Noticias

El sector discográfico español retrocedió un 2% en el 2001

didpress.com
jueves, 24 de enero de 2002
0,0001175 La industria discográfica española ha cerrado el ejercicio 2001 con unas ventas de unos 643 millones de euros, lo que representa un ligero retroceso, en torno al 2%, respecto a la facturaciónobtenida a lo largo del año 2000. El director de Reproducción Mecánica de la SGAE, Juan Palomino, fue ayer el encargado de adelantar estos datos a los periodistas acreditados en el Midem de Cannes.El balance confirma el estancamiento de la industria discográfica española por culpa de la piratería. Pese a todo, según Palomino, "se manejaban escenarios peores, y han sido las espectaculares ventas navideñas de los discos de Operación Triunfo las que han contribuido, en buena medida, a salvar el año".Los españoles han comprado un total de 80 millones de soportes fonográficos, entre discos, casetes y otros formatos minoritarios. También en este capítulo se constata un ligerísimo recorte (menos del 1%) frente a los datos del año 2000, en el que se despacharon en España 80,7 millones de unidades.El ejercicio concluye con 47 álbumes que han superado el listón de los 200.000 ejemplares vendidos, y de los que los 17 primeros son de habla hispana. En concreto, los discos más vendedores de 2001 han sido, por este orden, los siguentes: 1. El viaje de Copperpot de La Oreja de Van Gogh; 2. Álbum de la Academia Operación Triunfo; 3. Unplugge`d de Alejandro Sanz; 4. Destrangis de Estopa; 5. Nunca el tiempo es perdido de Manolo García; 6. Servicio de lavandería de Shakira; 7. Mis romances de Luis Miguel; 8. Rosana de Rosana; 9. Siempre de Tamara; y 10. Muchas flores de Rosario.Las pérdidas atribuidas al fenómeno de la piratería deben cifrarse, según los datos desvelados por Juan Palomino, entre los 90 y 120 millones de euros (de 15.000 a 20.000 millones de pesetas). Pese a que la sangría para autores, artistas, intérpretes, distribuidores, discográficas, productores, ingenieros de sonido y la Hacienda pública es gravísima, Palomino agradeció explícitamente "los esfuerzos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, sin los cuales estaríamos hablando de un volumen de ejemplares piratas cercano al 40%".También aludió a constitución de la Mesa Antipiratería y las distintas campañas de concienciación de la SGAE, "que han convencido a un amplio sector de la población de que los discos ilegales suponen un grave y doloroso empobrecimiento cultural".El directivo de la SGAE se felicitó también de que la Guardia Civil acabe de constituir una unidad específica para la lucha contra este fraude. Palomino reveló: "Hasta hace algunos años, los responsables de la piratería eran defendidos por abogados de oficio, pero ahora acuden con destacados profesionales. Los clanes más potentes son los pakistaníes e hindúes, relacionados con la prostitución; y los chinos, que tienen vinculaciones con el tabaco".Lectura positivaPor su parte, el secretario general de la Fundación Autor, Francisco Galindo, quiso extraer, pese al estancamiento que reflejan las cifras, una lectura positiva de los datos de 2001. "El éxito de Operación Triunfo", dijo, "establece una nueva fórmula de negocio, una promoción muy singular ante la que las discográficas están tomando nota.Pero lo más importante es constatar que la música moviliza una audiencia televisiva muy importante, pese a que las distintas cadenas se han pasado años y años diciendo que los programas musicales estaban condenados al fracaso".Galindo presentó también el primer número del boletín trimestral Delfos, una iniciativa de la SGAE "para dotar al sector discográfico de datos, informes, estudios y previsiones, una información de la que hasta ahora se disponía de manera parcial y desordenada".
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.