Artes plásticas

Mundoclasico.com » Artículos » Artes plásticas

Noche de flamenco para Emil Nolde en Berlín

imagen Una velada del más genuino flamenco, con la bailaora Ana María Amahi, la voz del cantaor José Ramírez y el toque de Zamná Urista Rojas, fue el homenaje tributado oficialmente por España en Berlín este jueves 27 de mayo a la exposición del pintor expresionista alemán Emil Nolde (1867-1956) sobre su visita a ese país y especialmente a Granada en 1921.

Nolde (1867-1956) inmortalizó en sus acuarelas a gitanos y bailaoras del Sacromonte, cuando viajó expresamente a esa ciudad andaluza poco antes de la Semana Santa de aquel año y quedó sumamente impresionado por la música, las celebraciones religiosas y la vida de sus habitantes.

La exposición sobre los viajes de Nolde por España, Suiza y Alemania, inaugurada el pasado 4 de febrero en la dependencia de Berlín de la Fundación Ada y Emil Nolde (muy próxima a la histórica plaza de la Gendarmenmarkt, en el corazón de la capital alemana), se extenderá hasta el 4 de julio.

La fundación, con sede central en Seebüll (Estado federado de Schleswig-Holstein, norte), es la entidad encargada de conservar y difundir la obra de este artista plástico alemán, prohibida por el régimen nazi de Adolf Hitler (1933-1945).

Con esa pasión singular en la expresión y la aplicación del color que le hizo célebre, Nolde explora y capta el alma de los gitanos, con los motivos que también inspiraron en su momento a Ignacio Zuloaga (1870-1945) y Joaquín Sorolla (1863-1923).

"Transcurría 1921 cuando Federico García Lorca (1898-1936) comenzaba su época de plenitud y publicaba Poema del cante jondo ", evoca el director de la Fundación Nolde, Manfred Reuther en una breve entrevista con mundoclasico.com. Reuther, historiador de arte y especialista en la obra de Nolde, confiesa que le "agradaría enormemente poder llevar esta muestra a España".

Nolde no hablaba ni español ni mucho menos calé, pero se las ingenió para entenderse con los habitantes de Granada y retratarlos, pagando una peseta a cada persona que posara para él.

"Más de un centenar de acuarelas pintó Nolde en España durante esta visita, 36 de las cuales están expuestas en esta muestra", afirma también el historiador de arte Andreas Fluck, conservador de la Fundación Nolde y comisario de la exposición.

El pintor alemán y su esposa, Ada, se hospedaron en aquellos días en el hotel Washington Irving de Granada. Hasta allí llegaron, invitadas por los Nolde, Cilla (Frasquita) y María (Taguita), dos bailaoras gitanas que danzaron como sólo ellas sabían hacerlo mientras Emil plasmaba rápidamente sus gestos, ademanes y figuras sobre el papel.
 
Amahi, Ramírez y Uriste tienen duende e hicieron revivir esta noche aquellos singulares momentos sobre un tablao montado especialmente en el foyer de la dependencia de Berlín de la fundación. El trío realizó un emocionante recorrido musical por Andalucía, con diferentes palos: "alegrías de Cadiz", "fandango de Huelva", "tango", "sevillanas", "bulerías" y "soleá por bulerías".

"Nolde halló en los gitanos y en las corridas de toros, entre otros motivos, el escenario perfecto para desarrollar todo su talento expresionista", afirma Fluck. "La fascinación que sentía el artista alemán no se limitaba a lo folclórico o superficial, sino que iba mucho más allá, al tratar de encontrar las raíces culturales de los granadinos."
.
La exposición presenta en total 116 obras, en su mayoría acuarelas, que reúnen buena parte de la producción surgida durante el periplo de cuatro semanas del artista con su esposa.

El contraste entre las acuarelas de Granada y los demás paisajes recogidos en la muestra no podía ser mayor. Las cumbres nevadas de Suiza, un paisaje invernal en la célebre ciudad universitaria alemana de Jena, en la región de Turingia, las desiertas playas de la isla de Sylt y los veleros en el Mar del Norte.

La casa-taller de Nolde en Seebüll, hoy convertida en museo, fue construída en la década de 1920 al estilo Bauhaus. La dependencia de Berlín fue inaugurada en 2008 y se encarga de promover más ampliamente la obra incautada y calificada de "arte degenerado" por el régimen nazi del Tercer Reich. Hitler prohibió a Nolde pintar, pero el artista ya septuagenario y decepcionado del sistema dictatorial, no se sintió derrotado ni muchos menos, sino que desarrolló con más vigor aún su fuerza creadora.

Los cuadros plasmados durante sus viajes reflejaban los distintos estados de ánimo de este artista, que también integró el movimiento expresionista alemán Die Brücke. Nolde tenía gran capacidad para proyectar su enorme experiencia vital en los paisajes que recogía con su pincel.

No se sabe a ciencia cierta cómo hizo Nolde para organizar su paseo por Granada y otras ciudades de España. Al parecer recurrió a familiares de amigos alemanes que vivían allí, pero los detalles siguen siendo todavía desconocidos. Sí ha quedado documentado que entró por los Pirineos, llegó a Barcelona, desde allí siguió en barco hasta el sur, y al regreso pasó por Madrid. Dos veces visitó el Museo del Prado, adonde peregrinó guiado por su gran pasión por la obra de Francisco de Goya.

Este artículo fue publicado el 04/06/2010

Compartir


Bookmark and Share

Referencias:


Emil Nolde


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner