Argentina

A la medida de Yeni Delgado

José Mario Carrer

martes, 8 de enero de 2019
Salta, jueves, 13 de diciembre de 2018. Teatro Provincial. Solistas: Fernando Chalabe (tenor) y Eloy Notario (guitarra). Orquesta Sinfónica de Salta. Directora Maestra Yeni Delgado. Obertura de Ifigenia en Aulide de Cristoph Gluck (1714-1787). Obertura de Guillermo Tell de Gioacchino Rossini (1792-1868). Obras del folclore sinfónico de Gustavo Leguizamón, Hilda Herrera, Ramón Navarro, Daniel Toro y Fernando Chalabe con letras de Manuel Castilla, Antonio Nella Castro, Roberto Palmer, Ariel Petrocelli y Marcelo Sutti. Arreglos orquestales de Gustavo Spatocco y Obi Homer. Penúltimo concierto del año de la Orquesta Sinfónica de Salta

La ópera trágica Ifigenia en Aulide de Gluck no tuvo un estreno con éxito aunque luego pasó a ser la mejor de las escritas por el autor. Pero su obertura fue aclamada desde el principio. Hacía poco que se había iniciado el período clásico que luego fue dominado por Haydn y Mozart. Este compositor alemán pasó a la fama del conocimiento generalizado por sus aportes a la estructura de la ópera. Rompió con la idea del dominio del virtuosismo del cantante para poner a la música como base principal del texto argumental. Su música es dramática y expresiva, y la sorpresa: con él aparecen los primeros atisbos de la ópera con música sinfónica. 

Rossini fue un compositor prolífico, Sus casi cuarenta óperas ocupan el período 1810 a 1830 cuando se retiró cargado de honores, premios y dinero. Su última ópera es precisamente la relativa a la personalidad del patriota suizo Guillermo Tell. La obertura se abre con un solo de violonchelo en este caso a cargo de Eugenio Bucello que mostró su formidable técnica y sensibilidad para pintar musicalmente la belleza pastoril de los Alpes. Le sigue un desbordante pasaje de metales que reconoce el tormentoso antecedente de la “Heroica” de Beethoven, luego un interludio de maderas con lucimiento de Paula Daffra (corno ingles) para terminar con un largo y vigoroso espacio de tonos marciales alentando a los campesinos suizos a sublevarse contra los opresores austríacos.  

La segunda parte trajo un cambio drástico al repertorio. Llegaron al escenario en diferentes momentos Fernando Chalabe (tenor), Eloy Notario (guitarra) y Marcelo Sutti (contrabajo y poesías), tres salteños de alto nivel artístico. Fueron siete temas (Amores de la Vendimia, La Poncho Colorado, Chaya de los Pobres, El Seclanteño, Andes, Jaula y Paisaje) en los cuales el gran protagonista fue la impecable afinación de Chalabe quien vive en Buenos Aires y es contratado año tras año nada menos que por el Teatro Colón, que además compuso la música básica para los tres últimos temas de Marcelo Sutti, que en su faz literaria ha recibido merecidos premios. También destacable fue el acompañamiento del guitarrista Eloy Notario cuyo toque brindó la posibilidad de enlazar el lenguaje de la orquesta sinfónica con el sonido de nuestra tierra y por supuesto la lectura previa y el canto por Chalabe de esos tres sonetos, bellos, profundos, relatando la raigambre local, del ex integrante de la mencionada agrupación el admirado y querido Marcelo Sutti.

Todo ello fue adornado por los notables músicos Gustavo Spatocco y Obi Homer que construyeron los arreglos instrumentales para que la Orquesta Sinfónica de Salta entregara el marco adecuado para las citadas presencias bajo la batuta precisa, atenta y musical de la maestra Yeni Delgado, como se sabe, de origen cubano pero arraigada en nuestras costumbres, quien dejó claras evidencias no solo de su tránsito salteño sino de su innegable condición artística. 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.