Venezuela

Culmina exitosamente el ciclo de jóvenes solistas

Jorge Serrano

viernes, 3 de marzo de 2000
Caracas, martes, 29 de febrero de 2000. Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas. Claude Debussy: Petite Suite, Henri Vieuxtemps: Concierto para Violín y Orquesta n. 4. Op.31, Piotr Ilich Chaikovski: Variaciones sobre un Tema Rococó op. 33 para Violoncello y Orquesta, Aaron Copland: El Salón México. Solistas: Paula Novoa, (Violín); Cruz Taylor Almao (Violoncello). Director: Alfredo Rugeles.
El domingo 20 de febrero culminó el Ciclo Jóvenes Solistas que la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas ha venido presentando durante todo este mes, con la intervención de destacados jóvenes del ámbito musical venezolano. En el aula Magna de la Universidad Central de Venezuela han actuado durante este Ciclo, el violinista Giovanni Guzzo, la violoncellista Ilein Bermúdez y la fagotista Ximena Lozano, así como el talentoso joven director Luis Miguel González.La Petite Suite del compositor francés Claude Debussy (1862-1918), dio inicio al último concierto de la temporada. Compuesta entre 1886 y 1889, esta obra fue concebida originalmente para piano a cuatro manos y orquestada en 1907; en sus cuatro partes- En bateau, Cortege- Menuet ? Ballet, la Orquesta nos hizo llegar con una excelente conducción del maestro Alfredo Rugeles, el ambiente de nuevas sonoridades que caracterizan la creación de Debussy y que marcan la llegada del Siglo XX.El programa continuó con el Concierto n. 4 para Violín y Orquesta en Re menor, op. 31 del compositor y violinista belga Henri Vieuxtemps (1820-1881). Escrito en 1850 en la ciudad de Petersburgo y estrenada en París en 1851. La obra forma parte de seis conciertos para violín que escribiera Vieuxtemps y tiene la particularidad de incluir un movimiento más que los acostumbrados en la época, es decir posee cuatro movimientos.Como solista actuó la joven violinista Paula Novoa, quien con un alto grado de virtuosismo y refinada musicalidad trasmitió al público presente, todos los detalles de una obra que incluye grandes dificultades, exigiendo un alto nivel técnico del ejecutante, cuestión que la Novoa demostró con maestría.La segunda parte del programa comenzó con las Variaciones sobre un Tema Rococó op. 33 para Violoncello y Orquesta de Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893). Compuesta en 1876, las variaciones constituyen la concepción que del estilo Rococó tenía el compositor. Un tema y siete variaciones conforman la obra de grandes dificultades técnicas.Para la parte solista, que en esta oportunidad fuera interpretada por el joven violoncellista Cruz Taylor Almao, - alumno de la destacada violoncellista cubana Ana Ruth Hernández -, demostró pleno dominio de su instrumento con un bello sonido y una excelente riqueza interpretativa.A cien años de su nacimiento, este domingo de concierto estuvo presente el compositor norteamericano Aaron Copland (1900 -1990) con su obra El Salón México. Escrita en 1936, la obra está inspirada en el folklore mejicano y de ella Copland manifestó: ?Al utilizar los temas populares mejicanos, no he perseguido una intención concreta, la mayor parte de ellos provienen del Cancionero Mejicano de Frances Toor y del Folklore de la música mejicana de Rubén M. Campos.Una cita directa está constituida por El Mosco presentado tras la introducción de la trompeta solista.Con gran acierto, el maestro Alfredo Rugeles y los integrantes de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, logran transmitirnos el carácter de un ambiente de colorido y alegría que se propuso Copland en esta creación sinfónica.El Salón México es uno de los salones de baile más famosos de la capital mexicana. La obra fue estrenada en el verano de 1937 por la Orquesta Sinfónica de México y dirigida por el Maestro Carlos Chávez. En 1938, es estrenada en Londres en el XVI Festival de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.