Madrid

Mundoclasico.com » Criticas » Madrid

XXV años del Trío Mompou

Madrid, 22/10/2007. Auditorio 400 del MNCARS. Trío Mompou (Luciano González Sarmiento, piano; Joan Lluis Jordá, violín y Dimitar Furnadjiev, violonchelo). 22 obras cortas (de 2 minutos en promedio) de 21 compositores españoles, 20 de las cuales compuestas para este XXV aniversario: Federico Mompou, Leo Brouwer, Benet Casablancas, Carlos Cruz de Castro, Zulema de la Cruz, Gabriel Fernández Álvez, Antón García Abril, José Mª García Laborda, José García Román, Rogelio Groba, Cristóbal Halffter, Jesús Legido, Tomás Marco, Israel David Martínez, Ricardo Miralles, Adolfo Núñez, Eduardo Pérez Maseda, Claudio Prieto, Manuel Seco de Arpe, Francesc Taverna Bech y José Luis Turina. Asistencia: 80 % del aforo
imagen Esta será una crónica un tanto extraña. No es usual que haya 22 composiciones breves, de alrededor de 2 minutos de duración cada una, de 2l compositores diferentes, con excepción de la primera y la última, que fueran compuestas por Federico Mompou, todas tocadas sin intermedio, lo que con los aplausos después de cada obra consumió algo más de una hora.

Antes del concierto tomó la palabra Tomás Marco, repitiendo en parte lo que escribiera en el programa de mano emitido por CDMC para el evento, o sea, glosando la historia del Trío Mompou. También explicó que el programa fue organizado por orden alfabético de los nombres de los compositores. Destacó Tomás Marco el hecho que el Trío Mompou fue durante mucho tiempo el único trío con piano de España, dentro de la larga penuria que sufrió la música de cámara en el país. Siendo así es natural que hayan participado en 1984 en el Festival de Música de Cámara de Cambrils (Tarragona), estrenando precisamente música de Mompou. Estuve presente entonces y tengo gratos recuerdos. El tono de la charla de Tomás Marco fue ameno y salpicado de buen humor, en línea con la alegría del acontecimiento que se estaba celebrando.

Las dos canciones transcritas para trío de Mompou,  Le Pas  y Le sylphe, que iniciaron y terminaron el programa, denotan - como también muchas otras de sus obras - la influencia francesa que más de veinte años de residencia en París trajeron aparejadas. Pero es admirable el lenguaje que utilizaba y si bien fue precursor de los compositores contemporáneos cuya música sonó, su estilo queda en absoluto obsoleto - al contrario, respira mucha frescura a través de su armonía cromática y de sus ritmos sugerentes

Creo que resultaría aburrido para el lector que comentemos aquí obra por obra. De entre los 20 compositores que rindieron homenaje al Trío Mompou contribuyendo con una obra breve, hubo unos cuantos que siguen componiendo música tonal, tomando como fondo alguna música popular. Fueron estas obras que más aplausos cosecharon. Las obras abstractas – la mayoría puede calificarse así – tuvieron en general muy buena factura, y ahí pudo constatarse la enorme variedad que la música contemporánea ofrece.

La mayoría de las composiciones fueron en ritmo binario, pero también hubo algunas en ritmo ternario, generalmente lentas, expresivas. Otras hubo donde el ritmo marcó la pauta, con apenas línea melódica. Y otras, donde el piano se hacía cargo de un acompañamiento obstinado de las líneas melódicas, o clusters de sonoridad cuidada, a cargo de las cuerdas.

Las interpretaciones fueron de gran calidad, sin excepción. Todo estaba en su sitio. Se trata, desde luego, de tres veteranos músicos muy familiarizados con el género que cultivan. El piano de cola, con la tapa apenas abierta, se amalgamaba idealmente con el sonido de las cuerdas, que en ningún momento se vieron obligados a forzar la dinámica para hacerse oír. ¡Así da gusto! Siendo así, hubo un clima de intimidad que a la mayoría de las obras le vino muy bien – y las que exigían algún alarde virtuosístico sonaron, por supuesto, más brillantes.

Al final del concierto, subieron al escenario 9 de los 20 compositores que habían contribuido al programa, para saludar a los tres músicos, motivo de este concierto homenaje, ante prolongados aplausos por parte del público presente. Otro acierto del CDMC, esta vez por partida doble: una demostración que la música contemporánea está bien viva en España, y que cuenta con veteranos intérpretes que celebran 25 años de conjunto estable. A todos que hicieron posible esta demostración de cultura, expresivas felicitaciones.


Este artículo fue publicado el 02/11/2007

Compartir


Bookmark and Share


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner