España - Cataluña

Otro reparto para Sigfrido

Jorge Binaghi
viernes, 20 de marzo de 2015
Barcelona, viernes, 13 de marzo de 2015. Gran Teatre del Liceu. Siegfried (Bayreuth, Festival, 16 de agosto de 1876), texto y música de R. Wagner. Puesta en escena: Robert Carsen (reposición: Eike Ecker). Escenografía y vestuario: Patrick Kinmonth. Adaptación para el Liceu: Darko Petrovich. Iluminación: Manfred Voss. Intérpretes: Stefan Vinke (Siegfried), Catherine Foster (Brünhilde), Greer Grimsley (Der Wanderer), Gerhard Siegel (Mime), Oleg Bryjak (Alberich), Andreas Hörl (Fafner), Maria Radner (Erda) y Cristina Toledano (Stimme des WaldVogels). Orquesta del Teatro. Dirección: Josep Pons
0,0002064

En realidad creo que es la primera vez que veo dos representaciones de esta obra con un intervalo de un día y con un reparto casi completamente distinto. Siempre hay una primera vez para todo, pero pienso que también será la última. Habría preferido sinceramente que la crisis hiciera caer el reparto alternativo de esta jornada y no la del futuro Ocaso, que es una obra mucho más homogénea e interesante dramáticamente, pero nunca llueve a gusto de todos.

En esta ocasión el tenor no cambió, ya que al parecer Ryan sólo estará disponible para la tercera función, de modo que Vinke -además de los ensayos- ha llevado a cabo una proeza digna del héroe. Esta vez, más tranquilo, hizo un primer acto muy bueno, mucho más seguro e incisivo en la emisión (canción de la forja y final del primer acto), un segundo más sólido y en el tercero, si bien soltó mucha voz, en algunos casos (particularmente en el dúo final) lo hizo a la manera de los estentóreos alemanes de los años cincuenta y sesenta, tipo Hans Hopf, que sin duda tenían material de sobra para hacerlo, pero que si impresionaban lo hacían por la cantidad más que por la calidad. Vinke es más claro y no tiene esas toneladas de volumen, por lo que le convendría no forzar (lo hizo poco, pero lo hizo) y trabajar más sobre la frase, a la manera de Windgassen, porque en esta producción parece además ser un buen intérprete. Tuvo una gran ovación al final del espectáculo.

Momento de la representación de 'Siegfried' de Wagner en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona en marzo de 2015. Dirección musical, Josep Pons. Dirección escénica, Robert Carsen.

Grimsley volvió a impresionar favorablemente como el maduro Wotan (un poco de engolamiento en el grave no resultó molesto porque sólo apareció de modo intermitente) y él también es un buen artista (ligeramente irónico). Los hermanos nibelungos eran esta vez más ‘explosivos’ en su interpretación. La voz de Bryjak es muy importante y su Alberich lució aunque estuvo alguna vez al borde del exceso. Siegel posee una voz de timbre poco grato -o nada, pero en Mime eso no importa- y en general, salvo alguna exageración (también en lo actoral), su rendimiento fue muy sólido. Toledano mostró más aplomo en su pájaro del bosque, y también pareció más interesante (aunque el grave no sonó como tal salvo cuando era amplificado) Hörl. Lamentablemente Radner, que se presentaba en el Liceu, no es una contralto, sino una mezzo de grave velado y no demasiado volumen, por lo que la escena inicial del tercer acto resultó poco interesante. Justo al revés de la segunda por la actuación sobresaliente de Foster, que no tendrá un color muy personal, pero que es justo para esta Brunilda, enfocada decididamente desde la valquiria que parece dejar de ser al final no de muy buena gana.

Momento de la representación de 'Siegfried' de Wagner en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona en marzo de 2015. Dirección musical, Josep Pons. Dirección escénica, Robert Carsen.

Sobre la producción no puedo agregar nada a lo ya dicho; en cuanto a la orquesta, sin los abucheadores profesionales, sólo tuvo alguna desprolijidad en uno de los momentos expuestos del cuerno de Sigfrido en el segundo acto y en el interludio entre el primer y segundo cuadro del tercer acto. Y se lució particularmente en las introducciones de los tres actos (especialmente los dos primeros), bastante más que en los célebres murmullos del bosque, que requerirían mayor refinamiento. Pero por fortuna el trabajo de Pons esta vez fue apreciado en su justa valía.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.