Estados Unidos

Mundoclasico.com » Criticas » Estados Unidos

Un buen espectáculo

Nueva York, 10/05/2008. Metropolitan Opera House. Lincoln Center for the Performing Arts. La Clemenza di Tito. Ópera seria en dos actos, con música de Wolfgang Amadeus Mozart (1756 - 1791) con libreto de Pietro Metastasio adaptado por Caterino Mazzolà de Metastasio. Estreno: Teatro Nacional de Praga el 6 de septiembre de 1791. Jean-Pierre Ponnelle, dirección escénica. Elenco: Ramón Vargas (Tito), Tamar Iveri (Vitellia), Heidi Grant Murphy (Servilia), Susan Graham. (Sesto), Anke Vondung (Annio), Oren Gradus (Publio). Coro y Orquesta del Met. Harry Bicket, director musical. Temporada 2007-8
imagen Si algo ha llamado la atención de esta reposición que el MET llevó a cabo de La Clemenza de Tito ha sido descubrir la faceta mozartiana de un tenor bien conocido en la casa, como lo es el mexicano Ramón Vargas.

Tito no es un rol nuevo para Vargas quien lo ha interpretado con éxito tanto en su México natal como en Salzburgo. Y eso se nota a la hora de evaluar la minuciosidad con la cual elabora cada frase, calcula cada inflexión o matiza tal o cual pasaje de su caracterización del emperador romano. Si algo esta claro es que no estamos frente a un debutante. Vargas entiende y conoce al compositor de Salzburgo y nunca se aparta del estilo requerido por la parte, ni busca el efecto innecesario. Su aria ‘Del pill sublime soglio…’ fue todo un ejemplo de refinamiento y ductilidad. El plato fuerte vino de la mano de su interpretación de la terrible aria ‘Se all’impero…’ donde sus apabullantes medios vocales hicieron gala de precisión y técnica enfrentando todos los Si bemoles exigidos en la partitura sin el menor esfuerzo y con total naturalidad.

Junto a Vargas, la otra gran triunfadora de la noche fue la mezzo-soprano americana Susan Graham encarnando un Sesto de gran línea, cuidada musicalidad, intencionalidad y gran riqueza de acentos.



Debutando en la casa, resultó interesante descubrir una cantante de la calidad de la georgiana Tamar Iveri, mas allá de que la parte de Vitellia no le resulto cómoda en los graves y la obligó a emitir sonidos que no son naturales en esa zona de su registro. A pesar de ello, se movió con corrección y compuso un Vitellia digna.

Como los buenos vinos, el paso del tiempo parece agregar calidad en la voz de la soprano Heidi Grant Murphy quien como Servilia encajó perfectamente con las exigencias de su personaje.

A la soprano alemana Anke Voglund -que causó una grata impresión en su debut la temporada pasada en el rol de Cherubino- la parte de Annio le quedó absolutamente chica. Encomendar a Voglund esta parte fue francamente un lujo asiático. Esperemos poder apreciar a este joven artista en roles mas interesantes.

El elenco lo completó el bajo americano Oren Gradus, un Publio que sin descollar defendió su rol con convicción y adecuación.



El coro del Met salió airoso a su cometido aunque no alcanzó el nivel de excelencia habitual.

A cargo de la vertiente musical, Harry Bicket mostró un absoluto dominio de la orquesta y de la ópera. Siempre justo en los tiempos, el director ingles fue un sostén invalorable para la labor de los cantantes sin por ello apartarse un ápice del estilo requerido por la obra.

Con más de veinte años en su haber, la clásica producción del desaparecido regista francés Jean-Pierre Ponnelle sigue derrochando sabiduría teatral y estética resultando aún hoy día muy buen espectáculo.


Este artículo fue publicado el 21/07/2008

Compartir


Bookmark and Share


Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner