Noticias

Pinchas Zukerman dice que su secreto es 'practicar, practicar y practicar'

Monclassic.com

sábado, 3 de agosto de 2002
En una entrevista en la edición del presente mes de la revista 'La Scena Musicale' Pinchas Zukerman, que este fin semana interpretará en el Auditorio de Barcelona acompañado de l'Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Cataluny ('OBC), el 'Concierto para violín' de Beethoven, cuenta que el secreto de su éxito se resume en tres palabras: "Practicar, practicar y practicar. Hay que trabajar cada día. Aún no se ha inventado ninguna píldora para evitar esto".Zukerman sigue diciendo: "Aunque la tecnología evolucione, el músico tiene que trabajar todos los días. Yo he estudiado una media hora antes de venir a la oficina, porque no me gusta desafinar (...) La mediocridad es una enfermedad contagiosa. No es peligrosa si sólo afecta a una persona, pero el virus se transmite: no os fiéis¡"La interpretación, la dirección de orquesta - desde  1998 es director musical de la Orquesta del Centro Nacional de las Artes (CNA) de Otawa (Canadà)- y la enseñanza centran su actividad afirmando en 'La Scena Musicale' que se siente incapaz de decidirse por una de las tres: "Todas son esenciales. La música me alimenta. No me canso nunca de escucharla".Zukerman está convencido del poder de les nuevas tecnologías para transmitir el saber a los demás. Fue uno de los primeros músicos en utilizar el sistema de  videoconferencia para comunicarse con  sus alumnos. Ahora, sueña en instalar en la CNA un estudio de realidad virtual que permita una interacción más directa entre profesores y estudiantes.Nacido en Tel-Aviv (Israel) en 1948, Pinchas Zukerman empezó  a estudiar música con  su padre, primero la flauta dulce, después el clarinete y, finalmente, el violín. A la edad de ocho años  entra en el Conservatorio de Israel. Siguiendo los consejos de  Issac Stern y de Pau Casals y con el apoyo  de la Fundación Cultural  America-Israel, viaja a Estados Unidos para perfeccionar sus estudios con el mítico maestro Ivan Galamian en La Escuela Juilliard. En 1967, Zukerman ganó el primer premio del XXX Concurso Internacional   Leventritt, que va el disparo de salida  de una exitosa carrera como concertista de violín.El programa de esta semana de la OBC, dirigida por su titular Lawrence Foster, además del Concierto de Beethoven interpretado por Zuckerman, ofrecerá  las siguientes obras: Atmosphères de Ligeti y la Sinfonía n. 2 'Renana' de Schumann.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.