Chequia

Festival Janáček de Brno (1): Idiomatismo musical, interés escénico

Robert Ferrer Llueca

miércoles, 28 de noviembre de 2018
Brno, sábado, 17 de noviembre de 2018. Teatro Janáček. Leoš Janáček: Příhody lišky Bystroušky (La zorrita astuta), ópera en tres actos. Libreto de Leoš Janáček a partir de la obra homónima de Rudolf Těsnohlídek. Estreno: Brno, 6 de noviembre de 1924. Nueva producción del Teatro Nacional de Brno. Dirección escénica: Jiří Heřman. Escenografía: Dragan Stojčevski. Vestuario: Alexandra Grusková. Iluminación: Daniel Tesař. Jana Šrejma Kačírková (Bystrouška), Václava Krejčí Housková (Lišák Zlatohřbítek), Svatopluk Sem (Revírník), Ondřej Koplík (Rechtor / Komár), Jan Šťáva (Farář / Jezevec), Daniela Straková-Šedrlová (Revírníková), Martina Mádlová (Sova / Chocholka), Petr Karas (Pásek), Jitka Zerhauová (Pásková / Datel), Julie Šebestová (Malá liška), Zdislava Bočková (Pepík / Kobylka), Eva Štěrbová (Frantík / Cvrček), Roman Hoza (Harašta), Jitka Klečanská (Lapák), Andrea Široká (Kohout / Sojka), Petr Hrůša (Skokánek). Coro infantil de Brno. Directora del coro infantil: Valeria Maťašová. Coro y Orquesta del Teatro Nacional de Brno. Directora del coro: Klára Složilová Roztočilová. Dirección musical, Marko Ivanović. 6º Festival Internacional Janáček de Brno
Herman: La zorrita astuta © Marek Olbrzymek, 2018

El pasado sábado se inauguraba el 6° Festival Internacional Janáček Brno, que tendrá lugar en esta ciudad morava entre el 17 de noviembre y el 5 de diciembre de 2018. Por primera vez, el festival presentará toda la producción escénica del compositor, a saber, nueve óperas y un ballet, que nos llegarán en distintas coproducciones, producciones propias e invitadas. Además se han organizado varios conciertos sinfónicos y de música de cámara que permitirán al oyente disfrutar por ejemplo de la integral de la música para piano, los dos cuartetos de cuerda o la música folklórica que siempre inspiró a Leoš Janáček, de la mano de intérpretes tan destacados como el pianista británico Thomas Adès o el Pavel Haas Quartet, entre muchos otros. El presente festival es especial por distintas razones: por una parte, se conmemora el centenario de la fundación de Checoslovaquia en 1918; también coincide con la celebración del nonagésimo aniversario de la muerte de Leoš Janáček y lamentablemente se dedica a la memoria del recientemente fallecido John Tyrrell, el más destacado estudioso de Janáček a nivel internacional; finalmente, la esperada reapertura del Teatro Janáček después de un año en reconstrucción permitirá al público brunense seguir disfrutando de los espectáculos programados en el más importante coliseo de la región de Moravia. Cita ineludible para cualquier amante de la música del genial compositor, el festival de este año se abrió con una nueva producción de la ópera La zorrita astuta, con dirección escénica de Jiří Heřman y dirección musical de Marko Ivanović, quienes en la actualidad ostentan respectivamente los cargos de jefe de la ópera y director de orquesta titular del Teatro Nacional de Brno.

La zorrita astuta nos cuenta la historia de una pequeña zorra (Bystrouška) y sus peripecias en algún lugar de los bosques de Moravia. Es verano y todo es placentero y agradable en la naturaleza hasta que un día el guardabosques (Revírník), desvelado después de quedarse apaciblemente dormido en el bosque, consigue capturar a la zorrita y apresarla en su propia casa junto a su perro (Lapák). Allí sufrirá las impertinencias del hijo del guardabosques Pepík y de su amigo Frantík, además de lograr enfurecer totalmente a los amos armando un gran alboroto en el gallinero. Finalmente y con gran astucia logrará escapar y adentrarse de nuevo en su amado bosque siempre en busca de la libertad. Tiempo después y en la taberna de Pásek, el guardabosques, el maestro de escuela y el sacerdote beben, juegan a las cartas y discuten fervientemente acerca de sus amores previos. De camino a casa, ya bastante ebrios, Bystrouška observa la escena escondida en el bosque, mientras los tres hombres tienen visiones en torno a sus experiencias amorosas interrumpidas de manera perspicaz por la zorra. Será también en el bosque donde Bystrouška conozca al zorro Zlatohřbítek y sucumba a un intenso amor que desembocará inevitablemente en boda y descendencia. Llega el otoño y Bystrouška, el zorro Zlatohřbítek y sus crías deciden divertirse un poco con la mercancía del vendedor de aves Harašta quien, por su parte, conversa con el guardabosques acerca de distintos asuntos vitales. Esta provocación le costará la vida a Bystrouška, abatida por el fatal disparo de Harašta. De nuevo en la taberna de Pásek, todos los humanos se sienten nostálgicos y tristes por la pérdida de Bystrouška. De camino a casa, el guardabosques se cerciora de que en el bosque todo sigue su curso. El ciclo de la vida es eterno. 

La nueva producción de esta ópera presentada en Brno destacó tanto por su gran idiomatismo en lo musical como especialmente por el continuo dinamismo e interés escénico, gracias al excelente e inspirado trabajo del director de escena Jiří Heřman, el colorido vestuario preparado por Alexandra Grusková y la decisiva iluminación de Daniel Tesař. Algo monótona resultó la escena diseñada por Dragan Stojčevski, situada durante toda la ópera en el interior de una vivienda moderna, aunque los movimientos coreográficos y otros elementos escénicos puntuales contribuyeron decididamente al ya mencionado dinamismo y a la ilustración de los cambios de escena. Esta producción contó con la participación vocal y escénica de niños y niñas del Coro infantil de Brno, especialmente de Julie Šebestová para el rol de la pequeña zorra (Malá liška) en el primer acto y el tierno Petr Hrůša en el personaje de la ranita (Skokánek). El resto de miembros del Coro infantil y del Coro del Teatro Nacional de Brno -con poca exigencia vocal en la ópera más allá de un par de intervenciones en los conjuntos-, fueron aprovechados escénicamente por Heřman de manera magistral para representar a los distintos animales del bosque y rellenar también con movimientos coreográficos los interludios orquestales, lo que supuso una gran fluidez durante toda la representación que, no obstante, llegó a desvirtuar algunos momentos más líricos en los que la apasionante música de Janáček es más que suficiente. 

De entre el elenco vocal destacó sobre todo la interpretación de Bystrouška por la soprano Jana Šrejma Kačírková, quien posee una voz fabulosa, cálida y potente a la vez, con una agilidad vocal y dicción perfectas que permitieron comprender hasta los pasajes vocales más rápidos con extraordinaria claridad. La soprano destacó recientemente en la interpretación de papeles como Margarita en Faust de Gounod o Violeta en La traviata de Verdi, y la recordamos también por su memorable participación como solista en la Misa glagolítica de Janáček, seguramente inmejorable en la actualidad. Igualmente estuvo sensacional el barítono Svatopluk Sem como el guardabosques, que cantó con gran lirismo e intensidad dramática un papel presente durante la mayor parte de la ópera. Los demás cantantes, habituales todos en el Teatro Nacional de Brno, interpretaron los personajes comprimarios y otros roles de menor enjundia, estando a la altura tanto vocalmente como en la parte escénica, como bien nos tienen acostumbrados durante las distintas temporadas de ópera. 

La orquesta acompañó a los cantantes con moderación, pero a la vez con gran expresividad en quizás la partitura más sincera y emotiva de toda la producción lírica del compositor. La versión de la partitura utilizada en esta ocasión fue la preparada por el Dr. Jiří Zahrádka, como viene siendo habitual desde su publicación por Universal Edition en 2010. La dirección musical a cargo de Marko Ivanović mostró un gran respeto por la música de Janáček, lo que se tradujo en una interpretación de la ópera rica en matices y verdaderamente apasionada, totalmente dentro de esa tradición interpretativa janáčekiana que al menos en Brno consigue pervivir hasta nuestros días. 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.