeton de José Maria Lo Monaco fueron correctos, sin destacada intervención.

La producción, de la Arena de Verona y el Teatro Verdi de Trieste, está firmada por Graham Vick y es una convincente, atractiva y dinámica propuesta de trasfondo clásico renovado que centra el protagonismo en los personajes principales. Sin banalidades ni ostentación.



Este artículo fue publicado el 15/05/2012

Compartir


Bookmark and Share