Argentina

Mundoclasico.com » Criticas » Argentina

Una excelente presentación

Buenos Aires, 22/06/2012. Iglesia de Santa Catalina de Siena. Cecilia Mazzufero, soprano. Stil Moderno: Carlos Cosattini y Alicia Morán, violines; Mariela Meza, viola; Paula Sadovnik, violoncello; y Mariano Irschick, clave. Antonio Vivaldi. Trío sonata en Si bemol mayor RV 76, Concierto en Re mayor RV 121, Concierto “Madrigalesco” en re menor RV 129, Trío sonata en re menor “La Follia” RV 63, y Motete “Nulla in mundo pax sincera” RV 630. Festival Bach-Vivaldi
imagen

Una excelente presentación nos deparó a todos la actuación de Stil Moderno, en el marco del Festival Bach-Vivaldi, que contó con la Dirección Artística del Maestro Juan Florentino La Moglie y el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Nación, en la Iglesia de Santa Catalina de Siena. El ensamble logró lo mejor de su producción con una interpretación excelente gracias al empeño y la superación de sus integrantes.

Trío sonata en si bemol mayor para 2 violines y continuo RV 76, op. 5 nº 5: Preludio (Andante – Allemanda (Allegro) – Corrente (Allegro). El Opus V de Vivaldi fue concebido por el compositor y su editor Etienne Roger, como una continuación del Opus II, la serie de Doce sonatas para violín y bajo continuo. En el caso del Opus V, éste consta de seis sonatas para violín pero con una curiosidad: la quinta y sexta sonatas son para dos violines, ambas en la tonalidad de si bemol mayor y además constan de tres movimientos.

Concierto en re mayor para cuerdas RV 121: Allegro molto - Adagio - Allegro. La forma del concierto sin solista o “Concerto a Quattro” o “Concerto ripieno” fue cultivada profusamente por Vivaldi y otros de sus contemporáneas. En ellos prevalece la forma en tres movimientos con el esquema: rápido-lento-rápido
La fecha de composición de estas obras se sitúa probablemente con posterioridad a 1720. En el caso del Concierto para cuerdas RV 121 se encuentran partituras en la Biblioteca Universitaria de Turín y en la Biblioteca del Conservatorio de París.

Concierto para cuerdas en re menor “Madrigalesco” RV 129: Adagio-Allegro – Adagio – Allegro molto moderato. Es algo enigmática la indicación de “Madrigalesco” en el Concierto para cuerdas en re menor RV 129, dice Cesare Fertonani. Probablemente una antigua deuda de los compositores con ese género más antiguo. Fue compuesto alrededor de 1720 y la partitura se encuentra entre los manuscritos de Turín, Colección Giordano.

Trío sonata en re menor para 2 violines “La Follia” RV 63, Opus 1 Nº 12: Diecinueve variaciones. La Folia era una danza de origen portugués, de un carácter movido y gran frescura -que luego adquiriría una forma más reposada- con un bajo ostinato similar al de una pasacalle. La designación de ‘Folias de España’ indica que era muy popular y tradicional en la Península Ibérica durante el siglo XVIII. Por alguna razón, aún hoy desconocida, esta danza que fuera muy popular en España, iba a obsesionar como un torbellino a los compositores europeos, más que a propios. Surgida probablemente hacia el final de la Edad Media, pasaría a ser un elemento esencial de la música instrumental española en los siglos XVII y XVIII. Diego Ortiz, Corelli y Marin Marais, entre otros, compusieron también Folias.

Mottetto “Nulla in mundo pax sincera” para soprano, 2 violines, viola y bajo continuo en mi mayor RV 630. La partitura del motete Nulla in mundo pax sincero se encuentra entre los manuscritos de Turín, Colección Giordano, y fue editada en 1989 por Paul Everett. Michael Talbot dice que fueron escritos para La Pietá probablemente en el período 1713/19. Nos dice además que del grupo de motetes vivaldianos de ese período, éste es uno de los más imaginativos y destaca la habilidad de la escritura para soprano de la obra, compuesta en mi mayor a la que Vivaldi asocia con sus más beatos sentimientos. Estos motetes fueron concebidos en tres movimientos con un recitativo central y un final que concluye en un Alleluia. Larghetto – Nulla in mundo pax sincera. Recitativo – Blando colore oculosmundus decepit. Allegro – Spirit angius. Allegro – Alleluia

Conclusión: una grata presentación de Stil Moderno. El ensamble lució seguro y afianzado. Excelentes Carlos Cosattini y Alicia Morán, primer y segundo violín, ahora con la incorporación de Mariela Meza en viola. Paula Sadovnik, siempre eficaz en su violoncello y el sobrio teclado de Mariano Irschick, conformaron este quinteto que supo acompañar las partituras de los concerti a quattro y servir de marco a la voz tan encantadora de Cecilia Mazzufero en el motete Nulla in mundo paz sincera.

Especial brillo lograron además las Diecinueve variaciones de la Follia vivaldiana. Allí los violines hicieron de las suyas, tanto en las partes lentas como en aquellos pasajes rápidos.



Este artículo fue publicado el 11/07/2012

Compartir


Bookmark and Share