Discos

Estrellas en el firmamento dieciochesco

Yaiza Bermúdez Cubas

miércoles, 5 de agosto de 2015
La Passione: Haydn - Boccherini. Luigi Boccherini: Sinfonia Do-Moll G. 522, Concerto a violoncello obligato G-Dur; Franz Joseph Haydn: Concerto per violino C-Dur Hob VII A:I, Sinfonia E-Moll Hob 1:44 “Trauer-Sinfonia”. Ensemble Cordia. Erich Höbarth, Isabella Bison, Giuseppe Cabrio, Esther Crazzolara, Jenping Chien, Lorenzo Gugole, Hedwig Raffeiner, Yukiko Tezuka, violines; Stefano Marcocchi, Alessandro Lanaro, violas; Franziska Romaner, Stefano Veggetti, violonchelos; Riccardo Coelati-Rama, contrabajo-violón; Takashi Watanabe, cembalo; Andreas Helm, Thomas Meraner, oboes; Iván Calestani, Fagot; Johannes Hinterholzer, Egon Lardschneider, trompas. Erich Höbarth, Stefano Veguetti, directores. Simon Lanz, ingeniero de sonido. Un CD (DDD) de 75:00 minutos de duración. Grabación en directo realizada en Bozen, Konzerthaus, 9 de mayo de 2013. Fra Bernardo (FB), LC 29208. Distribución en España: Semele.
La elección de dos músicos representativos del clasicismo pleno se aventura como un acierto a todos los niveles: Haydn, considerado como el “padre de la sinfonía clásica” y Boccherini como uno de los “padres de la música camerística”. Esta paternidad compartida contribuye a que el discurso musical de esta selección sea sumamente interesante. Dos realidades compositivas que a priori se dibujan similares pero son equidistantes. La proporción característica inherente al clasicismo musical aparece ilustrada con dos conciertos y dos sinfonías.

Con doce años de experiencia se presenta el Ensemble Cordia. Desde su debut -en el Konzerthaus de Viena, 2003- esta formación se ha caracterizado por la búsqueda del “sonido auténtico”. En aras de este ejercicio, los instrumentos que utilizan son en su mayoría antiguos, lo que le confiere una estética coherente en este tipo de repertorio. Stefano Vegguetti fundador y director artístico, ha trabajado con numerosos concertistas, en el caso que nos ocupa, es Erich Höbarth con el que realiza este programa musical.

En lo que refiere a la interpretación, observamos que los tempos son relativamente más lentos a los que estábamos acostumbrados en la Sinfonía en Re menor Op. 45 G. 522. Otro de los aspectos que llaman la atención es como es ignorada la indicación de sottovoce en los movimientos lentos. Por otro lado, los ritmos son relativamente inflexibles en el primer y tercer movimiento del Concierto para violín en Do Mayor de J. Haydn. La Sinfonía nº 44 atendiendo a la aportación de Höbarth contribuye a una interpretación donde el diálogo parece ser parte del discurso sonoro.

De este modo, a grandes rasgos se observa cómo los solistas se caracterizan por ser bastante coherentes en su discurso musical, posibilitando la realización de una grabación apasionada y destacada. Estamos ante un trabajo interesante que contribuye a la difusión y publicación de dos hitos históricos, dos estrellas en el firmamento musical del siglo XVIII.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.