Discos

Albéniz entre la sala de conciertos y el salón de casa

didpress.com
viernes, 4 de enero de 2002
Albéniz. Complete Piano Music, Volume 3. Miguel Baselga, piano. Isaac Albéniz: Iberia libro III: 'El Albaicín', 'El Polo' y 'Lavapiés'; Zambra granadina (Danse orientale); Pavana muy fácil para manos pequeñas, Op. 83; España, 6 hojas de album, Op. 165: 'Preludio', 'Tango', 'Malagueña', 'Serenata', 'Capricho catalán' y 'Zortzico'; Barcarola, Op. 23; Rapsodia cubana, Op. 66; Angustia (Romanza sin palabras). Ingo Petry, productor e ingeniero de sonido. Un disco compacto DDD de 64 minutos grabado entre el 6 y el 8 de diceimbre de 2000 en el Auditorio y Palacio de Congresos de Zaragoza, España. BIS-CD-1143. Producción de BIS Records AB 2001
8,05E-05 Miguel Baselga (Luxemburgo 1966), un pianista formado en Bélgica que amplió sus estudios con Eduardo del Pueyo en los años previos a su muerte, ha grabado un amplio repertorio español con el sello BIS sueco, destacando la Obra completa para piano de Falla (1996), coincidiendo con el cincuentenario de su muerte, y la de Albéniz, cuyo tercer volumen se presenta ahora, lo que ha llevado a algunos críticos musicales a compararlo con Alicia de Larrocha.El repertorio que se presenta en este disco abarca más de veinte años y responde a dos realidades muy distintas de Albéniz, por un lado las piezas que llamaríamos 'de compromiso', publicadas en las dos principales editoriales españolas del momento: Unión Musical Española y Casa Dotesio, piezas muy sencillas formal y estilísticamente, destinadas a ser interpretadas por aficionados; y por otro obras como las de Iberia destinadas a concierto y con una complejidad estilística muy superior.El propio Albéniz era tan consciente de las diferencias que denomina a estas primeras obras, un poco en la línea del 'romanticismo de salón', como porqueriítas, aunque sin llegar a renegar de ellas. Turina cuenta que: "defendía a sus primeros hijos con todo ardor: Pues, indiscutiblemente, hay algo en esas piececillas. No las rechazo, nada de eso". Entre otras cosas porque eran este tipo de obras de circunstancias las que alimentaban a los compositores, y no se pueden dejar de mencionar por ejemplo las de Chaicovsqui, similares en número y estilo -por supuesto rusas las de Chaicovsqui y mayoritariamente andaluzas las de Albéniz- y ambas igualmente adoradas por sus editores, que sabían que se venderían inmediatamente. Hoy siguen siendo muy populares entre los alumnos de piano por su encanto y gracia, aunque sea muy raro encontrarlas en disco.Del interés de obras como Iberia poco se puede añadir. Acaso citar a Messiaen diciendo a sus alumnos que Iberia es "una de las cumbres del pianismo del XX", y a críticos y musicólogos repitiendo: 'sin discusión lo mejor del primer nacionalismo español', 'claramente el antecedente de Falla', etc. Por cierto, ¡qué obra!.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.