Chile

Mundoclasico.com » Criticas » Chile

Lo mejor de la temporada

Santiago de Chile, 14/07/2012. Teatro Municipal de Santiago. Il postino (El cartero), ópera en tres actos de Daniel Catán. Director de escena: Ron Daniels. Diseñador de vestuario y escenógrafo: Riccardo Hernández. Diseñadora de iluminación: Jennifer Tipton. Diseñador de proyecciones: Philip Bussmann. Coreógrafo: David Bridel. Elenco: Plácido Domingo (Pablo Neruda); Charles Castronovo (Mario Ruoppolo); Amanda Squitieri (Beatrice Russo); Cristina Gallardo-Domâs (Matilde); Javier Arrey (Giorgio); Nancy Fabiola Herrera (Doña Rosa); Federico Gallar (Di Cosimo); Claudio Fernández (El padre de Mario); Exequiel Sánchez (Sacerdote). Coro del Teatro Municipal (director: Jorge Klastornick). Orquesta Filarmónica de Santiago. Director musical: Grant Gershon. Temporada 2012
imagen

La visita de Plácido Domingo a Chile, para cantar Il Postino de Catán, se convirtió en el gran suceso de la lírica del año 2012 en este país y a no dudarlo, en el más importante en mucho tiempo.

Luego de 45 años de su primer viaje a Chile, la presencia de Domingo en Santiago causó un enorme y justificado revuelo y su presencia le dió especial atracción a las cinco presentacioners de Il Postino, en tres de las cuales cantó el tenor español. Plácido Domingo, en esta obra, no sólo fue protagonista y gran figura, sino que, tuvo la muy responsable y especial misión, de encarnar al insigne poeta y Premio Nóbel chileno, Pablo Neruda.

Esta ópera, que constituye el tercer título de la temporada lírica 2012 del Teatro Municipal, retrata una etapa en la vida del vate, en la Italia de los años 1950. Esta composición se basó en la recordada película nominada a cinco premios Oscar, Il Postino y, a la vez, en la novela Ardiente paciencia, del escritor chileno Antonio Skármeta.

La música de Il Postino ha sido descrita como dotada de una orquestación "armoniososa y grata de escuchar". A Catán puede definírsele como un autor moderno, pero muy romántico. Por momentos, su música, proveniente de un muy inspirado creador, sigue los lineamientos clásicos y sus pasajes y temas nos llevan a pensar en influencia de compositores como Puccini o Debussy. En otros instantes surgen melodías que lindan con los ritmos contemporáneos y folklóricos. Hay muchas partes con solos o arias, duos y romanzas bellísimos, incluso recitativos que resultan muy adecuados a la trama.

La puesta en escena en Chile de la ópera Il Postino, con todo lo que ella significa, va más allá de haberla traído a la temporada lírica 2012 del Teatro Municipal, no sólo por lo que el espectáculo es en sí, sino además, por todo lo que lo ha rodeado. El tema de la obra de Catán gira en torno a un personaje como Pablo Neruda, muy ligado a la Cultura y también a la Política de nuestro país, la película en que se basa y su relación con el autor que la escribió con el título de Ardiente Paciencia.

Lo principal, sin embargo, es su música y, muy especialmente, la máxima figura de su elenco de cantantes, Plácido Domingo, el gran tenor español, que ha trascendido por sobre el tiempo y la interpretación.

Domingo se ha sentido, una vez más, a sus anchas en Chile. Su canto ha sido perfecto, en general muy centrado en su personaje, cuya personalidad y figura están siempre presentes en el escenario y en la acción. Él, además, le ha dado confianza y seguridad a todos los demás intérpretes quienes giran en torno suyo. Ya sea en canciones como 'Comprendo' o el duo 'Desnuda', con la soprano chilena Cristina Gallardo Domas, se manifiesta en plenitud vocal y actoral. Catán, no hay duda que creó un Neruda-Domingo especial: son el uno para el otro, ambos aquí son inseparables. La música es dulce y sin apremios, la emoción va con dosis y todo termina con el triste, pero magnífico duo de Neruda con el cartero Ruppuolo, ya convertido en espíritu.

El resto del elenco, estupendo, por donde se le mire, destacando, a nuestro entender, la pareja joven y romántica, del cartero y Beatrice que tiene a dos excelentes intérpretes en la soprano lírica Amanda Squitieri y el tenor también lírico, de espléndida y potente voz, un gran triunfador con mucho futuro, Charles Castronovo. Ambos son estadounidenses y ambos puntales en esta, sobre todo, muy agradable composición lírica.

De gran registro la Doña Rosa, de la mezzosoprano española Nacy Fabiola Herrera, y la soprano Gallardo Domas se ha mostrado como una soprano madura y completa, con una voz que calza con el personaje, sin alardes y sin salirse a tonalidades extremas.

El resto de los cantantes, correctos, al igual que el Coro del Municipal, a la gran altura con que se le conoce.

El director Grant Gershon hizo una labor coordinada para brindar un buen manejo de la Orquedsta Filarmónica de Santiago, pras la atractiva partituira de Daniel Catán, y la dirección escénica de Ron Daniels, con acertada sencillez. Verstuario y escenografía. sin nada que objetar.

En resumen: un Il Postino excelente, por donde se le mire y un Plácido Domingo, que desde su llegada a Santiago, le dio gran jerarquía al espectáculo.



Este artículo fue publicado el 30/07/2012

Compartir


Bookmark and Share