Discos

Un par de tríos

Cristina Iglesias

martes, 7 de mayo de 2002
The Castle Trio. Lambert Orkis, piano; Marilyn Mcdonald, violín; Kenneth Slowick, chelo. Ludwig van BEETHOVEN: 'Trío con piano en si bemol mayor' Op. 97 'El Archiduque', Variations sobre un tema de Wenzel Müller´s 'Ich bien der Schneider Kakadu', op. 121A (grabados en julio de 1990) en All Saints, Petersham, Surrey) y 'Variaciones sobre un tema original en mi bemol mayor' Op.44 (grabadas en julio de 1989 en la Forde Abbey, Chard Dorset); Tryggvy Tryggvason, ingeniero de grabación y productor Franz SCHUBERT: 'Trío con piano en mi bemol mayor' D929'y 'Sonatensatz en si bemol mayor' D 28 (grabados en marzo de 1991 en los Warner Concert en el Conservatorio de Oberlin, Ohio); Robert Rapley, ingeniero de sonido; Timothy Martín, productor. Producción de Emi Records Ltd. y Virgin Classics, 2002. Veritas x2. 7243 5 62007 2 2
En este doble compacto de la casa Virgin se recogen dos de los principales tríos de piano, violín y cello, como son los de Beethoven y Schubert. Todos ellos interpretados por The Castle Trio, una formación nortaeamericana formada por el ilustre pianista Lambert Orkis (que colabora con Anne-Sophie Mutter desde 1988 y desde 1983 con Rostropovich), la violinista Marilyn McDonald y el prestigioso chelista Kenneth SlowikAlejado de todo academicismo, este grupo emplea instrumentos originales en sus grabaciones, aportando un panorama fresco, con acentos vigorosos, combinados con una diversidad rítmica abundante en contrastes.Los miembros de la aristocracia vienesa fueron los patrones seguros de Beethoven, y el 1 de marzo de 1809 tres de ellos (El Príncipe Kinsky, el Príncipe Lobkowitz, y el Archiduque Rodolfo) llegaron a un acuerdo semifeudal de patronazgo garantizando a Beethoven un ingreso de 4.000 florines anuales con la única condición de que se quedara en Viena. Aunque sólo dos años más tarde la inflación había reducido al 40 % el valor de cambio de la pensión, lo cierto es que el Archiduque de Austria fue uno de los protectores más poderosos del músico durante la crisis de la época napoleónica. Debido a este hecho, el compositor dedicó varias de sus obras a su alumno y mecenas. En especial, este Klaviertrio Op. 97 es conocido por el nombre El Archiduque y ocupa una parte central dentro de la producción beethoviana, y en él coloca el scherzo en el segundo tiempo, como hizo también en su 9ª Sinfonía y la Hammerklavier.La obra se estrenó el 11 de Abril de 1814 por el violinista Ignaz Schuppanzigh, el chelista Joseph Lincke y el propio compositor como pianista. Es una obra con mucho carácter y generadora de un ambiente reposado, donde los tres instrumentos protagonistas van entretejiendo una trama musical de gran calidad. La sonoridad de los cd´s es excelente y el uso de instrumentos originales es un acierto pleno por parte del conjunto intérprete, ya que da a la obra un carácter histórico que de otro modo no tendría.Las variaciones Kakadu están basadas en un aria de la ópera cómica Die Schwestern von Prag (1794) de Wenzel Müller. Dichas variaciones tienen un carácter similar a otras obras destinadas al uso doméstico que había elaborado con anterioridad, las Op. 44, aunque estas serían publicadas en 1804. En esta grabación se incluyen ambos grupos de variaciones, con el tema sobre el que se han hecho. Gran dinamismo y agilidad musical, consiguiendo un muy bello resultado.Schubert compuso su Trío en mi bemol mayor a principios de noviembre de 1827 en un momento complicado de su vida, con gran influencia del estilo musical y avances emotivos reflejados ya en su último ciclo de canciones Winterreise. Schumann definió dicho trío como "el más activo, masculino y dramático" de todos. Se estrenó en diciembre de 1827 y se publicó al año siguiente como Op. 100.Dicho Trío es famoso por aparecer en diversas películas, como Barry Lindon y La puta del rey. Se caracteriza por mostrar una trayectoria variada, desde su inicio a su final, pero en todos sus movimientos se muestra galante, delicada y cuidada en extremo. Sus texturas sonoras son excelentes en todo momento y los intérpretes muy precisos a lo largo de toda la ejecución.El compacto se complementa con la Sonatensatz, que fue escrita en el período de un mes en el verano de 1812, cuando Schubert tenía 15 años. Alberga unos efectos instrumentales de gran fuerza y variedad, que convierten a dicha obra musical en un deleite.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.