Reportajes

Los dirigentes declaran su pasión por la 'clásica', pero alguno son rockeros

didpress.com
miércoles, 9 de enero de 2002
0,0001283 La música clásica sigue siendo la preferida entre los dirigentes políticos y sociales de la Comunidad canaria, aunque la música canaria y las distintas modalidades del 'pop' y el 'rock' se abren paso, poco a poco, entre sus preferencias. Incluso algún dirigente de la patronal declara que de joven, "era muy rockero".El consejero de Empleo y Asuntos Sociales de la Comunidad, Marcial Morales, reconoce que sus gustos son tan heterogéneos que permiten incluir en la misma coctelera a "los timplistas canarios y a Joaquín Sabina". Dentro de los clásicos, sus gustos no admiten discusión: "Mozart", que con un catálogo de más de 1.000 obras da para muchas horas de audición.Por su parte, el consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Díaz, no hace concesiones a la galería: toda su música es clásica, pero en especial un compositor: Fredrick Chopin; un instrumento: el piano; y unas formas: valses y polonesas. Díaz se confiesa abonado del Festival de Música de Canarias y recuerda que el pasado verano estuvo en Santander, acudiendo a los conciertos del Festival Internacional de esa ciudad.Díaz encuentra en la música el punto que más le acerca al presidente del Sindicato Médico de Las Palmas, Santiago González-Jaraba, que confiesa dedicar horas a la escucha de la música barroca, con Tomaso Albinoni y el archiconocido 'Adagio' que falsamente se le atribuye, como preferencias principales. González-Jaraba reconoce que al último concierto que asistió fue una representación operística del Festival de Amigos Canarios de la Ópera.El consejero de Educación, Cultura y Deportes de la Comunidad Canaria, José Miguel Ruano, se reconoce un clásico devoto de "Mozart y Mahler", pero no deja de confesar que también se emociona "escuchando a Dire Strait".La presidenta del Cabildo de Gran Canaria, María Eugenia Márquez, tampoco quiere abandonar el 'club de la música clásica'. Sus gustos abarcan "todos los estilos de este género" y sus preferencias apuntan hacia Mstislav Rostropovich, gusto que comparte con la reina doña Sofía, amiga del chelista ruso. El último concierto al que acudió Márquez fue en el Teatro Real de Madrid para ver el Rigoletto de Giuseppe Verdi. Tal vez en el hall del coliseo que dirige el canario Juan Cambreleng, Márquez tuvo oportunidad de encontrarse con otro político canario abonado al Real: el presidente de los socialistas canarios Jerónimo Saavedra.La presidenta del Patronato de Turismo de Gran Canaria, María Concepción de Armas, es también afiliada a toda la "clásica y tradicional, incluyendo boleros y música sudamericana". Al igual que Rafael Díaz, el piano y Fredrick Chopin están entre sus preferencias, "pero también Wagner, Liszt, Schumann y Mahler". Sus últimos conciertos a los que ha asistido fueron en Salzburgo.De Armas cuenta entre las anécdotas haber asistido a una retransmisión de la ópera 'Aida' por pantalla gigante en la palza del Ayuntamiento de Viena.Gustos de ayer y hoyEl secretario insular de Gran Canaria del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), Eduardo González, no se arriesga y busca el mayor grado de consenso: es "amante de la buena música en general", desde la música clásica 'más moderna', con intérpretes como Chaikovski y Mahler, hasta el pop y el rock and roll de "mi época", los años 60 y 70, "años de esplendor musical", o el soul, con intérpretes como Aretha Frankling o Little Richard. La música folklórica canaria y el cante jondo, "e incluso la ópera y alguna zarzuela" también son parte de los gustos de González, que se enorgullece de tener un "buen equipo de música y una buena discoteca".González, que fue bateria de un conjunto en su juventud y que estudió piano, "sólo hasta primero de carrera", reconoce compartir ciertos gustos musicales con sus hijos mayores, "sobre todo de música de los 60 y 70, como los Beatles y los Rolling Stones, la generación de los maestros de la música, o artistas españoles como Los Bravos, Los Sires y Mustang", aunque no se reconoce demasiado forofo del 'heavy metal'. "Creo que sobre todo porque no estoy acostumbrado a oirlo", apostilló.Prueba de los amplios gustos musicales del secretario insular del PSC en Gran Canaria son los últimos conciertos a los que ha ido: el de Rosendo, al que acudió con su hijo "hace ya un tiempo", y el de Miguel Ríos en Granada, en la presentación de su último disco con el que recuperó los orígenes del rock and roll.Una patronal muy rockeraEl secretario general de la Confederación Canaria de Empresarios (CEE), José Cristóbal García, reconoce que de joven fue "muy roquero", lo que explica que sus gustos se dirijan a los grupos Genesis, Simple Red y a intérpretes como Mike Orfield y Peter Gabriel.De la "nueva generación" se decanta por la música de los canarios Rosana, Pedro Guerra y de Presuntos Implicados. Precisamente de Rosana, será el próximo concierto al que asistirá el representante de la patronal.
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.