Reportajes

Mundoclasico.com » Artículos » Reportajes

Katharina Wagner habla del pasado nazi de la familia

imagen

Katharina Wagner, codirectora del Festival wagneriano de Bayreuth, reconoció este jueves 27 de julio que se ve enfrentada a resistencias dentro del clan familiar para esclarecer y superar totalmente su pasado nazi.

Hay cuatro ramas en la familia Wagner, no todas son "accesibles" ni están dispuestas a abrir sus respectivos archivos a la opinión pública y a los historiadores, admitió la biznieta del compositor Richard Wagner a la prensa alemana.

Wagner reaccionó así a una iniciativa del ministro de Estado de Cultura de Alemania, el democristiano Bernd Neumann, quien reclamó una exhaustiva investigación de la historia de esta familia. Katharina Wagner subrayó que a su familia le toca la "responsabilidad" de esclarecer completamente su pasado nazi.

Neumann declaró a la prensa que las conexiones de los festivales wagnerianos con el nacionalsocialismo y sus representantes entre 1933 y 1945, "así como la postura antijudía de la casa Wagner -incluso antes de 1933- representa un capítulo especialmente oscuro en la música y en la historia cultural alemanas". La actual dirección del Festival Richard Wagner de Bayreuth es consciente de su responsabilidad en la reelaboración de ese pasado y está dispuesta a ello, dijo el ministro. Neumann dijo que espera que la dirección del festival wagneriano "siga adelante por este camino".

A esto corresponde especialmente "la accesibilidad de todos los archivos", dijo el ministro, porque a la historia de la "colina verde" le toca "una especial responsabilidad" en la "total reelaboracción" de su propio pasado. Katharina Wagner dijo que comparte "plenamente" la opinión y el reclamo del ministro.

Wagner, de 34 años, codirectora junto con su hermanastra, Eva Wagner-Pasquier, del festival de Bayreuth, subrayó que ella y su rama familiar "han entregado a un historiador" todo el material disponible "sin revisarlo". Se trata especialmente del archivo de su difunto padre, Wolfgang Wagner, quien fuera durante décadas director del famoso festival operístico. Sin embargo, los documentos históricos pertenecen en parte a las cuatro ramas de la familia existentes hoy, lo que complica su divulgación. Katharina Wagner dijo que no tiene ninguna influencia sobre esto. "Pero tanto de parte de la dirección del festival como de mi familia hay un gran interés en que sea todo completamente accesible", agregó.

Un caso especialmente dificil en este contexto es el de Amélie Hohmann, hija de la hermana de Wolfgang Wagner, Verena Lafferentz. "Allí debe haber un ominoso 'armario blanco', presuntamente con el legado de la madre de Verena, Winifred Wagner. Este pertenece a las cuatro ramas familiares, pero hasta hoy no sabemos qué es lo que hay allí", dijo Katharina Wagner. Ella y su hermanastra le escribieron varias veces a Hohmann para poder echar un vistazo a esos documentos, pero sin éxito hasta ahora.

Los vínculos de los festivales de Bayreuth en la época del nazismo y principalmente de Winifred Wagner, quien fuera amiga personal de Adolf Hitler, fueron entregados al historiador Peter Siebenmorgen, quien posiblemente este mismo año publicará los primeros resultados de sus investigaciones.

La nueva temporada de Bayreuth comenzó este miércoles 25 de julio con la puesta en escena de El holandés errante. Diversos críticos achacaron a esta casa de ópera de haber omitido hasta ahora una reelaboración intensa y autocrítica de su actuación durante la época nazi. El debate se reavivó con el repentino relevo el pasado sábado 21 de julio del bajo-barítono ruso Evgeny Nikitin por los tatuajes nazis que lleva grabados sobre su cuerpo. El ministro Neumann se congratuló expresamente por la separación de Nikitin. "La renuncia de Nikitin a interpretar la obra era la única reacción posible y correcta al incidente", dijo el alto funcionario gubernamental.

También otros políticos vinculados a temas culturales, como Hans-Joachim Otto, del Partido Liberal, exhortaron a la casa de los festivales de Bayreuth a investigar críticamente su pasado nazi. "Transparencia y una reelaboración activa de la historia no son una libre decisión, sino un obligación", dijo Otto, secretario de Estado parlamentario del ministerio de Economía a la prensa. Esto es válido "en especial medida" en la historia de la familia Wagner y de los festivales de Bayreuth, concluyó el representante gubernamental.



Este artículo fue publicado el 27/07/2012

Compartir


Bookmark and Share