Discos

Música ligera y menos ligera

Juan Krakenberger
miércoles, 11 de abril de 2007
Doubles jeux. Django Reinhardt-Stéphane Grappelli: Minor swing; Michel Portal: Minor waltz; Maurice Ravel: Blues; Claude Debussy: Sonata para violín y piano; Henryk Wieniawski: Étude-caprice no.1 op.18; Laurent Korcia: Minor tango; Béla Bartók: Dúos para dos violines, Nos. 35, 18, 28, 44; Gideon Klein: Dúo: allegro con fuoco; Django Reinhardt–Stéphane Grappelli: Tears; Michel Legrand: Les parapluies de Cherbourg (thème); Jules Massenet: Élégie; Luigi Denza: Si vous l’aviez compris. Laurent Korcia y Nemanja Radulovic, violines; Florin Niculescu, jazz-violín; Michel Portal, bandoneón; Tatjana Vassileva, violonchelo; Michael Wendeberg, piano; Pierre Boussaguet y Jean-Philippe Viret, contrabajos; Christoph Lartilleux, guitarra; Jean-Louis Aubert, canto. Hannelore Guittet y Laurent Korcia, productores; Aude-Marie Piloz y Raphael Allain, ingenieros de sonido. Un disco compacto DDD de 54’47’’ minutos de duración. NAÏVE V 5066. Distribuidor en España: Diverdi
0,0001473 Doce obras, en 17 pistas, nos ofrece este interesante CD, protagonizado por el violinista francés Laurent Korcia. Se trata de una mezcla de música popular, música clásica del post-romanticismo, música contemporánea y de la canción moderna. Son piezas breves de entre 3 y 4 minutos de duración, con diferente instrumentación, según el carácter de cada una, que se escuchan con agrado, porque todas suenan muy bien. Han sido escogidas con cuidado, y – salvo los dúos de Wieniawski, Bartók y Klein, y la canción de Denza – son de carácter típicamente francés.

El jazz del célebre Django Reinhardt, siempre recordado líder del “Hot Club de Francia”, que contó en su día con la colaboración del no menos famoso violinista Stéphane Grapelli, es representado por dos números, Minor swing y Tears, en los cuales Korcia hace dúo con un violinista especializado en jazz, el rumano Florin Niculescu. Esto se oye – Korcia hace como si tocara jazz, Niculesco toca jazz – y demuestra lo peligroso que es cuando un violinista clásico se mete en otro terreno (lo mismo le pasó a Menuhin cuando tocó jazz con Grapelli, hace muchos años ya).

Las obras de Michel Portal y Michel Legrand – Minor waltz y Les parapluis de Cherbourg, respectivamente, son típicas canciones francesas, ésta última muy conocida a través de la película homónima. La música menos popular está representada por sendas obras para violín y piano, la Sonata de Debussy, en su integridad, y el segundo movimiento “Blues” de la Sonata de Ravel. Además, un Estudio-Capricho de Wieniawski y cuatro de los 44 dúos de Bartók, ambas obras para dos violines; un movimiento del Dúo para violín y violonchelo de Gideon Klein, una Elegía – melodía muy conocida por cierto – de Jules Massenet, y una canción menos conocida de Luigi Denza, el compositor del famoso Funiculí-Funiculá.

Korcia ha elegido muy bien a sus acompañantes, todos músicos con un palmarés envidiable. Sobre la manera de tocar de Korcia, propiamente, sólo cabe decir que técnicamente es sobresaliente, pero musicalmente me resulta – para simplificar las cosas – demasiado ‘bohemio’. Es cuestión de gustos, y sobre eso no hay nada escrito. Seguro que a mucha gente esta manera de tocar le encanta – yo la encuentro un poco basta, y lo noto particularmente en Debussy y Ravel, cuyo impresionismo tan delicado necesita de una sensibilidad menos efectista. De una cosa estoy segura: no me gustaría escuchar a Korcia tocando Mozart o Bach. La música que él ha elegido es la más apropiada para su manera de tocar – con las reservas personales mías ya expuestas.

La voz de Jean-Louis Aubert es de ésas donde el habla y el canto se mezclan – y por ello su calidad de voz, si la hay, no puede comentarse. Que las canciones de Massenet y Denza figuren justamente al final del CD no lo entiendo, a menos que Korcia – que es co-productor del CD – haya especulado que a esas alturas el oyente ya no presta demasiada atención.

Pero, en total, el CD es ameno, ofrece contrastes, y todos los participantes cumplen muy bien con su cometido. El librito que acompaña al CD trae breves comentarios del propio Korcia sobre todos los números, y comentarios más extensos sobre los motivos que el propio violinista tuvo para mezclar los diferentes estilos en estos Doubles Jeux [Dobles juegos]. También hay mini-biografías de todos los músicos participantes, el texto de las dos piezas cantadas, y bonitas fotos. Texto original en francés con traducción al inglés.

Este disco ha sido enviado para su recensión por Diverdi
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.