Noticias

Cancelado el estreno de Policías y ladrones

Redacción

lunes, 9 de abril de 2018
Policías y ladrones © 2018 by Teatro de la Zarzuela

El anunciado estreno de Policías y ladrones en el Teatro de la Zazuela se ha cancelado a causa de la huelga convocada por el Comité de empresa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, respaldada por los trabajadores del teatro, en protesta contra el proyecto de unificación del Teatro Real y el Teatro de la Zarzuela según ha anunciado en una escueta nota de prensa el INAEM (Instituto de Artes Escénicas y Música del Gobierno de España), del cual el Teatro de la Zarzuela es una unidad de producción.

Policías y ladrones es una zarzuela contemporánea, dirigida por Carmen Portaceli, con música de Tomás Marco y libreto de Álvaro del Amo. Además la pieza cuenta con la Orquesta de la Comunidad de Madrid y el Coro de la Zarzuela bajo la batuta de Antonio Fauró. Su argumento pretende ser un reflejo de la sociedad contemporánea con algunas referencias a la ola de corrupción que azota actualmente nuestro país. Sin duda la esencia de la zarzuela como testigo de la actualidad de su tiempo queda más que patente en esta función.

A consulta de Mundoclasico.com, el Teatro de la Zarzuela ha declinado amablemente hacer declaraciones y nos ha remitido al Comité de empresa y al sindicato CCOO. Por su parte, Tomás Marco ha afirmado en unas amplias declaraciones a la revista El Compositor Habla que la fusion de los dos teatros le "parece un verdadero disparate", y ha añadido que la situación de la música y la cultura en España es

cada vez peor, con menos medios y todo más plano, más cutre. Y más mediocre. Con unos político execrables, sin que se salven los de ningún partido, y un desinterés por la cultura que ya es casi una cruzada contra ella. Y las instituciones en pleno declive.

En cuanto a la Zarzuela como género, Marco considera que

es un patrimonio de gran importancia pues fue lo único que se permitió hacer a los compositores españoles durante un siglo y produjo algunas obras maestras. Pero se ha convertido en una cosa museística porque no hay teatros que la hagan ni se ha fomentado que se creen cosas más actuales sino que se vuelve una y otra vez sobre una docena de obras con casi un siglo de existencia.

Esta última declaración es una continuación del análisis sobre El teatro musical en España hoy ofrecido por Marco en el Symposium Internacional: La Música para Teatro en España (1987) en la época en la cual desempeñaba los cargos políticos de Director del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea y el Festival Internacional de Alicante -hoy desaparecidos-:

Una manifestación del teatro musical  con amplia tradición en España es la de la zarzuela, género propio en el que se estrellaron incluso los intentos de creación de una ópera nacional, a no ser que, como ya intuyera Peña y Goñi, esa ópera nacional sea precisamente la zarzuela. 

Si la creación de óperas nuevas presenta no pocos problemas, la de la zarzuela es, desde mi punto de vista completamente imposible. Podríamos aducir una serie de factores similares a los de la ópera como carencia de teatros y compañías, pero además creo que tiene unos problemas propios que hacen que la  zarzuela esté muerta y enterrada y que sólo sea viable su restauración como conservación de un patrimonio del pasado.

Y es que la zarzuela no es en sí un  género artístico puro sino un espectáculo artístico de corte popular que muere al ser desviada la atención de su público hacia otras manifestaciones. Precisamente el período de mayor auge de la zarzuela, principios de nuestro siglo XX, da paso a su rápida decadencia por el simple hecho de la aparición de otros espectáculos de masas como los deportes o el cine, y la zarzuela se refugia primero en la espectacularidad de la revista para caer enseguida en la fragmentación del cuplé y la canción ligera. Hoy no se componen zarzuelas, y las pocas que se hacen, son con los mismos  criterios literarios y musicales de su pasado, por lo que es imposible hablar de renovación. A los autores de una posible zarzuela se les  presentan muchos de los problemas que a los de la ópera, pero además el adicional y muy grave de que se trata de un género de consumo y carácter  popular. Hoy los derroteros de la música y la literatura popular van  por caminos muy alejados que sugieren que lo único que se puede hacer es salvar la zarzuela como patrimonio del pasado.

No está excluido pues, que la actual muerte de la zarzuela no pueda apuntar una resurrección como la sucedida a mediados del siglo XIX pero lo veo difícil. Se necesitaría la conjunción de un enorme talento literario capaz de ser hoy lo que un Ricardo de la Vega o un Arniches fueron en su tiempo y además un músico capaz de darle el giro que conectara con una música popular de consumo hoy. No es imposible en la teoría pero creo que sí lo es en la práctica. 

Notas

Tomás Marco, "El teatro musical en España hoy" en Revista de Musicología, Vol. 10, No. 2, Symposium Internacional: La Música para Teatro en España (Mayo-agosto 1987), pp. 704-705

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.