Novedades bibliográficas

Boccherini en familia

Jaime Tortella

jueves, 21 de octubre de 2010
Los dos trabajos que componen este libro, aunque muy distintos entre sí, por su enfoque y extensión, así como por los lejanos momentos en que cada uno fue concebido, 1789 y 1993, presentan similitudes que no hacen sino incrementar su interés.[N|1]

En efecto, ambos textos fueron escritos por familiares del compositor: Alfredo Boccherini y Calonje, biznieto, es decir, descendiente directo, en 3ª generación (contando a partir de la de los hijos del músico), y Gonzalo Pérez Morales, esposo de Mª Antonia Boccherini Serrano, descendiente directa, en 5ª generación. Esa es la razón que explica el título genérico de la presente recopilación: Boccherini en familia.[N|2]

Entre las similitudes de ambos textos destaca el hecho de que sus autores no fueran profesionales de la historia, sino tan sólo biógrafos ocasionales, cargados de una inmensa buena voluntad y de una entrañable “ingenuidad técnica”, particularmente en lo que se refiere a dos de las herramientas imprescindibles de los historiadores, como son la bibliografía y las notas a pie de página.[N|3]

No obstante, ambos trabajos, cada uno en su momento, fueron oportunos, en un panorama de cuasi olvido del músico luqués, y fueron básicamente acertados, a pesar de sus lógicos errores y lagunas.

En los años posteriores a la muerte de Luigi Boccherini, en 1805, dos son los autores que destacan entre los no muy abundantes que recogieron y publicaron datos sobre el músico: primero, el belga François-Joseph Fétis, con una breve reseña biográfica en la Revue Musicale y una amplia voz “Boccherini”, incluida en su Biographie universelle des musiciens et biblio-graphie générale de la musique, de 1835 y 1860; y segundo, el francés Louis Picquot, con su Notice sur la vie et les ouvrages de Luigi Boccherini, suivie du catalogue raisonné de toutes ses oeuvres, tant publiés qu'inédites, de 1851 (de la que hay una reciente versión española).

Sin embargo, el interés de los autores españoles es nulo hasta que, en 1879, tras un concierto en el que escuchó el minueto, Alfredo Boccherini y Calonje se decidió a escribir esta breve reseña biográfica de 20 páginas, a la que añadió un catálogo de las obras, transcrito sobre la base del que había compilado el propio compositor, con algunas notas, algunos añadidos y, sobre todo, con la ausencia de la mayoría de las piezas vocales, así como de las sonatas “a solo” y de los conciertos para violonchelo.

Desde 1879, durante 114 largos años, no se publicó en España ni un solo libro enteramente dedicado a Boccherini, hasta que, en 1992, apareció un trabajo, también muy breve (50 páginas), redactado por el musicólogo y compositor Ramón Barce, con el título Boccherini en Madrid.

Por esos mismos tiempos, Gonzalo Pérez Morales trabajaba ya en su libro, lamentablemente inédito hasta hoy, ya que su esfuerzo y resultado quedaron circunscritos al ámbito familiar.

Directo y sencillo, tal como era, Pérez Morales tituló su trabajo Vida de Luis Boccherini. Una vez recopilada y estructurada la información de que disponía, y tras fatigosas investigaciones en varios archivos y barrios de Madrid, lo plasmó todo en cerca de un centenar de folios escritos a máquina, en los que insertó fotocopias de muchas de las imágenes de que disponía. Finalmente, preparó diversas copias y las encuadernó de forma artesanal para repartirlas entre sus parientes (¿y amigos?).

Lamentablemente, su excelente trabajo pasó inadvertido para el público, aunque un ejemplar fue a parar a la Biblioteca Municipal de Madrid (Conde-Duque) y otro llegó a manos de uno de los más importantes biógrafos del músico, el italiano Remigio Coli.

Pérez Morales recopiló, como es lógico, numerosos datos acerca de Boccherini que ya eran conocidos por algunos estudiosos e historiadores, pero presentó otros completamente nuevos, entre los que destaca, por su importancia y trascendencia posterior, el testamento de 1799, sobre el cual había habido numerosos equívocos y confusiones.

Con su correcta referencia del tomo del Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, y la trabajosa pero muy acertada transcripción que hizo su esposa, Mª Antonia Boccherini, fue absolutamente pionero, ya que, hasta entonces, la mayoría de los biógrafos había confundido este testamento con el testimonio que recabaron los dos hijos, ya huérfanos, Luis Marcos y Josef Mariano, una semana después de morir su padre.[N|4]
 
También sentó Pérez Morales, muy acertadamente, las bases para posteriores indagaciones y conclusiones respecto a las viviendas de Boccherini en Madrid, con un embrionario estudio urbanístico acerca de la Planimetría que le permitió llamar la atención, por primera vez, sobre el error que se había cometido en la localización de las casas del músico en las calles de la Madera Alta y de Jesús y María.

En definitiva, si se hubiera editado en su momento el libro de Pérez Morales, las investigaciones sobre Boccherini, tan escasas hasta esa década de los 90, se hubieran acelerado considerablemente.

Le ponemos hoy remedio con esta primera edición, aunque hubiera sido mejor celebrar el 150 aniversario de la muerte del músico presentando este libro ante el mercado lector de 1993.

Los dos libros que aquí incluimos, el de Boccherini y Calonje, imposible de encontrar en librerías de cualquier género y lugar, y el de Pérez Morales, inédito hasta ahora, constituyen una imprescindible, aunque tardía, contribución para poder contemplar el perfil de Boccherini en familia.

Notas

Jaime TORTELLA (Ed.), "Boccherini en familia", Alfredo Boccherini y Calonje, 'Luis Boccherini. apuntes biográficos y catálogo', Gonzalo Pérez Morales, 'Vida de Luis Boccherini', Madrid: Editorial Arpegio, 2010, ALB Tempo de Minuetto-4

Véanse más adelante los dos segmentos genealógicos de ambos autores, extraídos de la voz Genealogía, por José Antonio Boccherini Sánchez, en Tortella, J.: Luigi Boccherini. Diccionario de Términos, Lugares y Personas. (Las referencias bibliográficas de las notas tan sólo reflejan el autor y el título de las obras, remitiendo al lector a la Bibliografía citada.)

Solamente en la sección del Catálogo y sin apoyo documental, Boccherini y Calonje añade algunas notas propias a las que transcribe del propio compositor. En dichas notas propias, ilustra cómo la familia poseía la partitura de la obra que se referencia. No hay, en cambio, bibliografía en su texto. Por su parte, Pérez Morales no incluye ni una sola nota al pie y su bibliografía carece de todo formalismo académico.

Un testimonio es una copia literal, parcial o total, de otro documento, hecha por un notario, y Nicolás Álvarez Solar-Quintes que, en su artículo "Nuevos documentos sobre Luigi Boccherini", reconoce que no había conseguido encontrar en el Archivo de Protocolos, el testamento de 1799, es quizá el primero en confundir ese testamento con el testimonio de 1805, custodiado en el Archivo de Palacio. Posteriormente la baronesa Germaine de Rothschild repitió, en "Luigi Boccherini, Sa vie, Son oeuvre" el error de Álvarez Solar-Quintes.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.