Francia

La escenificación del homicidio primigenio

Gustavo Gabriel Otero

jueves, 7 de febrero de 2019
París, jueves, 24 de enero de 2019. Ópera Nacional de París. Palacio Garnier. Alessandro Scarlatti: Il primo omicidio, ovvero Caino. Oratorio con libreto de Antonio Ottoboni. Versión escenificada. Romeo Castellucci, escenografía, vestuario e iluminación. Piersandra Di Matteo y Christian Longchamp, dramaturgia. Producción escénica en coproducción con la Staatsoper under den Linden de Berlín y el Teatro Massimo de Palermo. Kristina Hammarström (Caín), Olivia Vermeulen (Abel), Birgitte Christensen (Eva), Thomas Walker (Adan), Benno Schachtner (voz de Dios), Robert Gleadow (voz de Lucifer). B’Rock Orchestra. Dirección musical: René Jacobs.
Castellucci: Il primo omicidio © Bernd Uhlig, 2018

Con excelencia musical, belleza visual y desequilibrios dramáticos la Ópera de París presentó, con carácter de estreno para esa sala, el oratorio Il primo omicidio de Alessandro Scarlatti. René Jacobs al frente de la B’Rock Orchestra logró dar el tinte justo a cada claroscuro de la partitura sin que decaiga la tensión en ningún momento. La orquesta, fundada en 2005, se plegó con excelencia a las indicaciones dinámicas del distinguido maestro.

De los cantantes sobresalió el Caín de Kristina Hammarström, sin dudas la gran protagonista de la obra, por su compenetración, timbre uniforme, variedad de dinámicas y entrega. Thomas Walker como Adán aportó una voz de bello timbre y emisión homogénea; Birgitte Christensen es una Eva conmovedora y apasionada; mientras que Olivia Vermeulen como Abel se muestra refinada y perfecta. Robert Gleadow dio profundidad a la voz de Lucifer mientras que el contratenor Benno Schachtner sólo fue correcto como la voz de Dios.

Formalmente nos encontramos con un oratorio en dos partes con una sucesión de recitativos y arias da capo, sin narrador ni coros, pero con inclusión de varios dúos. El oratorio desarrolla los versículos primero a decimoquinto del capítulo cuarto del Libro del Génesis, tras la expulsión de Adán y Eva del Edén, una vez que sus hijos Caín y Abel han alcanzado la edad adulta. 

La conocida historia bíblica convertida en oratorio -y de la mano de Castellucci casi en ópera- incluye los lamentos de Adán y de Eva por ser privados tanto ellos como sus hijos del paraíso terrenal, los sacrificios a Dios de los dos hermanos, el odio de Caín a su hermano Abel, el asesinato de Abel por parte de Caín, la sanción al primer homicida de vagar por la tierra hasta el fin de sus días, aborrecido por la humanidad, y la promesa de una nueva descendencia a los esposos Adan y Eva. 

Sin entrar en la discusión de si es necesario teatralizar un oratorio existiendo tantas óperas del mismo período concebidas para la escena, el trabajo de Romeo Castellucci lució más interesante y homogéneo en la primera parte que en la segunda. Así con fondos de colores, abstracción y movimientos mínimos se logró gran belleza visual en el primer acto. La concepción visual del segundo es más concreta y allí se ve un campo y el cielo estrellado. Pero así como cambia la concepción visual también la actoral y su dramaturgia. 

Todo muta con el asesinato de Abel por parte de Caín, ya que éste es escenificado como realizado por los personajes siendo niños. Allí aparecen como actores los miembros del Coro de Niños de la Ópera de París personificando a los seis personajes y al pueblo, éstos articulan el texto sin cantar o sea hacen inútiles mímicas cuando al personaje adulto le toca cantar. Ante el desdoblamiento de los personajes, los cantantes son trasladados al foso para interpretar sus partes mientras la escena es ocupada por los niños. 

Toda la poesía del inicio se pierde en este final más realista y con el inútil desdoblamiento de personajes. ¿Castellucci nos quiere decir que la violencia, el odio y la envidia ya están en los niños?

Excelente la iluminación del propio Castellucci y actual el vestuario: pantalones grises, camisa blanca para Abel y azul claro para Caín, sacos azules o grises para los otros tres protagonistas y un sencillo vestido oscuro para Eva.

En suma: una propuesta interesante, muy bien llevada a cabo en lo musical y con altibajos en lo visual.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.