Cartas a la directora

De verdad que os entiendo

Remitido

sábado, 4 de octubre de 2014

El día 3 de octubre de 2014 nos reunimos en el Auditorio Nacional para recordar a una de las batutas más importantes de la segunda mitad del siglo XX: Rafael Frühbeck de Burgos.

Mucho ha llovido desde 1959, año en el que dirigió por vez primera a la Orquesta Nacional de España, con la difícil labor de sustituir a Ataulfo Argenta, fallecido pocos meses antes.  

Fue el 23 de noviembre de 1963 cuando, tras ser nombrado director titular, celebró su nuevo puesto con la recientemente concluida Atlántida de Manuel de Falla (terminada pocos meses atrás por Ernesto Halffter para unas representaciones llevadas a cabo en el Liceu y la Scala de Milán con Victoria de los Ángeles como Reina Isabel).

En octubre de 1978, tras más de 700 conciertos, dejaría su cargo en la Orquesta Nacional de España, siendo nombrado director emérito por su estrecha relación con la agrupación.

Hace menos de un año, el 20 de  diciembre de 2013, Rafael decidía celebrar su 80 cumpleaños junto a la orquesta con la que tantas veces había trabajado, con un concierto coronado con el Carmina Burana de Carl Orff.

Hoy, pocos meses después, el día en el que todos esperábamos honrar su memoria, hemos visto como el Coro Nacional de España optaba por refrendar la huelga convocada y cancelar la representación de La vida Breve” de Manuel de Falla.

Resulta imposible pensar en la figura de Falla sin recordar a Rafael, destacando primordialmente el mítico CD grabado junto a Victoria de los Ángeles, en donde esta misma pieza era claramente el plato fuerte.

Pese a la completa coherencia de la huelga... ¿De verdad era necesario esto? ¿De verdad Rafael se lo merecía?

Lo siento, pero como espectador, yo también sufro las consecuencias de reducir un 38% la plantilla del coro.

No obstante… su memoria no se merecía una espantada como esta.

De verdad que os entiendo, pero hoy no era vuestro día.

Fdo: Aitor Merino Martínez

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.