Venezuela

Pablo Milanés o El espacio en que siempre estará

Jorge Serrano

martes, 9 de noviembre de 1999
Caracas, lunes, 1 de noviembre de 1999. Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Pablo Milanés, Dagoberto González, violín; Germán Velasco, flauta y saxofón; Osmani Sánchez, batería; Eugenio Arango, percusión cubana; Luis A. Sánchez, bajo y Carlos Miguel Hernández. Canciones, entre otras: De que callada manera, Yo no te pido, Homenaje, El breve espacio en que no estás
Con un concierto en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, se despidió del público venezolano, el trovador cubano Pablo Milanés, el pasado lunes 1. de noviembre. Una gira artística organizada por el Ateneo de Caracas, que contemplaba una única presentación en las ciudades de Caracas, Mérida y Maracaibo, hubo que sumarle dos más en Caracas debido a la demanda de sus admiradores.Sus presentaciones comenzaron el jueves anterior con un concierto en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño de esta ciudad, dedicado a la memoria de dos grandes amigos ausentes; el poeta Rafael Alberti y el artista plástico venezolano Juan Loyola.Con la claridad de voz y originales giros melódicos que lo caracterizan, incluyó temas de sus más recientes grabaciones, cargados de una fuerte nostalgia, alternándolos con obras de su conocido repertorio, "De que callada manera", "Yo no te pido", "Homenaje" ó "El breve espacio en que no estás", coreada ésta por el público, con una increíble afinación y donde se logró una impresionante comunicación entre este y el artista, quien visiblemente emocionado agradeció el regalo.Acompañado por una agrupación de talentosos instrumentistas, egresados del Instituto Superior de Arte de La Habana; Dagoberto González, violín; Germán Velasco, flauta y saxofón; Osmani Sánchez, batería; Eugenio Arango, percusión cubana; Luis A. Sánchez, bajo y Carlos Miguel Hernández, teclados, arreglos y dirección musical; brillando no sólo por la maestría con que asumieron su parte solista, sino además por el concepto musical y el balance e integración logrado entre ellos con relación al cantante, artistas que viven cada frase poética del trovador, para recrearla en sus instrumentos: Derroche de buen gusto.Más de veinte minutos de ovación como muestra de admiración y agradecimiento fue el gran final de un espectáculo meticulosamente concebido por el Director Artístico Lázaro Gómez y la Producción General de Judy Schaper.El programa de mano decía en su último párrafo: "Pablo Milanés continua igual: siempre escuchado, siempre querido y siempre esperado por su público...." a lo que yo agregaría: Pablo siempre estará.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.