Vox nostra resonat

Andrés Gaos & The invention of tradition (13). La década prodigiosa 1900-1909

Xoán M. Carreira

viernes, 21 de febrero de 2020
Gaos con Saint-Saëns y Alphonse Thibaud © Buenos Aires 1904 by Biblioteca de América USC

Entre 1880 y la Primera Guerra Mundial, bajo los sucesivos gobiernos del denominado Régimen conservador, Argentina experimentó un proceso de expansión económica, institucional, social y urbana que impulsó el desarrollo y modernización de la vida cotidiana. Una de las prioridades del Partido Autonomista Nacional (PAN) era la erradicación del analfabetismo, objetivo de la 'Ley de educación común, gratuita y obligatoria'* (1884). La implantación y desarrollo de esta Ley fueron lentos y sinuosos debido a la escasez de profesores habilitados para atender las demandas del nuevo sistema público de enseñanza, que incluía el canto coral y el dibujo. La formación de formadores se convirtió en un objetivo político primordial, motivo de los sucesivos decretos gubernativos de desarrollo de la ley de educación, como el de creación del Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires (1888)*

El Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires, el fracaso de una utopía

El decreto de creación del Conservatorio Nacional de Música designa como director a Juan Gutiérrez (Buenos Aires, ca 1840 - Buenos Aires, ca 1906)*, un músico formado en Europa que había regresado a Argentina en 1879, donde desarrolló una brillante carrera como pedagogo musical y compositor de música teatral y orquestal. Hermano del novelista Eduardo Gutiérrez (1851-1899), autor de Juan Moreira (1879-80), y de Ricardo Gutiérrez (1838-1896), pionero de la pediatría latinoamericana, con quienes compartía ideales utópicos, en su caso con la música como medio para mejorar la sociedad. 

No resulta casual entonces, que Juan Gutiérrez fuera elegido el primer director de aquel conservatorio. Él mismo en la introducción de su tratado de solfeo, relata que se había preparado en España como solfista, es decir como maestro de música vocal. Tal asignatura figuraba en los programas de la Escuela Normal de Paraná ya desde su fundación en 1870. Se seguía así una tendencia de vanguardia que había sido exitosa primero en las escuelas públicas de la ciudad de Boston y luego en toda la Unión. No debe olvidarse que el director y todo el claustro docente fundadores de esa escuela eran originarios de aquella ciudad norteamericana. En línea con esos objetivos, el Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, Juan Manuel Carballido elogia en la memoria elevada al Congreso Nacional en 1891, el funcionamiento del Conservatorio Nacional pues ha formado “[…] señoritas maestras de solfeo que ya están ejerciendo en escuelas nacionales y primarias dependientes del Consejo Nacional de Educación”.

Sin embargo, tal tarea se ve interrumpida por la crisis económica de 1890 y la posterior acción de Alberto Williams. En efecto, decepcionado al regreso de Europa por el desinterés de la sociedad porteña ante sus flamantes capacidades adquiridas en Francia como pianista y compositor, piensa abandonar la música ante lo cual su tío Amancio Alcorta, a la sazón ministro del ramo respectivo, le ofrece desplazar a Gutiérrez para colocarlo a él en su reemplazo. Williams rechaza el ofrecimiento y tiempo más tarde funda su propio conservatorio de gestión privada. Para constituir su claustro tienta a los profesores del Conservatorio Nacional a pasarse al suyo, quienes a su vez, aconsejan a sus alumnos seguirlos hacia la institución recién fundada. Casi inmediatamente su tío en un fugaz regreso al ministerio instituye el reconocimiento oficial de los títulos expedidos por el conservatorio de su sobrino. En una sola operación Williams vacía de profesores y alumnos el Conservatorio Nacional dirigido por Gutiérrez a quien, como el mismo Williams escribe “dejé con un palmo de narices” y se convierte en la única institución que otorgaba títulos oficiales de música, ya que el Conservatorio Nacional, así debilitado perdió esa facultad.

Esta circunstancia además de promover reflexiones sobre la ética de un personaje instalado hasta hace poco tiempo en la hagiografía musical argentina, generó una antinomia que llevó un siglo resolver. Pues el conservatorio de Williams encarnaba un paradigma de formación profesional del músico opuesta a la del de Gutiérrez. Su curriculum estaba inspirado en el del Conservatorio de París y por ello buscaba formar instrumentistas virtuosos y compositores, aunque el título que obtenían habilitaba a sus egresados a ejercer como maestros de música*

El Conservatorio Williams, mito y realidad

El Conservatorio de Música de Buenos Aires [CMBA] se estableció formalmente el 12 de marzo de 1893 en la calle Cangallo nº 1041, bajo la dirección compartida de Alberto Williams (1862-1952) y Edmundo Pallemaerts (1867-1945). En 1894 tenía 930 alumnos matriculados y al curso siguiente tenía una plantilla de 32 profesores que impartían 132 clases semanales. Un éxito que hizo necesaria la búsqueda de un edificio más amplio, por lo que en 1896 se inauguró la nueva sede en la calle Bartolomé Mitre nº 869* con Alberto Williams como director y propietario único, quien a partir de entonces inició una expansión de su empresa a Quilmes y otras ciudades argentinas. 

Alberto Williams. © Dominio público.Alberto Williams. © Dominio público.

En 1895 Gutiérrez y Pallemaerts plantearon una reclamación administrativa ante el gobierno contra el monopolio disfrutado por Williams en la concesión de titulos, Williams se personó como parte interesada en el expediente y demostró que dicho monopolio gozaba de los preceptivos avales institucionales. El conflicto fue resuelto mediante un decreto gubernativo que derogó el monopolio* sin afectar a las subvenciones públicas que recibía Williams pero no sus competidores, lo que creaba una evidente desigualdad. Al parecer dichas subvenciones fueron suspendidas hacia 1902.

Williams nombró secretario  del CMBA a Julián Aguirre (1868-1924) y contrató como profesores a algunos de los mejores músicos europeos afincados en Buenos Aires: el pianista Cayetano Argenziani*, Carlos Bustamante, la cantante Amanda Campodónico, el violista Luis Gorín, los chelistas Luigi Forino y Carlos Marchal*, Pietro Melani (1854-1900)*, Clementino del Ponte*, Pedro Ripari y Leopoldo Stiatessi*. Tras su regreso de España en el verano de 1900, Andrés Gaos y América Montenegro se incorporaron a ese claustro de profesores en calidad de encargados de las clases de violín de los chicos y de las chicas, respectivamente.

Conmemoración del centenario de Urquiza, 18 de octubre de 1901. © Dominio público.Conmemoración del centenario de Urquiza, 18 de octubre de 1901. © Dominio público.

No existen pruebas de que Williams les dispensase ningún reconocimiento como profesores de especial prestigio, pero existen indicios de que, a partir de 1901, Gaos empezó a disfrutar de la protección de Williams, como sucede en el caso del accesit que le fue concedido en el concurso de composición convocado con ocasión del centenario del primer presidente argentino, Justo José de Urquiza (1801-1870). 

Después de haber examinado una buena cantidad de composiciones literarias y musicales para el Himno a Urquiza, que aspiraban a los premios ofrecidos, los jurados han publicado su veredicto.

El autor del la letra del himno premiado, resultó ser el señor Horacio F. Rodríguez y el premio de la música fue adjudicado al joven compositor argentino señor F. J. Paolantonio. 

Los premios de doscientos pesos y diploma, y cien pesos y diploma, creados por la señora Sáenz Valiente y Srta. Urquiza, se entregaron a los Sres. Andrés Gaos y Enrique Biccochi, argentino también este último. El jurado que otorgó estos premios hallase compuesto por el doctor H. Leguizamón, y los señores J. Gutiérrez, A. Berutti y Alberto Williams*

No existe constancia de que el Himno a Urquiza de Gaos haya sido estrenado, los prolijos reportajes sobre la celebración del Centenario de Urquiza, que se prolongó varios días, no mencionan la interpretación de la obra, que nunca ha sido publicada*

Durante esta etapa nació Elisa Gaos Montenegro (Buenos Aires: 10 de mayo de 1902; Buenos Aires: 28 de mayo de 1987), tercera hija del matrimonio. A mediados de noviembre de 1902, Gaos y Montenegro ofrecieron un recital en el Prince George's Hall de Buenos Aires*.

El Teatro Odeón

La primera oportunidad importante que tuvo Gaos como compositor fue el estreno del Allegro para violín y orquesta (Buenos Aires: Teatro Odeón, 8 de mayo de 1903), interpretado por América Montenegro con la orquesta del teatro dirigida por Riccardo Furlotti* (Parma, 1860-Buenos Aires, 1920), una figura importante de la vida musical bonaerense en los años anteriores a la Primera guerra mundial. La obra no se publicó, no tenemos noticia de otras interpretaciones tras el estreno y la partitura está incompleta*

El momento culminante de la carrera violinística de Gaos fue su intervención como solista del estreno latinoamericano del Concierto para violín y orquesta nº 3 de Camille Saint-Saëns (Buenos Aires: Teatro Odeón, 29 de julio de 1904) bajo la dirección del compositor. Existen indicios de que Gaos y Saint-Saëns interpretaron este concierto en Rosario el 3 de agosto, en el Teatro Rivera Indarte de Córdoba el 5 de agosto, en Montevideo el 16 de agosto y, de nuevo en el Teatro Odeón el 19 de agosto*

En los dos números para violín y orquesta, sobre todo en el Concierto nº 3, el afinadísimo violín del Sr. Gaos resultó a la altura de la obra y de la ocasión, produciendo en el Andante, algo raras veces oido*.

Se trataba de la segunda visita de Saint-Saëns al Río de la Plata que, al igual que sus visitas de 1899 y 1916, debe enmarcarse en las estrategias geopolíticas francesas* por lo que tuvo una enorme repercusión en la prensa argentina y francesa. Saint-Saëns ofreció en Buenos Aires numerosos conciertos como organista, pianista y director, entre los que destacan los protagonizados por los profesores del CMBA de Williams, quien consideraba a Saint-Saëns como uno de los legítimos herederos de la gran tradición musical europea. A raiz de la estancia, en 1899, en Buenos Aires de Saint-Saëns, el CMBA había incorporado muchas de sus obras al repertorio didáctico del centro*.

No disponemos de ninguna cronología del Teatro Odeón, por lo cual no existe información sobre la actividad en el mismo del Cuarteto Gaos formado por Andrés Gaos y América Montenegro, Ricardo Rodríguez, viola, y Carlos Marchal, violoncello, ni del Klaviertrio formado por Andrés Gaos, Carlos Marchal y Julián Aguirre. Quizás sean Marchal y Aguirre los destinatarios de Humoresque para violoncello y piano*, una obra compuesta por Gaos en esta época sobre la que poseemos muy escasa información y que no ha sido publicada hasta 1989*.

Asimismo desconocemos los programas ofrecidos por Riccardo Furlotti con la orquesta del Teatro Odeón, posibles destinatarios de la Sinfonía en la menor y de la Suite a la antigua*, dos obras que parecen haber sido compuestas en Buenos Aires hacia 1903-1904 sin que sepamos nada sobre su génesis, producción ni estreno.

Durante esta etapa nació Andrés Gaos Montenegro (Buenos Aires: 1904), cuarto hijo del matrimonio y único varón. Autor y letrista de música popular urbana y colaborador de importantes grupos de tango, es el compositor de varias de las obras atribuidas convencionalmente a su padre, entre ellas la habanera erótica Couplet.

El primer Conservatorio Gaos

No conocemos la fecha de creación del primer Conservatorio Gaos ni las circunstancias que lo llevaron a independizarse del CMBA de Williams y abrir su propio centro en el número 1279 de la calle Cangallo de Buenos Aires. Es presumible que fuese en enero de 1905, animado por la visibilidad que le había proporcionado su colaboración con Saint-Saëns y por las posibilidades de negocio derivadas de la desaparición de las subvenciones públicas al CMBA. Hasta el momento toda la información que tenemos es una carta de Gaos a Eduardo Puig -gerente de Canuto Berea y Cia, la empresa musical de la familia materna de Gaos-, fechada en Buenos Aires el 17 de marzo de 1906 y escrita en tres cuartillas con el membrete de la Dirección del Conservatorio Gaos.

Mi querido Eduardo,

Escribí a Canuto* y nada … sin contestación. Te dirigí a ti una postal recuerdo de la tournée que acababa de realizar con Saint-Saëns y … nada, la misma respuesta de Canuto. Te dirijo esta simplemente para saludarte y para anunciarte el envío de algunas obras mías que trasladarás a Canuto para que se quede con ellas. Algunas están editadas en Berlín* y si crees que se pueden vender algunos ejemplares pídelos a dichas casas.

¿Qué es de tu vida? ¿Y Canutín que hace? La tía Anita*, Celia* y Carolina* están bien? ¿Se casó ya Celia? Todo esto deseo saber porque me tenéis a ciegas de lo que ahí pasa.

Mi conservatorio ha tomado un incremento colosal. Baste decirte que he eclipsado al Nacional* (gubernativo) a pesar de que allí es gratis y de que aquí pagan los alumnos una suma de $ 20 mensuales. He llegado a tener 500 alumnos cuya cifra va siempre en aumento y estoy en un local que es un verdadero palacio, con salón de conciertos inclusive. Puedes echar un cálculo aproximado de las entradas que para mi representa el Conservatorio, circunstancias que como es natural me hacen detenerme por estos países algo más tiempo del que pensaba. Pero en cambio dentro de poco podré vivir de mis rentas y tendré un Conservatorio que me produzca quizás más de lo que yo pueda gastar mensualmente.

Te comunico todas estas noticias porque se que os habréis de alegrar dado el cariño mutuo que nos profesamos.

Dile a Canuto que escriba. Abrazos a Manolo*, tía Anita, Celia, Carolina y Arias, y con efecto para tu gente te envía un estrecho y cariñoso apretón de manos tu antiguo amigo que te quiere

Andrés*

Llama la atención en esta carta cierta falta de empatía: parece como si Gaos preguntara por la familia por decoro y no con un interés auténtico. Es evidente que está muy desconectado de su familia gallega y tiene una información muy vaga de sus asuntos y le interesa mucho hablar de sus éxitos y ser reconocido por ellos. Esto demuestra una inseguridad probablemente debida a que su carrera de concertista -tan prometedora y exitosa en su infancia- se ha transformado en la de profesor y director de una escuela musical privada, que acaso no sea tan maravillosa en realidad. De hecho, no nos consta que Gaos llegara a enriquecerse con su conservatorio y el único rastro que queda de dicho conservatorio es esta carta. Aparece otro conflicto más, entre el éxito del que presume y su necesidad de regresar a una Europa que hasta ese momento le había negado el éxito que creía merecer. 

Al finalizar el curso 1909, la familia Gaos emprendió viaje de regreso a Europa, donde residirían hasta 1912.

En estos años de bonanza, Gaos seguirá componiendo pequeñas obras de música doméstica y canciones para los conciertos de su esposa. 

Aires gallegos op 22 para piano (Buenos Aires: Stéfani,1905), dedicados a Julián Aguirre.

Paix suprême op 30, romance pour chant et piano, sobre el poema Wandrers Nachtlied (1780) de Johann Wolfgang Goethe, dedicada a Mr. Camille Saint-Saëns, (Buenos Aires, manuscrito, ca 1905).

Sérénade pour chant et piano, sobre el poema Ständchen (1840) de Franz Theodor Kügler, (Buenos Aires: manuscrito, antes de 1909), posible estreno por América Montenegro y el maestro Luna, A Coruña: Teatro Principal, 4 de diciembre de 1909. 

Gurina y Cia

La relativamente abundante bibliografía sobre Alberto Williams apenas dedica atención a su actividad como director y propietario de Gurina y Cía Editores, una poderosa empresa en la que publicaba sus propias obras y las de otros profesores de su CMBA, así como de compositores argentinos y uruguayos, además de un abundantísimo material didáctico dirigido a los alumnos del CMBA. No conozco ningún estudio monográfico sobre esta editorial y ni siquiera he podido constatar la fecha de su creación a partir de los registros de propiedad industrial que, al menos, permiten datar algunos títulos del repertorio de Gurina, lo cual crea conflictos importantes con la datación habitual de las canciones y piezas pianísticas de Gaos que, aparentemente, fueron publicadas por Gurina entre siete y cuarenta y dos años después de su composición. Lo único evidente parece ser que Gaos publicó sus obras en Gurina entre 1920 y 1939.

La Primera sonata en la menor para violín y piano op 49 (Buenos Aires: Gurina  Cia, 1905) de Alberto Williams está dedicada a Andrés Gaos, sin que tengamos constancia de su estreno. Ninguno de los autores que ha recopilado el sorprendentemente menguado repertorio de Gaos menciona esta sonata, ni ninguna otra obra de Williams, lo cual resulta extraño pues es la única obra que le ha sido dedicada a Andrés Gaos. 

Notas

1. Ley 1420 de 1884, aprobada por el primer gobierno (12 de octubre de 1880-12 de octubre de 1886) del presidente Julio Argentino Roca (1843-1914).

2. Decreto de 15 de marzo de 1888, aprobado por el gobierno (12 de octubre de 1886 – 6 de agosto de 1890) del presidente de Miguel Ángel Juárez Celman (1844 -1909)

3. MASSONE, Manuel y OLMELLO, Oscar, “El Conservatorio Nacional de 1888. La Primera Fundación. En 4' 33" (2015): https://www.academia.edu/38424969/ElConservatorioNacionalDe1888LaPrimeraFundaci%C3%B3n.pdf, consultado el 13 de febrero de 2020.

4. MASSONE, Manuel y OLMELLO, Oscar, "El Conservatorio Nacional de 1888 y el Conservatorio Williams. Senderos que se bifurcan en la educación musical argentina", https://www.aamusicologia.org.ar/el-conservatorio-nacional-de-1888-y-el-conservatorio-williams-senderos-que-se-bifurcan-en-la-educacion-musical-argentina/, consultado el 13 de febrero de 2020.

5. PICKENHAYN, Jorge O., "Alberto Williams", Buenos Aires: Ediciones Culturales Argentinas, 1979, p 42-43. Sin ISBN

6. MASSONE, Manuel y OLMELLO, Oscar, “El Conservatorio Nacional de 1888. La Primera Fundación. En 4' 33" (2015): https://www.academia.edu/38424969/ElConservatorioNacionalDe1888LaPrimeraFundaci%C3%B3n.pdf, consultado el 13 de febrero de 2020.

7. Cayetano Argenziani, llegó a Buenos Aires en 1902 y se tituló en 1907 en el CMBA donde fue alumno de piano de Carlos Bustamante, desarrolló su labor docente principalmente en la sucursal del CMBA en La Plata. Fue profesor de Alberto Ginastera.

8. Carlos Marchal (Bélgica, 1867-Buenos Aires, 1946), violonchelista y arreglista musical, muy activo como cuartetista y músico de cámara. Fue profesor del compositor Carlos Olivares.

9. Pietro Melani (Italia, 1854-Buenos Aires, 1900), violinista y director de orquesta afincado en Buenos Aires ca 1881. Alumno de Joachim, fue concertino y director de las principales orquestas de la ciudad. GIMÉNEZ, Alberto Emilio y SALA, Juan Andrés, 'La interpretación musical II (De 1876-1925)', en "Historia general del Arte en Argentina" Vol 6, Buenos Aires: Academia Nacional de Bellas Artes, 1988, pp 39 y 43. ISBN: 950-612-026-9. Melani fue profesor de Constantino Gaito, Juan Bautista Massa y Pascual De Rogatis, entre otras figuras emblemáticas de la música argentina.

10. Clementino del Ponte (16 de octubre de 1858, Torino, 25 de diciembre de 1914). Pianista y compositor asentado en Argentina ca 1878-79. FURMAN SCHLEIFER, Martha y GALVÁN Gary, "Latin American Classical Composers: A Biographical Dictionary", Lanham, Maryland: Rowman & Littlefield Publishers, 2016, p 172. ISBN 978-0-8108-8870-8 Su hija Margarita del Ponte se casó con Julián Aguirre, secretario del Conservatorio Williams.

11. Leopoldo Stiattessi, maestro de canto y pianista acompañante, asentado en Argentina en 1889. Entre sus alumnos ilustres se cuenta el tenor Florencio Constantino (Ortuella, 1868-Ciudad de México, 1919).

12. "Caras y caretas", Año IV, nº 157. Buenos Aires, 5 de octubre de 1901, p 68

13. "Caras y caretas", Año IV, nº 161. Buenos Aires, 2 de noviembre de 1901, pp 42-45

14. "El Heraldo de Madrid", 13 de noviembre de 1902, p 4

15. CETRÁNGOLO, Annibale, Ópera e identidad en el encuentro migratorio. El melodrama italiano en Argentina entre 1880 y 1920, Tesis doctoral presentada en la Universidad de Valladolid y defendida por el Dr. Enrique Cámara de Landa, 2010

16. TRILLO, Joam, "Fantasía para violino e orquestra op 24 de Andrés Gaos", Santiago de Compostela: Xunta de Galicia, 1993. ISBN 978-84-453-0580-5. Se trata de una recomposición del "Allegro para violín y orquesta" de Gaos.

17. VALENTI Ferro, Enzo, "100 Años de Música en Buenos Aires", Buenos Aires: Ediciones de Arte Gagliamone, 1992, p 33

18. "La Nación", Buenos Aires, 15 de agosto de 1904. Citado por Valenti Ferro, p 27

19. LETEURÉ Stéphane, Camille Saint-Saëns et la politique de 1870 à 1921, Paris: Vrin, 2014

20. LETEURÉ Stéphane, Camille Saint-Saëns, le compositeur globe-trotter, Venecia: Actes Sud / Palazzetto Bru Zane, 2017

21. SOTO VISO, Margarita y CARREIRA, Xoán M., 'Dos piezas para violoncello y piano de Andrés Gaos Berea (1874-1959)', en "Revista de Musicología" VI (1983), pp 521-528

22. CARREIRA, Xoán M., 'Aproximación crítica al músico Andrés Gaos (1874-1959), en "Revista da Comisión Galega do Quinto Centenario" VII (Santiago de Compostela: 1990), pp 233-313: 277-289

23. GAOS BEREA, Andrés, "Suite a la antigua para orquesta de cuerdas", A Coruña: Orquesta Sinfónica de Galicia, 1994, Edición de Xoán M. Carreira. La "Suite" es un arreglo para orquesta de cuerdas de los tres primeros movimientos de las "Miniatures" op 23 para piano (Montevideo: Ediciones Mosqués, 1898)

24. Canuto Berea Rodrigo (A Coruña, 1874; Barcelona, 1935). Concertista de piano, alumno de Raoul Pugno en el Conservatorio de París. Primo de Andrés Gaos Berea y de su misma edad.

25. Se trata de la 'Habanera para violín y piano' de Andrés Gaos (Berlin: Ries & Erler, ca 1900)

26. Ana Rodrigo García (A Coruña, 1847; ¿?). Esposa del músico Canuto Berea Rodríguez, madre de Canuto Berea Rodrigo y tía de Andrés Gaos Berea.

27. Celia Berea Rodrígo (A Coruña 1873-¿?). Hija de Ana Rodrigo García y prima de Andrés Gaos Berea.

28. Carolina Berea Rodríguez (A Coruña ¿?-¿?). Tía de Andrés Gaos Berea.

29. No se comprende bien a qué centro se refiere Gaos, probablemente al CMBA de Williams, que era privado. Tras la desaparición del Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires, en Argentina no existió un Conservatorio "gubernativo" hasta 1924.

30. Manuel Berea Rodríguez (A Coruña, 1840-¿?), profesor de la Escuela de Bellas Artes de A Coruña. Tío de Andrés Gaos Berea

31. Biblioteca Pública Provincial de la Diputación de A Coruña. AB 50 G

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.