Vox nostra resonat

Vox nostra resonet

Maruxa Baliñas

miércoles, 2 de enero de 2019
Cantares viejos y nuevos de Galicia © Dominio público

Entre los muchísimos aniversarios del 2019, presididos por el bicentenario de Clara Schumann, hay uno muy humilde protagonizado por nuestro editor, Xoán M. Carreira. En 1979, cuando su carrera como musicólogo apenas había comenzado, recibió el encargo del gobierno preautonómico de Galicia de escribir un librito de divulgación sobre la historia de la música gallega, que contaba con sólo dos precedentes remotos: la Galería biográfica de músicos gallegos (A Coruña, 1874) de José María Varela Silvari y la edición realizada por José Filgueira Valverde del Cancionero musical de Galicia (Madrid, 1942) compilado por Casto Sampedro y Folgar. Carreira escribió entonces 150 anos de música galega, con la colaboración del malogrado Manuel Balboa. El librito fue escrito con confesa vocación de provisionalidad, pero muy a pesar de sus autores se convirtió en una referencia bibliográfica casi única durante muchos años, hasta que apareció el primer volumen de la Historia de la música galega de Pilar Alén (Vigo, 1997), que cubría la etapa anterior a la narrada por Carreira (el segundo volumen ya no salió como tal, por la desaparición de la editorial).

Carreira se centró sólo en la música civil -no la religiosa, mucho más estudiada- entre la época isabelina y el propio año de edición, 1979, que era lo que le interesaba. Esta publicación se complementó con sus artículos en el diario semanal A nosa terra, donde realizaba breves biobibliografías de compositores gallegos. Muchos de esos artículos de A nosa terra fueron reelaborados con destino al Diccionario de la Música Española e Iberoamericana publicado por la SGAE entres 1999 y 2002 con tan notable retraso -casi diez años- que convirtió en obsoletos algunos artículos ya antes de su salida al mercado. Luego la carrera de Carreira se orientó hacia temas internacionales y, aunque siguió publicando ocasionalmente sobre música gallega y organizando diversos eventos, su discrepancia con las políticas culturales de Galicia y especialmente con la musicología académica que aquí se hacía le llevaron por otros derroteros. 

Pero ahora prepara su jubilación como funcionario público, y varias personas me han pedido que intente convencerle para que retome los temas gallegos, ahora ya no directamente como investigador, sino como impulsor y coordinador. La experiencia con Bajo la alfombra de Enrique Granados -54 artículos hasta ahora- nos ha permitido demostrar que se puede hacer musicología desde una publicación periodística. Además en los últimos años han surgido algunos investigadores con mucho que decir sobre la música gallega, algunos de los cuales no están consiguiendo la difusión que sus trabajos merecen. Y aunque Carreira es muy receloso -sobre todo porque está harto de que sus artículos sobre música gallega sean sistemáticamente plagiados [me pide que lo ponga así tal cual]- yo personalmente mantengo la ilusión de que desde Mundoclasico.com podamos contribuir a un mayor conocimiento y reflexión sobre la música en Galicia. 

¿Por qué el nombre de Vox nostra resonat? Pues porque es una mínima variación respecto a una asociación de musicólogos gallegos, Vox nostra resonet, que creamos hace más de diez años entre un grupo de amigos musicólogos, y aunque amigos lo seguimos siendo, musicológicamente poco hemos hecho, más allá de dos ediciones de unas preciosas jornadas en torno a Canuto Berea de las que ya nadie se acuerda. Y porque queremos hacernos oír, pero no desde una perspectiva nacionalista sino estudiando la música en Galicia como un capítulo de la música occidental, hemos elegido el latín para nuestro lema, con todo lo que tiene actualmente de utópica esta lengua. 

Fuera de la epistemología, los límites van a ser pocos. Aunque los siglos XIX-XXI van a tener obviamente mayor presencia, nos interesa toda la música hecha en Galicia o por músicos gallegos que residían en otras partes del mundo, e incluso aquella que aunque no esté vinculada directamente a Galicia nos ha afectado. Tenemos ganas de averiguar quiénes eran esos minstrels que ocasionalmente contagiaban a nuestros músicos gallegos en Europa, América o Australia con sus planteamientos tan poco convencionales. Nos interesan la Canción gallega de Ravel, la Danza gallega de Santiago de Murcia, o las Spanish Songs de Beethoven, por más que de gallegas tengan poco. 

Como verán, la serie aún no está muy clara. Cuando empezamos con Granados sabíamos muy bien lo que íbamos a hacer ... y el resultado se parece muy poco a lo que habíamos planeado. Ahora con Vox nostra resonat sabemos muy bien lo que queremos, pero no estamos muy seguros de dónde acabaremos. Humildemente espero que los resultados sean mejores que los de la asociación 'casi' homónima. Aunque ahora nuestra capacidad de ilusionarnos esté ya muy mermada por la edad y los desengaños, hemos elegido poner el verbo en presente activo, afirmativo y optimista (frente al imperativo/subjuntivo de 'resonet'). Y si fracasamos -cosa que con mi pesimismo habitual creo muy probable- por lo menos podremos decir que aún no nos hemos rendido y quisimos arriesgarnos. 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.