Discos

Mundoclasico.com » Discos » Discos

Sí, pero no

Xuefei Yang. Rodrigo. Xuefei Yang, guitarra. Orquestra Simfónica de Barcelona i Nacional de Catalunya. Eiji Oue, director. Joaquín Rodrigo, Concierto de Aranjuez, e Invocación y danza. Stephen Goss, The Albéniz Concerto, para guitarra y orquesta sobre música pianística de Isaac Albéniz. Isaac Albéniz, España op. 165 (arreglo de Xuefei Yang). Un disco compacto de 76 minutos de duración grabado en la sala Pau Casals de L'Auditori de Barcelona del 12 al 15 de julio de 2010. Producción de EMI Records Ltd., 2010. EMI 50999 6 9836121
imagen Hace ya muchos años que la escuela guitarrística japonesa es fundamental en la difusión de repertorio de guitarra español. Menos abundantes en cambio son los guitarristas chinos, entre los cuales Xuefei Yang (1977) es claramente la precursora. Ella fue la primera guitarrista china en ingresar en una escuela de música tras la Revolución Cultural, la primera intérprete china en obtener una beca de posgraduada en la Royal Academy of Music de Londres, y la primera que desarrolló una carrera internacional como guitarrista. Su debut tuvo lugar a los 10 años, e inmediatamente el embajador español en China se interesó por ella. Con 14 años, en 1991, debutó en Madrid y conoció personalmente al Maestro Rodrigo. Con 16 años empezó a interpretar en público el Concierto de Aranjuez y desde entonces lo ha tocado en diversos países y con diferentes orquestas. Sin embargo para esta grabación quiso una orquesta española, y en concreto la Orquestra Simfónica de Barcelona i Nacional de Catalunya que es la heredera de la Orquestra Filharmónica de Barcelona según el folleto que acompaña al disco (en mi opinión, esta filiación es más complicada).

Este es para mí el primer error del disco. Las exigencias orquestales han aumentado mucho desde la época en que se estrenó el Concierto de Aranjuez y existen ya muy buenas versiones de él -aunque sigue siendo una obra que precisamente por su popularidad se graba mucho pero mal- por lo que la elección de una orquesta de mediana calidad es ya un lastre que marca decisivamente el disco. Los planteamientos de Eiji Oue son además muy banales, no hay ningún fraseo interesante, nada que impresione, ninguna idea original. Parece que enfocó la grabación como un trámite sin el menor interés ni requirimiento especial. Y justo porque el Concierto de Aranjuez es una obra sencilla en lo orquestal, resulta más importante el enfoque que se le quiera dar a la partitura. Y la ampulosidad, por ejemplo, que predomina en el segundo movimiento del Concierto de Aranjuez resulta insufrible y le hace a uno anhelar que lleguen los solos de guitarra.

Porque por supuesto, si la versión de Oue y la orquesta se ajustara a lo que hace Fei -que así se conoce a la guitarrista- no habría nada que criticar, la responsabilidad sería de la solista y ya está. Pero no es el caso. Aún sin gustarme demasiado, lo que hace Fei es muy superior a lo orquestal. Ella sí tiene clara una visión de la partitura, acaso muy preciosista y en cambio poco atenta a los fraseos amplios o a lo estructural, pero interesante para quien guste de algo así. Técnicamente, Fei cumple sobradamente y en algunos aspectos mucho mejor de lo habitual: preciosas las escalas, por ejemplo, que precisamente por su falta de interés suelen ser muy descuidadas por los guitarristas. Y ese jeu perlé que hay en muchas partes del Concierto de Aranjuez es también destacable en la versión de Fei.

El segundo interés del disco está en la obra de estreno, The Albéniz Concerto (2009) de Stephen Goss (1964), un encargo de EMI Classiscs para Xuefei Yang y la Orquesta de Barcelona y Nacional de Cataluña que seguramente se graba por primera vez en esta ocasión, aunque la carátula del disco no lo indica claramente. Me gustaría decir que es una obra interesante o que aporta algo al repertorio guitarristico, pero no es el caso. El lenguaje es puramente funcional, supuestamente rodriguiano pero sin el interés que, a pesar de su sencillez técnica, tiene la música de Rodrigo. La obra ni siquiera funciona como homenaje a Albéniz, puesto que la apropiación de Goss de los temas albenizianos no tiene ni el más mínimo interés, sólo en los movimientos centrales, especialmente en la 'Evocación' y algo menos en 'Cataluña' se oye Albéniz y en este caso es más una cuestión de transcripción que de apropiación

El disco se completa con una transcripción realizada por Xuefei Yang de España op. 165 de Albéniz (no olvidemos que el 2010 como antes el 2009 fueron años Albéniz, y el mercado era amplio). La versión es correcta, pero no tiene fuerza, cosa que malogra especialmente los números más animados pero es admisible en los más evocativos. A Fei parecen interesarle más los timbres y dinámicas, o sea los elementos más preciosistas, que los melódicos y evidentemente los estructurales. Por supuesto da todas las notas que pueda dar el piano, no hay simplificación, y en ese sentido el resultado es interesante. Pero en conjunto, y al igual que pasa con la obra de Goss, no creo que estemos ante una aportación interesante al repertorio guitarrístico.

Para terminar el disco, Fei toca la misma pieza con la que se presentó en Madrid hace veinte años, la Invocación y danza de Rodrigo. Nuevamente una versión sobresaliente en lo técnico y más discutible en lo expresivo. Pero en cualquier caso, y junto con el Concierto de Aranjuez, lo más interesante del disco. Lo que demuestra que -en último término- lo importante es la partitura, el compositor. Y que de donde no hay, nada se saca.


Este artículo fue publicado el 20/04/2011

Compartir


Bookmark and Share