Entrevistas

Mundoclasico.com » Artículos » Entrevistas

El Mirage Kwartet recibe 5000 visitas en su primer mes en YouTube

imagen

Como una de las 50 páginas webs más visitadas, YouTube ha demostrado ser un medio fantástico para promocionar a grupos como el Mirage Kwartet, compuesto por Jakub Miller y Anileys Bermúdez, violines, Luis Diez Arcaro, viola, y Sinan Ercan, chelo. Para aquellos que no conozcan la página, YouTube es un servicio gratuito para compartir videos, que permite que sus usuarios suban y compartan fácilmente sus clips de video. Con unas 40 millones de visitas al mes, grupos como el Mirage Kwartet pueden obtener 5000 visualizaciones de su video, cosa que en un blog normal podría llevar hasta 14 meses. El Mirage, formado por cuatro jóvenes músicos que viven y estudian en la ciudad de Groningen en el Noroeste de Holanda, ha demonstrado un talento natural para el marketing, junto con una página web simple pero coherente. Pese a su simplicidad html, su página demuestra claras ideas sobre la promoción y la creación de una imagen online. Para intentar rascar un poco bajo la superficie, el pasado mes de noviembre hablé con ellos en Holanda para obtener su testimonio y averiguar qué otros planes tienen para aprovechar todas las posibilidades de Internet.

Pregunta: ¿Cómo se conocieron cuatros músicos de orígenes tan distintos?

Respuesta: Éramos estudiantes en el Noord Nederlands Conservatorium de Groningen (al Noroeste de Holanda). Fue una especia de ‘amor a primera vista’, nos reunimos por casualidad para tocar en un concierto e inmediatamente supimos que teníamos que seguir tocando juntos. Creo que esta es una de las características del grupo, nos lo pasamos genial juntos y ¡esperamos que se note cuando tocamos!

Por otro lado habíamos estado queriendo formar un cuarteto de cuerda estable durante ya algún tiempo para trabajar con más profundidad en nuestras ideas musicales. Esto nos permitió comenzar a buscar un sonido con el que soñábamos desde hacía tiempo...

P.: ¿Tenéis alguna línea de trabajo específica que intentéis seguir?

R.: Quizás no una ‘línea de trabajo’ pero sí una manera diferente de hacer las cosas. Ya existen demasiados grupos que tocan lo mismo y se presentan de manera parecida -atención que esto por supuesto no es una crítica de lo bien que puedan tocar- se trata más bien del enfoque general hacia la música.

Así que por un lado está el factor innovador, aunque es una innovación bastante personal. Al haber tanta variedad dentro del grupo, las influencias culturales y sociológicas son muy diferentes. Nos gusta la novedad aunque al mismo tiempo consideramos que tenemos unos gustos bastante poco extravagantes. Teniendo todo esto en cuenta, nos parece que es un momento muy emocionante para tocar un instrumento hoy en día, con una gran cantidad de música estupenda escrita en toda clase de estilos.

También, al haber dos miembros españoles en el grupo, hay una influencia clara de música como Piazzolla u otros compositores latinoamericanos o españoles. Estamos ansiosos de poder explorar todas estas posibilidades.

Por otro lado, en cuanto al aspecto ‘empresarial’ de tener un grupo: al comenzar de forma tan humilde, básicamente lo hacemos todo nosotros, esto nos permite inspirar todas nuestras decisiones (por ejemplo, la página web, como forma de promocionar el grupo) en nuestra experiencia profesional y en cómo nos gusta hacer las cosas, lo que significa que procuramos ser originales al mismo tiempo que aspiramos a la máxima calidad ¡dentro de nuestros medios, claro!


P.: ¿Qué os parecen los nuevos grupos de crossover en música clásica; al estilo de Red Priest, Montana Skies, o NeoCamerata?

R.: Para nosotros los grupos que menciona ilustran claramente dos fenómenos que se están dando actualmente. Primero, que el público está hambriento de algo nuevo, algo accesible y que tenga al mismo tiempo el sello de la búsqueda constante por la calidad. Durante mucho tiempo, o al menos mientras nosotros estudiábamos, la música ‘nueva’ era aburrida, moralizante (si no te gustaba, era tu culpa, tus oídos no eran lo bastante buenos) y subvencionada. Ahora encontramos grupos que son emocionantes, simplemente te gustan, y tienen éxito con el público. Esto debe significar que algo bueno le está pasando a la música clásica, incluso si esto significa que ya no sea tan ‘clásica’.

Finalmente, los éxitos de estos músicos también muestran que es posible ser al menos moderadamente exitoso sin tener necesariamente que firmar un contrato con una de las grandes empresas discográficas.

P.: ¿Son igual de útiles estos recursos para los músicos clásicos como para los de rock y pop?

R.: Bueno, a primera vista quizás te parezca que no, ya que el público digamos típico de YouTube o MySpace no es la gente que te imaginarías que van a conciertos de música clásica (ya sabes, con pelo gris y un monóculo), pero luego...

Hay millones de personas a las que le gusta escuchar música que es buena, emocional y muestra un auténtico amor por los detalles y la calidad; y esto es precisamente el tipo de música que nos encanta hacer.



Este artículo fue publicado el 16/02/2007

Compartir


Bookmark and Share