España - Castilla y León

Versiones inspiradas y seguras

Roberto San Juan

martes, 30 de mayo de 2017
León, sábado, 20 de mayo de 2017. Auditorio Ciudad de León. F. Liszt: Sonata para piano en si menor, S.178; I. Albéniz: Granada, Sevilla, Asturias y Castilla, de la Suite Española op. 47; F. Liszt: Rapsodia Española S.254. Mario Mora, piano. XI Ciclo de Maestros Internacionales de la Fundación Eutherpe

El recital ofrecido por el joven pianista conquense Mario Mora se encuadra en el ciclo de Maestros Internacionales que, organizado por la Fundación Eutherpe, se viene celebrando anualmente -ya va por su undécima edición- en el Auditorio de León. La primera parte estuvo ocupada por la célebre Sonata en si menor de Liszt, una de las obras cumbre del repertorio para piano solo del siglo XIX y que Mora, tocando siempre de memoria, afrontó con madurez y seguridad técnica. Desgranando los sucesivos temas con una amplia riqueza dinámica, el pianista se esforzó en destacar la línea melódica que subyace bajo la intrincada textura, tarea que no siempre es fácil y más aún en este caso, teniendo en cuenta las características del piano Bösendorfer de la sala y su notable diferencia de sonoridad entre los registros grave y agudo. Mora posee un toque preciso y una técnica sobresaliente; no derrocha gestualidad ante el teclado y muestra una gran convicción que da lugar a versiones muy inspiradas y seguras. 

Cuatro piezas de la Suite Española de Albéniz abrieron la segunda parte. El sentimiento de profundidad y trascendencia que había caracterizado la interpretación de la Sonata de Liszt se mantuvo en estas breves piezas, especialmente en las dos primeras. Los bruscos y rápidos saltos de tesitura de ‘Asturias’ produjeron un par de notas sucias, algo que en absoluto empañó una interpretación muy centrada y con una excelente graduación y control de la intensidad. ‘Castilla’, por último, fue interpretada con gracia y cierto desenfado, con un toque preciso, discreto uso del pedal y destacando la línea melódica en el ataque de cada nota de la misma. 

De nuevo Liszt, con su Rapsodia española, fue el autor que cerró el recital. Mora fue presentando los sucesivos temas con maestría y rigor, exhibiendo una poderosa técnica que le permitió afrontar con éxito pasajes de grandes exigencias sin perder ese carácter improvisatorio que impregna las variaciones sobre la folía de España o la jota aragonesa. Respondiendo a los bravos y aplausos, y ya fuera de programa, Mora interpretó ‘Aragón’ –otra de las piezas de la Suite Española de Albéniz- no sin antes agradecer a Margarita Morais, presidenta de la Fundación Eutherpe, su labor en favor de la música.  

 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.