Alemania

Jóvenes coreógrafos estrenan en Berlín

Juan Carlos Tellechea
jueves, 28 de enero de 2010
Berlín, viernes, 15 de enero de 2010. Teatro Komische Oper Berlin. Shut up and dance! Reloaded, ballets en un acto de jóvenes coreógrafos del Staatsballett Berlin: "Space control area, for interest only!" de Kathlyn Pope, sobre música de Clara Rockmore y Delia Derbyshire adaptada por Tobias Freund y Mark Ayres. Escenografía y vestuario Benjami Tyrrell. Concepto y dramaturgia Jesse Garon. Proyección David Monteiro. Interpretado por Elisa Carrillo Cabrera (Clara), Xenia Wiest (Delia), Iana Balova (Daphne), Javier Pena Vazquez (John) y Mehmet Yümak (David). "Among myselves" (In Memoriam Sebastian Nichita, 1975-2009) de Sebastian Nichita / Martin Buczkó. Zoe Cartier, violonchelo. Interpretado por Krasina Pavlova, Nanami Terai, Martín Arroyos y Martin Buczkó. "Feelings of x+1=3" de David Simic, sobre música de Balanescu Quartet (con John Lurie) y Arshak Ghalumyan. Vestuario Mina Illic. Interpretado por Maria Boumpouli, Leonard Jakovina, Iana Balova, Elodie Estève y Mehmet Yümak. "To be continued" de Xenia Wiest, sobre música de Patrick Soluri. Vestuario Melanie Jane Frost. Interpretado por Sebnem Gülseker, Alexander Korn, Veronika Frodyma, Anastasia Kurkova, Giacomo Bevilacqua y Sven Seidelmann. "Will" de Martin Buczkó, sobre música de Infinit (basada en parte en un ejercicio al piano de Marita Mirsalimova). Vestuario Lost and Found. Iluminación de concepto de proyección Raul Ciosici. Proyección Vladislav Marinov. Interpretado por Anissa Bruley y Kévin Pouzou. "Sonett XVIII", de Tim Plegge, sobre música de Philip Glass ("Metamorphosen" nro. 4 y nro. 2. Vestuario Judith Adam. Texto Steven Hall ("Gedankenhaie", extracto). Voz Michael Rotschopf. Mezcla de sonido Andreas Gockel. Interpretado por Nadia Saidakova, Vladislav Marinov, Federico Spallitta y Michael Banzhaf. "Egopoint" de Nadia Saidakova, sobre música del DJ Luke Slater (Luke Slater's 7th Plain). Lena Lukianova, diseño de escenario, vestuario e iluminación. Interpretado por Elisa Carrillo Cabrera, Beatrice Knop, Nadia Saidakova, Michael Banzhaf, Arshak Ghalumyan, Vladislav Marinov, Aymeric Mosselmans y Federico Spallitta
0,0001718 Shut up an dance! Reloaded, un espectáculo de dos horas y media de duración con excelentes bailarines y jóvenes coreógrafos del Staatsballett Berlin, es una experiencia recomendable para quien disfrute de la danza y visite la capital alemana próximamente. Las siguientes funciones tendrán lugar los días 23 de enero, 3 y 8 de febrero, 30 de mayo, 7, 8 y 28 de junio, y 8, 10 y 11 de julio de 2010.

La velada comienza con Space control area, for interest only!, una excelente pieza de la bailarina y coreógrafa norirlandesa Kathlyn Pope, con la interpretación de la mexicana Elisa Carrillo Cabrera, muy bien recibida por el público. Y cierra con Egopoint, una preciosa coreografía de la rusa Nadia Saidakova que arranca efusivos aplausos de la platea. La interesante escenografía, vestuario y concepto de iluminación de Egopoint corre a cargo de Lena Lukianova, formada en arquitectura, ingeniería y artes plásticas en Moscú.


Elisa Carrillo Cabrera en Space control area, for interest only!, Fotografía © 2010 by Enrico Nawrath

La mayoría de las siete obras presentadas (cinco estrenos mundiales), en las que se desdibujan casi con exquisita estilización y refinamiento las fronteras entre el ballet clásico y el moderno, cuenta historias sentimentales sobre las difíciles relaciones de pareja y su falta de comunicación en nuestro tiempo.

No hay duda de que Berlín necesita y busca urgentemente coreógrafos que hagan evolucionar la danza clásica, que vayan más allá de los temas tradicionales y den un impulso de modernidad a la mayor compañía de Alemania (88 bailarines de 26 países). Y es muy bueno que el director general del Staatsballett de Berlín, Vladimir Malajov, aliente y de espacio a jóvenes y audaces creadores, como Saidakova, Pope, la rusa Xenia Wiest, el húngaro Martin Buczkó, el serbio David Simic y el alemán Tim Plegge para que muestren hoy lo que entienden por danza.

Sus obras parecen rendir todavía tributo al maestro estadounidense William Forsythe, como es el caso del berlinés Plegge, quien no pertenece al Staatsballett y fue incluido en el programa a especial pedido de los integrantes de la compañía. Pero ya hay coreógrafos audaces como Saidakova y Simic (si bien éste con cierta vaguedad de contenido en Feelings of x+1=3) que procuran cruzar las fronteras clásicas y emprender nuevos derroteros con modernos elementos.

Piezas como Will, en la que se destacan los bailarines Anissa Bruley y Kévin Pouzou, a la luz de una hermosa luna llena (vista desde el hemisferio septentrional) o To be continued, de Xenia Wiest e incluso Among myselves, del recientemente fallecido Sebastian Nichita, también de Hungría, que fue estrenada en 2005, han tenido una muy buena acogida y son prometedoras sobre la futura evolución de la danza en Berlín.


Egopoint, fotografía © 2010 by Enrico Nawrath

No en balde el Staatsballett Berlin ha registrado en 2009 su año de mayor éxito desde que fuera formado en 2004, con 120.365 espectadores en 105 funciones, con un aforo promedio de 82,8% (en 2008 fue de 68,4%), superando todas sus proyecciones de ingresos, lo que habla de su sobresaliente calidad y aceptación.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.