Crónicas Porteñas

Mundo Clásico en Buenos Aires

Susana Desimone

lunes, 20 de agosto de 2007
El pasado 8 de agosto tuvo lugar la charla que ofrecieron el editor y la directora de Mundo Clásico, Xoán Carreira, y Maruxa Baliñas, respectivamente.

Entre los asistentes que llegaron hasta el Gran Salón del Hotel Claridge de Buenos Aires, había un clima de gran expectativa y cordialidad.  Y creemos que no era para menos. Ya que, transcurridos casi diez años desde la aparición en la red de Mundo Clásico, muchos de los presentes colaboraron o colaboran aún hoy con esta singular publicación, y conocer personalmente a quienes son los responsables de una diario virtual de tan grande repercusión y permanencia ofrecía, sin duda,  un particular atractivo.

Entre las personalidades que integraron una calificada audiencia, podemos mencionar a : Jorge di Lello (vicepresidente de la Fundación Teatro Colón que auspició el encuentro), Alicia Farías (también de la misma Fundación), Ana Lucía Frega (de la Academia Nacional de Educación), el maestro Dante Anzolini (director de la Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata), Frank Marmorek (presidente de Buenos Aires Lírica), Ana Massone (directora del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón), Agustina Amuchástegui (jefa de Prensa del Mozarteum Argentino), Patricia Casañas (encargada de Prensa de Buenos Aires Lírica), Eva Alberione (encargada de prensa de la Fundación Teatro Colón), Waldemar Axel Roldán (ex-director del Instituto Nacional de Musicología), Jutta Ohlsson (directora de la oficina de certámenes internacionales del Teatro Colón), representantes de medios de prensa (Donato Decina de 'Operayre' de Radio Cultura Musical, y Margarita Zelarrayán de 'A título Personal' de Radio Nacional Clásica), colaboradores en la argentina de Mundo Clásico, etc.

Todos los presentes fuimos recibidos por Martín Leopoldo Díaz encargado del Departamento de Actividades Culturales del Claridge Hotel, que también auspiciara  la charla.

La mesa, integrada por los visitantes españoles y el corresponsal de mundoclásico.com en Buenos Aires, Gustavo Gabriel Otero, fue coordinada por Verónica Chiaravalli, periodista del diario La Nación

En forma espontánea se fue articulando un diálogo que comenzó con las preguntas de la coordinadora pero que, poco más tarde, fue tomando el carácter de un fluido informe sobre las características de Mundo Clásico, que comenzó allá por 1998, un 1 de mayo, en forma de semanario y que no tardó en convertirse en el primer diario digital, exclusivamente dedicado a la música clásica, con valiosas críticas de los espectáculos presentados en los principales teatros del mundo.

Xoán Carreira reveló que quizás una de las claves del éxito de la publicación fue que, desde un principio, quienes comentaron y publicaron sus opiniones, no fueron los críticos profesionales ni los acreditados en los grandes medios conocidos, sino que se privilegió la opinión de los aficionados cultos, que volcaban sus juicios en forma llana y absolutamente independiente.

Así se fueron sumando al grupo de colaboradores gente más joven que el promedio de los que suelen dedicarse a la crítica de este tipo de música. En este sentido, fue festejada la anécdota que recordaron los visitantes, referida a un joven a quien, en primera instancia, se le negó la acreditación en un prestigioso teatro de ópera europeo, por concurrir al mismo en vaqueros y cierto peinado con cresta en la coronilla, lo que hizo dudar a las autoridades sobre la seriedad de su condición de crítico.

Otro aspecto que permitió a Mundo Clásico ubicarse con naturalidad en la vanguardia de los medios fue su aceptación de las colaboraciones del universo femenino, habida cuenta de que, hasta entonces, el mundo de la crítica musical había sido un coto reservado al género masculino.

Nuestros visitantes explicaron también que la publicación es única en su tipo en idioma español y que la Argentina es el tercer país por ingresos en la página web, con casi diez mil personas que lo leen diariamente y casi siete mil que reciben diariamente los titulares a través del correo electrónico.


Foto: Milos Deretich

En este sentido, los números citados fueron de una elocuencia notable: según un texto publicado el 9 de abril de 2007, Mundoclasico.com obtuvo en el primer trimestre del presente año 1.166.218 visitas que leyeron un total de 3.318.885 páginas. Cada usuario leyó una media de 2,84 páginas e invirtieron en la lectura un tiempo de 10,21 minutos de promedio.

La sección más vista fue la de Criticas, que sirvió 548.816 páginas. Le siguió Artículos (239.031), Noticias (166.482) y Convocatorias(102.858).
Los países más activos fueron España (41,00 por ciento de las visitas), EEUU (14%), Argentina (7%), México (6,5%) y Colombia (2,70%).

Resulta interesante señalar, además, que nuestro país cuenta con trece colaboradores que, en forma habitual o esporádica, aportan artículos, críticas, convocatorias o reseñas que transmiten al mundo la rica y variada actividad musical de la Argentina.
Y pueden agregarse a dichos colaboradores a aquellos que, siendo argentinos residen en el exterior, y envían sus aportes desde sus lugares de residencia,  que se encuentran en distintas ciudades de Europa, Canadá y Estados Unidos.  

Estos y otros datos fueron proyectados en una pantalla a través de un power point que permitió visualizar datos estadísticos de innegable valor a la hora de juzgar la repercusión y los alcances de esta publicación.

En efecto, allí pudimos apreciar las siguientes proporciones del universo de lectores:



Asimismo, en estos momentos, en que Mundo Clásico también ofrece servicios como el de Google-calendar, a través del cual los lectores pueden organizar su agenda personal aprovechando las citas musicales recogidas en mundoclasico.com, las expectativas de crecimiento son culminar el año 2007 con un aumento del 10% de los lectores mensuales, lo que situaría a mundoclasico.com con un total de entre 527.000 y 530.000 lectores mensuales.

Xoán Carreira  y Maruxa Baliñas estuvieron de acuerdo en señalar que la conjunción del español, la ausencia de edición en papel y la lenta penetración de internet en algunos países son los retos a los que debe enfrentarse nuestro diario, pero que estos son desafíos que ellos asumen con la confianza que les brinda el apoyo de tantos lectores y colaboradores que a lo largo de casi diez años se han ido multiplicando por el mundo entero.

Concluída la charla, hubo un amable agasajo ofrecido a los presentes por el área cultural del hotel anfitrión, que permitió intercambiar opiniones sobre lo visto y escuchado durante la reunión, particularmente fresca  y carente de toda solemne formalidad.

Afuera se hacía sentir el frío de un agosto impiadoso para un clima que, como el de Buenos Aires, suele ser benigno y amable. Pero dentro de los salones del Claridge, la simpatía de los disertantes y la calidez de sus oyentes, permitió que todos saliéramos con una sonrisa, al evaluar lo mucho alcanzado en los últimos años, a través de un medio que en sus comienzos parecía sólo una quimera, y previendo, ya con la confianza de lo que se ha sembrado, un futuro pródigo en nuevas conquistas, en la nobilísima tarea de difundir y exaltar los valores de la música clásica.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.