Maruxa Baliñas y Xoán M. Carreira

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el lunes, 20 de octubre de 2003. En estos 16 años ha escrito 28 artículos.

  • Alemania 03/11/2018

    Curiosa combinación

    Curiosa combinación la de unir en una misma representación dos obras aparentemente tan distintas como Oedipus Rex y Iolanta. En la presentación de esta producción, la directora de escena, Lydia Steier, lo explicaba como: "Dos óperas, dos personas que rehúsan aceptar su destino: un rey que, en momentos de crisis, debe afrontar el hecho de que ha sido ciego ante la verdad durante muchos años [...] y la hija ciega del rey quien, por orden de su padre, ignora su discapacidad, pero adquiere conocimiento y finalmente es capaz de ver". O sea, ceguera y mentira como dos aspectos de una misma realidad
    31/12/2018
  • España - Madrid 03/06/2018

    Ni tanto ni tan poco

    El estilo de Calixto Bieito -como el de Zimmermann- no tiende a la concentración, lo que es una de las ventajas, pero también de los inconvenientes de esta producción. No cabe duda de que los conceptos de Bieito y Zimmermann tienen muchos elementos en común, y que el trabajo de Bieito es magnífico, pero al igual que potenciaba los mejores hallazgos de Zimmermann también realzaba algunos de sus defectos. 
    27/06/2018
  • España - Madrid 01/06/2018

    Neorrealismo de posguerra

    Sucede que en la comunidad de Street Scene no existe la privacidad, todo es visible y sometido no sólo a los cotilleos de comadres, sino también a los comentarios impertinentes -cuando no zafios- que se entremeten en las conversaciones familiares e íntimas. Y esa falta de privacidad es la que provoca el drama. 
    18/06/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    32] Una visita a Granados en 1913

    "Fuimos a las trincheras cantando La Marsellesa y regresaremos cantando La Internacional"
    15/06/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    23] Granados estudió con Pedrell. Cierto, ¿pero cuándo?

    Granados comenzó sus estudios de armonía con Felipe Pedrell quien no pudo enseñar al joven Enrique lo que él mismo ignoraba: la construcción musical. Pero Granados podía sobrevivir sin maestro. Incluso tocando el piano en casas particulares o en el Café de las Delicias, continuó instruyéndose en el arte de los sonidos, buscando y encontrando en su piano los agregados armónicos o las fórmulas rítmicas que pasado el tiempo constituyeron toda su estética.
    13/04/2018