España - Andalucía

Schubertiade sevillana

José Amador Morales

martes, 12 de junio de 2018
Sevilla, miércoles, 30 de mayo de 2018. Espacio Turina. “Schubertiade”. Franz Schubert: Lieder “Sei mir gegrüsst” D.741; Fantasía para violín y piano en Do mayor D.934; Seis momentos musicales D.780; Trío de cuerda en Si bemol mayor D.471; Lied “Liebhaber in allen Gestalten” D.558; Lied “An die Laute” D.905; Lied “Der Einsame” D.800; Lied “Der Musensohn” D.764; Sonata en La menor para arpeggione y piano D.821; Trío con piano n° 2, en Mi bemol mayor D.929; Impromptu en Si bemol mayor D.935; Impromptu en Mi bemol mayor D.899/2; Impromptu en Mi bemol menor D.946/1; Impromptu en Sol bemol mayor D.899/3; Impromptu en Mi bemol mayor D.946/2; Impromptu en La bemol mayor D.899/4; Lied “Die Forelle” D.550; Quinteto “La trucha” D.667. Ángel Sanzo, piano. Alba Ventura, piano. Tai Murray, violín. Isabel Villanueva, viola. Astrig Siranossian, violonchelo. Matthew Gibbon, contrabajo. Manuel Gómez Ruiz , tenor.

El ciclo de música de cámara que ha tenido lugar durante la presente temporada en el sevillano Espacio Turina, organizado por Andalucía Clásica, culminaba el pasado día 30 con una suculenta maratón de cinco conciertos consecutivos dedicada a Schubert con precios populares. Hubo pianismo de entidad, atractivas agrupaciones con la cuerda y la ensoñación que siempre suponen los hermosos lieder en los que el compositor austríaco fue y es el referente absoluto. Tal vez echamos en falta la presencia en el programa de alguno de sus cuartetos, pero por otra parte también es cierto que han sido programados de forma recurrente con anterioridad en el mismo curso. 

Más de cinco horas de buena música -en este caso de cámara- servida, digámoslo ya, con una calidad media altísima. Al piano destacó Ángel Sanzo acompañando el ramillete de lieder interpretado por un sorprendentemente idiomático y comunicativo Manuel Gómez Ruiz, aunque destacó sobre todo por su concierto -el penúltimo- dedicado íntegramente a los Impromptu, con bellas versiones, particularmente interesantes y atrevidas en lo expresivo. Por su parte, Alba Ventura realzó más como integrante de las Fantasía para violín y piano, Trío con piano y Quinteto “La trucha” que como solista en los Seis momentos musicales, tal vez en exceso académicos.

Excelente también el nivel en la cuerda frotada representada por la intensa Tai Murray al violín que tuvo su mejor momento en el Trío nº2, la extraordinaria y sensible viola de Isabel Villanueva y una musicalísima Astrig Siranossian con el violonchelo.

En definitiva una excelente tarde-noche musical (el primer concierto comenzó a las 17h y el último terminó pasadas las 22h) para el recuerdo de la que destacaríamos por encima de todo la capacidad que tuvieron sus protagonistas de disfrutar haciendo música y, especialmente, de hacer partícipes a todos los presentes de esa tan agradable como impagable sensación.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.