Castilla-La Mancha

Mundoclasico.com » Criticas » Castilla-La Mancha

Cuidado, magnetismo y adecuación

Cuenca, 03/04/2012. Iglesia de San Miguel. Ars Choralis Coeln. Maria Jonas, dirección. Hildegard von Bingen: Ordo Virtutum. Ocupación: 100%
imagen

Sin duda, uno de los apartados más interesantes de la Semana de Música Religiosa de Cuenca se halla, sin por ello desmerecer al resto, en un grupo de conciertos que se desarrollan, habitualmente, fuera del Teatro Auditorio de Cuenca, el centro de los eventos dirigidos a un público mayoritario con orquestas y grandes coros como protagonistas.

Como apuntamos, es en estas citas en las que el público puede encontrarse con solistas o conjuntos de cámara de notorio nivel; también descubrir o redescubrir repertorios de gran calado y acercarse y profundizar en épocas a las que, por uno u otro motivo, se suele atender en menor medida en las programaciones habituales de teatros y auditorios. Además, algunos de estos recitales sobresalen, aparte de por su calidad musical y elegancia, por su espiritualidad. Si a esto le sumamos una cuidada puesta en escena, el estudio de los espacios en los que se desarrollan y una interpretación minuciosa y rigurosa, el resultado global supera el notable.

Sin duda, este fue el caso del concierto nº 6 del ciclo conquense, un evento protagonizado enteramente por mujeres. Así, el drama moral litúrgico Ordo Virtutum de Hildegard von Bingen (1098-1179), una de las primeras compositoras de las que se tiene referencia, cobró vida en una iglesia de San Miguel teñida por la envolvente iluminación de Carlos Antunes, que logró en todo momento remarcar el sentido de la pieza y aportó colorido y profundidad.

En el ámbito meramente musical, el conjunto Ars Choralis Coeln, dirigido por la alemana Maria Jonas, subrayó la definición que, de ellas, se incluía en un cuidado libreto de mano (aparte de las habituales notas y biografías, también poseía un apartado con ilustraciones del libro de Hildegard von Bingen, un hecho a aplaudir). De esta manera, se incluía una cita de Detlef Bielefeld, quien apreció que su “inconfundible marca es su colorido vocal, de voces equilibradas y timbres individuales, una unidad vocal en su entonación, una musicalidad sensible unida a un afán de realización auténtica”. Todo ello lo pudimos comprobar en Cuenca.

Como apuntó también Josemi Lorenzo Arribas, Ordo Virtutum, de la benedictina von Bingen, es el primer drama occidental conservado con música. Está compuesto por ochenta y dos melodías que coinciden con los distintos diálogos que estructuran la obra, una de las innovaciones que la abadesa llevó a cabo. En ella, se aborda el sentido de obediencia y virtud a la orden pesar de las dudas, dificultades y tentaciones que ‘acecharían’ a las religiosas. Dividida en distintas escenas, en ella aparecen un buen número de personajes, entre ellos, patriarcas, profetas, virtudes, almas y, cómo no, el diablo.

La propuesta se inició desde una capilla del templo reconvertido en sala de conciertos y se desarrolló tanto en el escenario como en uno de los pasillos. De la misma manera que el apartado musical, el escenográfico, sencillo, creativo y de gran efectividad, destacó desde el inicio de la representación en cuidado, sutileza y adecuación, ya que las cantantes realizaron distintas evoluciones en diferentes espacios. También hubo acompañamiento instrumental con instrumentos de época por lo que, en conjunto, este montaje se puede catalogar, sin temor a equívocos, como uno de los de mayor nivel en la edición de 2012 de la Semana de Música Religiosa de Cuenca.



Este artículo fue publicado el 21/05/2012

Compartir


Bookmark and Share


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner