Discos

Navidad trovada

Daniel Martínez Babiloni
jueves, 24 de diciembre de 2009
Cantem Nadal, Noël Baroque Occitan. Selección de noëls de Eric Montbel y Guy Bertrand. Armonizaciones a cuatro partes: Eric Montbel y Laurence Charrier. La Mounède: Equidad Barès, Céline Magrini y Renat Jurié, instrumentistas y cantantes tradicionales; Guy Bertrand, canto, oboes, flautas, clarinetes, tambourin béarnais y Eric Montbel, cornamusas, flautas, clarinetes y canto. Les Passions: Nadia Lavoyer, soprano; Jean-Marc Andrieu, canto, flautas y percusión; Nirina Bougès: violín y alto; Etienne Mangot, viola de gamba. Les Sacqueboutiers: Jean-Pierre Canihac, cornetas; Daniel Lassalle, sacabuche tenor; Philippe Canguilhem, dulzaina alta y bombarda alta; Laurent Le Chenadec y Fanette Estrade, dulzaina baja; Florent Tisseyre, percusión. Jean-Marc Andrieu, dirección. Disco compacto de 63’17’’ de duración, DDD, grabado del 5 al 7 de marzo de 2009 en la Capilla de Saint Jean-Baptiste de Toulouse por Eric Baratin. Ligia Digital. Lidi0202208-09
0,0001352 Ante el reiterado reclamo comercial y la generación de nuevas y constantes necesidades de consumo, con la consiguiente uniformización de los gustos y de la estética, siempre aparece algún colectivo resistente que consigue llamar la atención y atraer el interés de un público que huye del producto homogéneo. Históricamente, los estados burgueses centralistas y su posterior versión supranacional, creados bajo el marchamo de facilitar el libre intercambio y circulación de mercancías, hoy en manos de entes económicos globalizados, han conseguido una reacción de determinadas sensibilidades, generalmente urbanas, que demandan una mayor atención hacia formas de vida pasada o puntualmente localizadas.

Además, si esos colectivos residen en zonas concienciadas y militantes en su propia especificidad, el éxito está asegurado. Basta con dar un paseo por las calles de la visigoda, romana y occitana Tolosa para darse cuenta del respeto y de la importancia que se le da a su historia; todas las calles están doblemente rotuladas en francés y occitano y el emplazamiento hacia lo autóctono es frecuente. Así, Noël Baroque Occitan participa de esa tradición y supone un interesante trabajo de rescate y puesta en valor de un repertorio alejado del estándar navideño, cada vez más secularizado, en el que proliferan los jingle bells, papás noeles, abetos, renos y nieve -aunque se trate de las templadas Islas Canarias.

Y no es que no haya nieve y pastorcillos en estos noëls, en toda Arcadia perdida los hay, sino que éstos hablan en la lengua de oc y son gascones, tolosanos, provenzales o del Aveyron. Pero lo más importante es que el tríptico interpretativo Les Passions, Sacqueboutiers y el colectivo La Mounède, bajo la dirección de Jean-Marc Andrieu, no parte de posturas esencialistas, ni pontifica sobre aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. El compacto rezuma modernidad, sensibilidad, gusto por las cosas bien hechas y, sobre todo, buen humor -¡qué bien se lo pasan en ‘Vautre que siatz assemblats’ y en ‘Nadal Tindaire’!

Esta melange musical, en la línea de Christina Pluhar y L’Arpeggiata, alea lo culto con lo popular, el canto y técnicas instrumentales clásicas con formas tradicionales. Se aprecia el virtuosismo de las flautas de pico y la interesante fusión de voz cultivada y voz natural. Aparece una rémora de influencias celtas en la presencia de cornamusas. Contiene melodías modales, otras tonales y más elaboradas de Nicolas de Sabloy, desempolvadas en los archivos de la catedral de Notre-Dame des Dom de Aviñón, de la que era maestro de capilla, y temas facturados por el anónimo “bass personnel” (sacristanes, organistas, maestros de infantes, de coro...) de esa institución entre 1570 y 1610 con un claro sabor popular. Todo ello, manejado y arreglado con inteligencia en unas acertadas armonizaciones por Eric Montbel y Laurence Charrier y en una interpretación sentida y vivaz del conjunto. Intercaladas entre los noëls, se incluyen varias danzas instrumentales de Praetorius y Gervaise que le dan a la selección un claro aire festivo.

Todos los detalles están cuidados: gran acierto el de incluir las partituras melódicas de los noëls junto a su letra en occitano antiguo, moderno y francés, así como las interesantes y clarificadoras notas introductorias de Montbel. La toma de sonido es de calidad y se aprecia un trabajo concienzudo en el registro de las piezas, muy bonito ‘Sus pastorèus di montanhas’.

En Noël Baroque Occitan nos encontramos, además de la reinvención de una tradición, como acertadamente señala Carolina Queipo en su crítica del concierto que el año pasado dio lugar a esta grabación [leer crítica], una fusión humana y musical verdaderamente interesante y amena. Supone un soplo de aire fresco cantado en la lengua de los trovadores, proveniente del periférico Midí francés en la falda norte de los Pirineos.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.