DVD - Reseñas

Las que buscan

Paco Yáñez
lunes, 27 de agosto de 2012
Chantal Akerman: Avec Sonia Wieder-Atherton; Trois strophes sur le nom de Sacher; À l’Est. Dos DVDs de 149 minutos de duración y un CD de 31 minutos de duración. Naïve DR 2152. Distribuidor en España: Diverdi
0,0011677

Con el habitual esmero que pone en todas sus ediciones, el sello francés Naïve presenta un doble DVD con filmes que recogen la colaboración artística establecida a lo largo de las últimas décadas entre la violonchelista Sonia Wieder-Atherton (San Francisco, 1961) y la cineasta Chantal Akerman (Bruselas, 1950). Afincadas en Francia, aunque con el mundo como patria, estas dos judías errantes dan muestra de una profunda complicidad en tres cintas que desvelan una densa introspección sobre el hecho musical, ya desde sus mismos orígenes, desde las epifanías sonoras que en la infancia llevaron a la violonchelista a iniciarse en la música, primero a través del piano, en sus años en California y Nueva York, y posteriormente del violonchelo, instrumento por el que Sonia Wieder-Atherton se decantó a nivel profesional ya en Francia, por sus similitudes con la voz humana y su posibilidad de sostener la tensión musical durante más tiempo a través del arco, de un legato que ella pretende ad infinitum y que es seña de identidad en la intérprete francesa.

Es el primero de los filmes de Chantal Akerman, Avec Sonia Wieder-Atherton (2002), el que nos pone sobre la pista biográfica de la violonchelista, contada por ella misma a través de los recuerdos de su infancia: de cómo el conocer las grabaciones de David Oistrakh y Mstislav Rostropovich la puso en contacto con una fuente inagotable y perenne de inspiración musical: la sonoridad de las cuerdas eslavas; sonoridad con gran carga vocal que encontrará una aliada en otra de las pasiones juveniles de Wieder-Atherton: el canto, en especial el de Maria Callas, a cuyo sonido, inspiración y verosimilitud aspiraba en las cuerdas del violonchelo. En un interesante recorrido -en el que se echan en falta imágenes que acompañen a la narración, más allá de la violonchelista sentada en el escenario contándonos sus derroteros biográficos-, Sonia Wieder-Atherton desvela cómo sus primeros años dedicada al violonchelo fueron lo que ella misma define como una "búsqueda esquizofrénica" para dar con esa sonoridad concreta, con esa naturalidad vocal, para lo cual escudriñaba una y otra vez registros videográficos de los maestros a los que admiraba, forzando su agarre del arco, el ataque y la posición corporal hasta aplicando pesos en hombro y brazo para buscar una concentración determinada de su fuerza. Cuenta, incluso, como ideó un sistema de luz en el arco para poder tocar de noche y guiar su interpretación sin que nada la distorsionase...

...esta búsqueda empedernida se canalizó de un modo más académico con su formación con maestros rusos y sus estancias en la patria de aquellos intérpretes a los que admiraba, algo de cuya sonoridad quedó en ella, así como del repertorio contemporáneo preferido por estos maestros, siempre en esa línea más canónica, cercana a la vocalidad y ajena a las vanguardias más ‘ruidistas’. Actualmente, en piezas de Berio, Ohana, Dutilleux, Kurtág o Dusapin, Sonia Wieder-Atherton busca ya no tanto el canto, como el diálogo: la voz aquí hecha palabras en sucesión, una evolución desde las formas canónicas del violonchelo a lo largo de su historia hasta aquellos autores que, partiendo de esta línea, comprenden de este modo el violonchelo hoy en día.

En Avec Sonia Wieder-Atherton la interpretación de la violonchelista nos lleva a esa travesía histórica, con piezas del folclore judío y obras (en su mayoría fragmentos) de Monteverdi, Schubert, Brahms, Janaček y Berio. Junto con los violonchelistas Sarah Iancu y Matthieu Lejeune, y la pianista Imogen Cooper, firma líricas interpretaciones marcadas por el refinamiento y la belleza sonora, por su carácter íntimo y recogido. Los arreglos de las piezas de Monteverdi, Duo Seraphim y Ritornello, son de la propia chelista; destacando su ejecución del recitativo Les mots sont allés (1978), de Luciano Berio. La realización visual de Chantal Akerman es muy cuidada, buscando un lenguaje visual de inspiración netamente musical en cuanto a composición de planos, encuadre, distancias, color, uso de telas en escena, o fugas visuales que fragmentan los fotogramas con un sentido estructural directamente emparentado con la estructura musical interpretada. También hay filiaciones sinestésicas, como ese fundido en negro que cierra la filmación de la pieza de Berio, ella misma desplomada hacia una tesitura grave en el violonchelo. Un bello y pertinente diálogo, así pues, entre sonido e imagen.

Las Trois strophes sur le nom de Sacher (1976-82) reciben un tratamiento visual muy distinto en el filme homónimo de Akerman. Se trata de un cortometraje anterior, del año 1990, de color muy vivo y saturado, en el que la violonchelista ataca las tres piezas de un Henri Dutilleux que estuvo presente en el rodaje (del cual, dicen, quedó muy satisfecho), mientras en un segundo plano se desarrolla una escena de la vida cotidiana en la que se lee entre líneas un triángulo amoroso. No es, ni mucho menos, una concepción especialmente afín a la partitura de Dutilleux, cayendo por momentos en cierta previsibilidad un tanto afectada. En todo caso, la violonchelista francesa salva el filme con una lectura encomiable de la obra, de gran fuerza e inmaculada técnica.

El segundo DVD, titulado À l’Est (2008), se divide en dos partes y está dedicado a la música del centro y este de Europa, territorios por los cuales la pasión de Sonia Wieder-Atherton ya hemos visto es mucha. Se trata de una filmación de interpretaciones camerísticas, con la chelista francesa y la orquesta Sinfonia Varsovia dirigida por Christophe Mangou. Se centra el programa en arreglos debidos a la propia Wieder-Atherton y a Franck Krawczyk de piezas de Rachmaninov, Schubert, Mahler, Martinů, Kodaly o Prokofiev, además de temas provenientes del acervo musical judío y eslavo. Destacan momentos de genuina belleza, aunque un tanto alterada con respecto a la partitura original, como ese Ich bin der Welt abhanden gekommen mahleriano, que se antoja perfecto para dar salida a la naturaleza del canto que pretende Wieder-Atherton en su violonchelo; o la desoladora elegía del campo de la muerte del Alexander Nevsky de Prokofiev, maravillosamente ‘cantada’ por Atherton. La realización es más sobria que en el primer DVD, con una escena oscura que divide mediante telas a distintos grupos instrumentales, creando una suerte de sugerentes islas sonoras. En la selección musical se echa en falta la presencia de alguna de las muy buenas compositoras de nuestro tiempo, lo que hubiese ampliado esta apuesta femenina a otro ámbito del proceso creativo.

Además de los tres filmes que componen este doble DVD, se añade como bonus un disco compacto que contiene parte de la banda sonora de la película Un divan à New York (1996), de Chantal Akerman, con obras y arreglos de la propia Sonia Wieder-Atherton, Heitor Villa-Lobos, Bruno Fontaine, Gabriel Fauré o Cole Porter. No es mala la selección musical, además de muy bien interpretada, y más si la comparamos con la mediocridad tan execrable que caracteriza a la mayor parte del cine comercial con el que nos bombardean desde los medios de (in)comunicación de masas y las salas de cine, en cuyas coordenadas este filme, al fin y al cabo, se encuadra (no es, ni mucho menos, lo mejor de Chantal Akerman; algo que encontraremos en el terreno del documental).

La realización visual es muy buena, como no se podía esperar menos de una de las grandes cineastas de la actualidad. La imagen, con un grano bastante acusado por la textura del celuloide, se ofrece en una ratio de 16:9. El sonido es también muy notable, y la edición de Naïve es muy cuidada, con notas debidas a las dos protagonistas de este lanzamiento, en las que ambas se refieren la una a la otra, destacando mutuamente su búsqueda, su obsesiva persecución de los ideales estéticos que han guiado sus carreras, confluyentes en estas personales películas, a su vez, búsqueda en sí mismas.

Estos DVDs han sido enviados para su recensión por Diverdi

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.