Opinión

Mundoclasico.com » Artículos » Opinión

Buceando por la red (1)

imagen

Se supone que debería estar preparando un editorial que ilumine a los lectores sobre la situación actual de la música clásica, que aporte una visión seria y original sobre todo lo que está pasando, sobre la crisis económica y cómo afecta a la música, sobre el sentido que debe tener la 'alta cultura' en el mundo actual, etc. Pero hay dos problemas. El primero de ellos es que -como saben los que me conocen personalmente- no sirvo para iluminar a nadie. Y el segundo es que hoy -como tantos otros días- me he levantado frívola y sin ganas de reflexiones. Tengo una excusa, o una justificación, según como se mire: el calendario dice que estamos en verano y yo estoy de vacaciones 'de verano', pero en Galicia seguimos anclados en una larga primavera que no parece que vaya a terminar ... hasta que empiece el invierno otra vez (de pequeña creía que el clima de Galicia era monzónico, con una estación de las lluvias en la que llueve siempre y una estación seca en la que llueve a menudo).

Como además es muy difícil ir a la playa -excepto con el traje de neopreno, que cada vez usa más gente en Galicia- y mucho menos bañarse, he optado por bucear un poco por la red [no hace falta que me digan que el verbo correcto es 'surfear por la red', el problema es que no sé hacer surf] y hoy me apetece enseñarles dos artículos en la web de la revista australiana Limelight.

El primero de ellos es tan alucinante que no sé si creérmelo [¿cuándo es el día de 'inocentes' en Australia?]. Parece ser que alguien ha robado algunos dientes de Johann Strauss II y de la dentadura postiza de Brahms de sus respectivas tumbas y ha colocado su hazaña en internet. Por lo visto el ladrón, Ondrej Jajcaj, es checo, quiere iniciar una colección, y aunque sus primeras incursiones fueron en 2008, la policía vienesa no encontró motivo para detenerlo, ya que el robo de dentaduras no está tipificado como delito en Austria.

La segunda noticia, que es de la que quería hablarles desde hace días, es una encuesta que ha realizado Limelight a algunos de los grandes pianistas actuales preguntándoles sobre los diez mejores pianistas de la historia. Los resultados, sin duda, son discutibles, pero lo que me ha gustado de este artículo es que cada uno de los pianistas actuales 'apadrina' a uno de los históricos y hace una valoración desde el presente -y desde su propio estilo- que resulta muy interesante y se convierte en un retrato muy subjetivo del mundo actual de la interpretación pianística. Por cierto, se echa en falta que no se haya entrevistado a ninguno de los pianistas chinos u orientales de la actualidad. Y notarán que los pianistas rusos siguen acaparando los primeros puestos, creo que de un modo excesivo, por más que -como es bien sabido- yo sea una entusiasta rusófila.

Para el que tenga curiosidad por esta lista en concreto, la clasificación es: 1. Serguei Rachmaninov; 2. Vladimir Horowitz; 3. Sviatoslav Richter; 4. Arthur Rubinstein; 5. Emil Gilels; 6. Alfred Cortot; 7. Glenn Gould; 8. Alfred Brendel; 9. Wilhelm Kempff; y 10. Artur Schnabel.



Este artículo fue publicado el 10/07/2012

Compartir


Bookmark and Share

Comentarios:


soy minero 11/07/2012 16:11:09
La industria cultural es obscena y debe ser reconvertida.

Lo nuevo porlo nuevo 11/07/2012 16:03:54
Bonito tema, sí señor, la producción. No lo había pensado nunca antes.

Cool 11/07/2012 13:12:14
La producción, el gran secreto de la música. Como todo en el mundo del espectáculo, a los simples mortales sólo nos enseñan las luces y nos deslumbran con ellas. Lo malo es que los críticos también se queden fuera y nadie más se entere. Así nacen las mafias, los chanchullos y los sobreprecios.

Fresh 10/07/2012 22:12:17
Refrescante, Maruxa, aunque sigamos pasados por nubes y agua.

Algunos magníficos pianistas de ayer y hoy: Pierre-Laurent Aimard, Steffen Schleiermacher, Nicolas Hodges, Markus Hinterhäuser, Maurizio Pollini, Aloys Kontarsky, David Tudor, Yukiko Sugawara... Sólo que para conocer a estos músicos hay que salir de la música más trillada, donde se conforma el panteón de esos divos.


Funcionario 10/07/2012 19:58:11
Aclaro que me encanta la música. Pero por razones de trabajo, como otras personas que también escriben por aquí, tengo que tratar con músicos a menudo, y estoy escandalizado de su forma de funcionar en el mundo del trabajo. Sean de música nueva o de música vieja. Da igual. Cómo funcionan y prostituyen la música. Es escandaloso. Más y sobre todo cuando se trata del sector público, porque en el privado les conocen mejor.
Hay que defender la música de los usos y costumbres ignorantes y tramposos de los músicos. La hunden, si no lo han hecho ya; lo que queda son sólo rescoldos que se pelean como hienas. Es verdad que los críticos de música deberían entrar en estos temas: dedicándose a explicar el fiato de no sé quién o el golpe de arco de no sé cuál ocultan la telaraña en la que [sobre]vive la música.
De todos modos, que yo opine esto o lo otro no tiene mucha importancia aquí. Lo que importa en este sitio de música [quizás] es si lo que digo es verdad.



Envía un mensaje
Nombre:
Comentario:
Control:
Arrastra el nombre de MOZART hasta el contenedor naranja
  • Mozart
  • Brahms
  • Beethoven
  • Wagner